Presidente del Congreso Nacional conforma comisión para reglamentar votación de la CSJ

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Haciendo a un lado la votación secreta que había anunciado ayer para elegir a los magistrados a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el  presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, integró la noche de este martes una comisión multipartidaria para que elabore un reglamento que defina el mecanismo de votación de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La comisión quedó integrada por Mario Pérez, del Partido Nacional; Manuel Zelaya, Libre;  Ana Joselina Fortín, PAC;  Gabriela Núñez Liberal; (Augusto Cruz Asensio, DC y  Yenny Murillo, disidente de Libre y ahora integrada a la llamada bancada independiente afín al Partido Nacional.

«Esta situación es inédita, se trata de mostrar madurez y compromiso con Honduras para tener un reglamento de decreto a fin de votar con tranquilidad», explicó Oliva.

En una acción petulante, el presidente del Legislativo, se jactó que bien pudo impulsar una iniciativa a título personal para definir un mecanismo, pero para democratizar el proceso nombró la comisión multipartidaria.

El diputado nacionalista, Celín Discua, apuntó que la comisión trabajará en hacer una reglamentación para definir el mecanismo y llevar a cabo la votación secreta, luego que el pasado lunes no se logrará reunir los 86 votos que se requerían  para elegir a los nuevos magistrados.

Al no haberse logrado la elección, el artículo 311 de la Carta Magna establece que en caso de no lograrse la mayoría calificada (86 votos) para la elección de la nómina completa de los Magistrados, se efectuará votación directa y secreta para elegir individualmente los magistrados que faltaren, tantas veces como sea necesario, hasta lograr el voto favorable de las dos terceras partes.

Lo estipulado en la Constitución está siendo utilizado por el oficialismo para meter miedo a la oposición, sin tomar en cuenta que el derecho a la secretividad es personal de cada diputado por lo que están en la libertad de hacerlo público y contribuir con la transparencia en un país tan cuestionado por la opacidad que ha fomentado los altos niveles de corrupción e impunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.