Ambiente y Extractivismo|Noticias Destacadas

Pueblo Tawahka en peligro de extinción, reprende a autoridades por negligencia

Pueblo Tawahka, en peligro de extinción

Compartir

Redacción: Marcia Perdomo

Foto portada: cronica.com.mx

Tegucigalpa.- “Los Tawahkas estamos en peligro de extinción. Solo somos 3,500 Tawahkas, un pueblo que era mayoritario antes de la colonia, antes de la conquista. Pero hoy solo somos 3,500 Tawahkas”, declaró Inés Ordóñez Salinas ante la emergencia que enfrenta su pueblo por lo que él denomina la avaricia de empresas nacionales y transnacionales, con el beneplácito del gobierno.

Ordóñez Salinas reclamó a diputados del Congreso Nacional y funcionarios del Poder Ejecutivo, presentes en el Foro Nacional por la Adhesión al Acuerdo de Escazú, el papel que han jugado en beneficiar a extranjeros en proyectos extractivistas que han costado caro a las naciones originarias.

“Sería una injusticia, señores, que ustedes teniendo en sus manos las leyes para aplicar y que un pueblo sea exterminado por el mismo hombre, por el mismo sistema”, declaró en el evento organizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, por sus siglas en inglés).

Noticia relacionada: Pueblos indígenas de Honduras exigen al Estado que se adhiera al Acuerdo de Escazú

Además, les recordó “a las autoridades, a los padres de la patria, a las instituciones y al gobierno” que no irán al cielo exterminando a un pueblo en pleno siglo XXI, en alusión a las raíces cristianas que tanto pregonan desde los diferentes espacios del Estado pero que no llega a concretarse en acciones de justicia.

Inés Ordóñez Salinas del pueblo Tawahka

Ejemplifico, este extremo con la destrucción de la Biósfera Tawahka Asangni a manos de los gobiernos e instituciones que no se responsabilizan por aplicar las leyes. Además, relató que el proyecto hidroeléctrico Patuca III fue letal y violatorio a los derechos de los pueblos al no haberse realizado una Consulta Previa Libre e Informada (CPLI) y como consecuencia hoy amenaza las áreas protegidas del nororiente de Honduras.

Ordóñez Salinas les recordó a los funcionarios y diputados presentes el mandato del artículo 346 de la Constitución de la República de Honduras: “Es deber del Estado dictar medidas de protección de los derechos e intereses de las comunidades indígenas existentes en el país, especialmente de las tierras y bosques donde estuvieren asentadas”.

Remarcó que muchos tienen varios períodos y hasta décadas de ser diputados al Congreso Nacional pero nunca han leído ese artículo en la Constitución de la República.

“No los estoy regañando, no estoy enojado, pero esa es mi manera de expresar porque los pueblos originarios no somos hipócritas, no somos diplomáticos, no somos políticos para decir las cosas con amor, nosotros decimos lo que es”, aseguró.

Cuestionó que el año pasado se celebró el bicentenario de la independencia con las élites y no con los pueblos originarios y que el Estado prefiere trabajar a favor de los que tienen riqueza en monedas y no quienes tienen los bosques, los ríos y la tierra.

Expuso que nadie ha prestado atención al decreto 157-99 que denomina como área protegida la reserva Biosfera Tawahka Asangni, ni a la carretera ilegal que va de Dulce Nombre de Culmí hacia las comunidades Tawahka.

Lea también: Ministro de MiAmbiente quedó como mentiroso al no destruir carretera que devasta La Mosquitia

Reclamó que en estos eventos relacionados al cambio climático se pone el énfasis en la naturaleza y los eventos naturales, pero nunca sobre quienes son responsables de legislar, sobre quienes aprueban decretos ejecutivos en Consejo de Ministros (PCM) y quienes tienen la responsabilidad de aplicar las leyes.

“No cumplen [la ley] y lo que hacen es culpar a la naturaleza. ¿Por qué no revisamos nuestra conducta, nuestra actitud, nuestra avaricia? ¿Por qué? Sino que le echamos la culpa a la naturaleza”, subrayó. Al tiempo que agregó que “no necesitamos tanta avaricia, tantas cosas para vivir. El mundo no es de nadie, el mundo es de la generación que viene”.

