Logo Cirterio.hn blanco

Preocupa a la CIDH la exclusión de la niñez hondureña del sistema educativo

De acuerdo con Unicef cerca de dos millones de niños y niñas están fuera del sistema educativo nacional

Tegucigalpa, Honduras. – La educación es un derecho humano fundamental, catalogado como una alternativa para salir de la pobreza, sin embargo, no todos tienen acceso a la educación; las razones varían desde el poco acceso económico, largas distancias para llegar al centro escolar, el trabajo infantil y la migración además de políticas públicas para contrarrestar el abandono del sistema escolar.

Recientemente en la visita “in loco” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como parte de las observaciones preliminares mencionó que aproximadamente la mitad de la niñez en edad escolar se encuentra excluida del sistema educativo.

“A pesar de que el ejercicio del derecho a la educación facilita la salida de la pobreza intergeneracional, se presentan altos índices de deserción y abandono escolar”, indica el informe presentado por la comisión de la CIDH al término de su visita el pasado 28 de abril de 2023.

De acuerdo con La Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), más de 1 millón de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), continúan sin acceso a la educación en Honduras.

Sólo en el 2022, un millón 64 mil 993 NNA están fuera del sistema educativo, un sistema que presenta problemas en la infraestructura escolar, falta de docentes y autoridades educativas cuestionadas por su labor dentro de la Secretaría de Educación.

Lea También: Deserción escolar impacta en los índices de pobreza y desempleo en Honduras

LA EDUCACIÓN ES UN DERECHO

La declaración universal de los derechos humanos incluye a la educación como un derecho fundamental y al Estado como garante, Honduras al ser un país signatario está en la obligación de cumplir con este mandato universal.

Héctor Espinal, vocero de Unicef

Sin embargo, Héctor Espinal, vocero del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Honduras, aproximadamente 1.3 millones de niñas y niños están en la escuela de 3 millones que deben estar en los centros educativos.

De acuerdo con Espinal, “tenemos cerca de dos millones de niños fuera de la escuela, ese es un problema grave”, destacó.

Una de las problemáticas que afianzó la deserción escolar fue la crisis mundial de la pandemia de la Covid- 19, ya que, con el cierre de los centros educativos y la virtualidad, muchos niños y niñas se vieron obligados a abandonar el sistema educativo por no contar con acceso a internet ni a la tecnología.

Según el Banco Mundial, para el 2020 sólo el 42% de la población tenía acceso a internet.

Para Dennis Cáceres, director de Educación de la ASJ, antes de la pandemia “siempre hubo un millón de niños y niñas excluidos del sistema educativo”. Pero, durante la pandemia se registraron 200 mil estudiantes que desertaron y en este momento el acumulado es de un millón 300 mil estudiantes de 3 a 17 años en edad escolar.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), señala que, en el mundo, 244 millones de niños y jóvenes siguen sin escolarización por razones sociales, económicas o culturales. Esto impacta en el desarrollo psicosocial y además permite que se vulneren otros derechos fundamentales.

Lea También: Educación: más allá del discurso de matrícula gratis

CAUSAS DE LA EXCLUSIÓN ESCOLAR

La CIDH destaca en sus observaciones preliminares que, en Honduras la desigualdad y la pobreza son factores transversales que limitan el disfrute de los derechos humanos en el país.

Percibiendo la pobreza como un problema estructural, de acuerdo con analistas es de los principales factores que alimentan la exclusión escolar. Los niveles de pobreza alcanzan al 73% de la población, mientras que la pobreza extrema al 54%.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) el 84% de la niñez de 0 a 17 años se encuentra en situación de pobreza y un 65% en pobreza extrema. Estos datos aportan en el análisis de las causas de la deserción escolar y del aumento del trabajo infantil en Honduras que alcanza al 44.7% de niños y niñas de 5 a 17 años.

Dennis Cáceres, director de Educación de la ASJ

En ese sentido, Dennis Cáceres. Señaló en entrevista con Criterio.hn, que del millón 300 mil estudiantes fuera del sistema educativo, “hay unos 600 mil estudiantes excluidos por razones de pobreza”.

Además, añadió que un 30% de estudiantes no están interesados en continuar en el sistema educativo, problemática que se agrava ya que ni los padres y madres tienen ese interés.

“El Estado tiene que buscar una forma de cómo incentivar a los padres a los alumnos a que regresen al sistema educativo, (…) si usted quiere que los estudiantes regresen a los centros educativos, hay que poner comida dentro de la escuela, útiles y alguna beca especial para los estudiantes más pobres que definitivamente se habían retirado por razones de pobreza”, sugirió.

De acuerdo con Unicef, los niños y niñas de los grupos con mayor nivel de exclusión de la cobertura educativa son los que viven en la zona rural que representan el 48.7 por %, los que tienen entre 3 y 5 años que son el 65%, además incluye al 55.1 % de adolescentes de entre 12 y al 74.6%de adolescentes entre 14 y 15 a 17 años de edad.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

comparte:

Más publicaciones

Anuncio terra te impulsa