Proceso electoral primario no presenta garantías y fantasma de reelección de JOH persiste

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 

Tegucigalpa.- La empresa Minsait Indra anunció que se retira de ser proveedor del Consejo Nacional Electoral (CNE) porque considera que ya no hay tiempo para un proceso electoral primario lleno de garantías y no quiere perder su prestigio de muchos años en un proceso viciado.

En su carta de renuncia Minsait señala que, “Dicha decisión está basada en que, iniciado el mes de enero del 2021, consideramos un plazo temporal insuficiente para que podamos garantizar una calidad del servicio en el proceso electoral del 14 de marzo”

Noticia relacionada Compañía proveedora del CNE considera que no hay garantía de calidad para elecciones internas

 

cierre de 20% de Mipymes en Honduras

Para el analista Tomás Andino, la renuncia de esta empresa es un indicador más que el proceso electoral primario de marzo de este año y el general de noviembre se van a realizar en condiciones irregulares e inciertas.

El hecho que una empresa como Indra que, es una de las empresas españolas poderosas con muchas filiales y amplia experiencia en temas electorales, haya dicho que a estas alturas no se puede garantizar un proceso de calidad ni confiable, es realmente una alarma que debería hacer reflexionar a la clase política sobre el rol que deben jugar en este próximo proceso, dijo a Criterio.hn Tomás Andino.

Andino agregó que,  se está gastando mucho dinero en estas elecciones y no se está dando un producto de calidad. Esta renuncia se suma a las múltiples denuncias que hay de irregularidades en el enrolamiento y en la construcción del nuevo censo, el cual no estará listo para la fecha prevista.

A todo esto, hay que agregar, señaló Andino, una pandemia que, de manera consciente, no es atendida por el gobierno para generar que el gobierno pueda tomar control de la situación política ya a la altura del mes de marzo.

El tiempo corre a favor de la estrategia gubernamental de imponerse en las elecciones primarias con una candidatura, muy probablemente del mismo mandatario, y en contra de los sectores de oposición y de los partidos políticos tanto en las primarias como en las generales.

A criterio del sociólogo y analista Eugenio Sosa, el retiro de esta empresa refleja dos puntos importantes: el primero es que este es un proceso electoral primario que se ha montado sobre una gran cantidad de procesos inconclusos, que no se sabe si se van a lograr los resultados esperados y tampoco se sabe cuál será la calidad de estos y que deja a pregunta de hasta que punto van a garantizar una elección transparente y limpia.

Ley de Secretos

Sosa apuntó que faltan unos 70 días para las elecciones primarias y nadie tiene aún su nueva tarjeta de identidad.

Luego se habla de una hibridez entre votar con la nueva tarjeta y con la vieja identidad lo que deja claro la aparición de irregularidades.

Vamos a un proceso electoral sin un censo totalmente depurado que presenta un alto nivel de inconsistencias. Se habla de un 45% de inconsistencias lo que demuestra que estamos en condiciones inconclusas, sin resultados ni garantías claras.

A esto hay que sumarle la no existencia de la nueva Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas que llevarán al país a una elección con la vieja ley llena de vicios y problemas, producto de la incapacidad de los políticos que no se han puesto de acuerdo para crear y aprobar una ley moderna que garantice la democracia en Honduras.

La retirada de la empresa calza perfectamente en estas irregularidades y nuevamente estamos en soluciones tecnológicas inconclusas, por lo tanto, soluciones inciertas y dudas sobre la validez de las elecciones.

Sosa también es del criterio que, con tanta incertidumbre, el fantasma de que Juan Hernández aparezca con una nueva reelección ilegal cobra más fuerza.

Por su parte el abogado y analista político, Raúl Pineda Alvarado, dijo a Criterio.hn que evidentemente hay un grupo pequeño que pretende torpedear el proceso electoral, pero esta decisión de la empresa en modo alguno va a afectar la decisión del Consejo Nacional Electoral para que el proceso se desarrolle con alguna normalidad.

Simple y sencillamente esto es parte de una campaña, pudieron haberse retirado sin hacer ningún tipo de publicidad y esa publicidad solo pretende deslegitimar el proceso.

Obviamente quien está en el poder no pretende abandonarlo, y eso nos lleva a la conclusión que el grupo cercano al presidente es quien esta boicoteando el proceso electoral y de identificación, para crearle la posibilidad de quedarse o presentarse a una nueva reelección ilegal.

El retiro de Minsait Indra como proveedor del Consejo Nacional Electoral (CNE) en servicios de tecnología para el proceso electoral primario, refleja lo que muchos sectores han venido señalando en relación con la no existencia de condiciones adecuadas para ir a un proceso electoral primario o general, dijo el doctor en derechos humanos y analista nacional, Joaquín Mejía Rivera.

Las reglas del juego siguen siendo las mismas que han sido en las elecciones después del golpe de Estado, en las elecciones del 2013 y en las elecciones del 2017, agregó Mejía.

Un comentario en “Proceso electoral primario no presenta garantías y fantasma de reelección de JOH persiste

  • el enero 4, 2021 a las 11:26 am
    Permalink

    Náuseabundo proceso electoral, otro ingrediente en este remedo de democracia e institucionalidad…

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.