En el mismo evento, el integrante de la Federación de Tribus Indígenas Pech de Honduras (Fetriph), Valentín Hernández, denunció que la conservación ambiental implantada por el Estado a través de la militarización, castiga a las poblaciones originarias por subsistir mientras permite la ganadería extensiva y la cacería indiscriminada.

Conozca más: Restricciones en Biósfera del Río Plátano solo castigan a pueblos indígenas

Un comentario en “Pueblo Tawahka en peligro de extinción, reprende a autoridades por negligencia

  1. Mas claro el agua limpia

    Porque hablar de agua, de por si ya es un problema.

    Con cuanta razón se expresan los hermanos indígenas.

    Ya lo comentamos en anteriores participaciones en este medio.

    Hemos visitado las aldeas de este Rio.

    La pobreza extrema, la falta de visión amplia y futurista, el abandono institucional (educación de mala calidad, sin aplicar medidas correctivas a unos profesionales mediocres que se dicen maestros o médicos, en verdad, NO AMAN a los pueblos donde trabajan, incluso siendo nativos, tal como nos expreso un amigo misquito en nuestra ultima visita:

    «Los maestros (en su mayoría, hay excepciones), solo buscan el sueldo, no aman a su pueblo, si, claro, cuando hablan en publico lo hacen como pequeños políticos, mostrando y queriendo convencer de que ellos hacen todo lo posible, pero son las familias la culpa de la mala educación»

    y me replico a continuación:

    «mire amigo, dicen que la culpa es nosotros los padres de familia, ¿culpa de que? de haber nacido acá, de hablar otra lengua, de tener una cultura diferente, ¿es esta es nuestra culpa?, claro ellos para estudiar, vivieron en Tegucigalpa allí aprendieron a mirarnos por debajo de ellos, hoy no quieren enseñar en nuestra lengua, para que dicen!. Y a sus hijos los mandan a estudia a Tegucigalpa, luego cuando vienen ya no son miskitos».

    «Sabe que falsificaron notas de lengua miskita, asignatura que nunca dieron!. Queremos que nuestros hijos e hijas aprendan a leer y escribir en nuestra lengua, al menos desde kinder a segundo o tercero de primaria, allí que continúen en español, asi tendremos a nuestros hijos preparados y en competencia con el resto de niños y niñas del honduras»

    «No hablemos de la enfermedad, hasta da pena mencionar como esta todo de abandonado!, si mi esposa va al centro o al hospital, o no hay medicinas o la envían a Tegucigalpa, lo único que hacen es escribir una referencia, esto si, al menos a una le entregan una referencia a otro centro, claro y quien paga el transporte y los gastos de viajar varios días ausentándose de casa».

    Bien, es un extracto resumido y adaptado a lo que nos han expresado en lengua española visitando comunidades el Río Patuca.

    Triste realidad, que con el actual gobierno, de momento no hay mucha esperanza de cambio, no mencionamos lo peor que ya paso en los 8 años de Juan Orlando.

    No termina aquí:

    En Gracias a Dios, todas las alcaldías están en manos de Nacionalistas y narcos, es una de las conclusiones, nada va a cambiar!.

    «Aunque haya militares en todos los municipios, tal como ya se ha mencionado otras veces, nadie sabe lo que hacen, aparte de retenes como si estuviéramos en guerra.
    Y a pesar de los retenes, la cocaina, nos dijeron los nativos, sigue llegando y pasando y hasta ya tenemos drogadictos entre nosotros».

    Extracto de conversaciones a lo largo de dos años de conversas y llamadas telefonicas.

    Y solo es una muestra.
    «Y de las tierras, hasta muertos hemos tenido, ahora nuestros hermanos han aprendido que la tierra es dinero, asi que algunos que se creen muy vivos, venden lo que tienen y lo ajeno!. Las tierras estan pasando a manos de forasteros llegados a nuestros lugares para deforestar y hacer potreros o para revender a 10 veces mas de lo que le costó!.»

    Hasta ha habido muertes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.