Nación.

En primeras 72 horas se debió entregar informe sobre asesinato de Berta Cáceres: Dennis Castro Bobadilla

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-El reconocido médico forense hondureño, Dennis Castro Bobadilla, cuestionó este lunes la lentitud con la que se está manejando la investigación sobre el asesinato de la líder indígena y ambientalista Berta Cáceres.

Castro Bobadilla dijo que la Dirección de Medicina Forense debió entregar el informe forense entre las primeras 72 horas o en un máximo de 100 horas después del asesinato. Hecho ocurrido el pasado 3 de marzo en la ciudad de La Esperanza, Intibucá.

El médico forense señaló que tomando en consideración la tardanza con la que se trabaja en Honduras,  lo más que se puede demorar es el estudio del ADN, que se puede llevar hasta tres semanas, aunque en otros países se hace en un máximo de tres días.

Aclaró que la prueba del ADN es para detectar al autor material del crimen, pero que en las primeras 72 horas se debió haber detenido a alguien con sus respectivas hipótesis.

En el caso de Berta, dijo, ya van cerca de cinco semanas y aún no se tienen acciones de judicialización.

FALENCIAS

Para el médico forense el proceso de investigación está lleno de falencias porque la escena se contaminó por la Policía Nacional Preventiva.

En la imagen se observa a un elemento de la Policía Nacional, con su uniforme cotidiano y con la vestimenta adecuada.
En la imagen se observa a un elemento de la Policía Nacional, con su uniforme cotidiano y con la vestimenta adecuada.

En ese sentido lamentó que quienes ingresaron a la escena del crimen no hayan portado la vestimenta adecuada y no hayan realizado los procesos que en medicina forense se requieren.

Asimismo cuestionó que el cuerpo de la víctima haya sido sacado de la escena del crimen de una forma arcaica y retardada, cuando se pudo haber hecho uso del equipo tecnológico con el que cuenta la Dirección de Medica Forense y para el cual el Estado hondureño ha erogado millonarias sumas de dinero.

A juicio de Castro Bobadilla, el cuerpo de Cáceres debió ser   evaluado en la ciudad de La Esperanza y evitar ser envuelto en bolsas pláticas, ya que con esta práctica se borró gran parte de la evidencia.

Otro de los puntos que refutó es el hecho que hasta el día de hoy la puerta de la casa de Cáceres siga en el mismo lugar cuando debió ser extraída para ser analizada, ya que se supone que es una pieza de convicción porque la víctima, aparentemente, luchó para no dejar entrar a quién o a quiénes la ejecutaron.

Según el experto forense, la puerta tiene una riqueza de huellas dactilares que pueden conducir al autor material.

En esta imagen se muestra la manera correcta de cómo se debe realizar una investigación forense.
En esta imagen se muestra la manera correcta de cómo se debe realizar una investigación forense.

HIPÓTESIS

Por otra parte, manifestó que como médico forense descarta la hipótesis de un crimen pasional porque no hay nada en el grupo familiar que le indique que esa podría ser una causal. No obstante dijo que no se debe descartar que el crimen tenga relación con la defensa al medioambiente que libró la víctima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.