Noticias Destacadas|Opinion

Preguntas a Xiomara Castro a propósito del discurso en la ONU

Compartir

Por: Irma Becerra*

Como la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, se dirigió en su discurso en las Naciones Unidas del 20 de septiembre de 2022, a los ciudadanos del mundo, nos hemos tomado la libertad de analizar su discurso y tenemos ciertas interrogantes que plantearle.

Por un lado, afirma acertadamente que la “democracia electoral no es suficiente para obtener el bienestar material y espiritual de nuestro pueblo”; mientras que, por otro lado, nos habla de crear “un modelo económico alternativo profundamente soberano”, sin especificar si ello se realizará por la vía de la participación democrática o ¿por qué vía concreta?

De otra parte, no nos dice si Honduras creará ese modelo económico alternativo al margen de la comunidad internacional porque califica a ésta última como “dictadura monetaria” impuesta por los países “que se creen civilizados”. De hecho solo habla de “rechazar” esta dictadura internacional pero no de cortar con ella, por lo que no comprendemos ¿cómo? se va a construir el modelo económico alternativo profundamente soberano sin cortar relaciones con Estados Unidos de América, país que de hecho controla nuestra soberanía y la de toda América Latina. ¿Está pensando la presidenta en la vía de la autarquía? Y, además, ¿cómo se va a construir ese modelo si la democracia electoral no es suficiente? ¿Acaso por la vía de las armas? ¿Cómo será, entonces, nuestra verdadera independencia, si la de 1821 y la de 1823 se realizaron sin derramamientos de sangre y por la vía pacífica?

La presidenta también dijo que los trece años de dictadura fueron tutelados por la comunidad internacional que se mostraron complacientes con el fraude, pero ¿por qué no aclaró que el partido LIBRE no logró demostrar con pruebas contundentes a la comunidad internacional acerca del fraude electoral sino que terminaron aceptándolo? ¿Por qué no lucharon hasta el final? ¿Por qué la presidenta no reconoció el error de la que hoy se llama Izquierda Radical, de no lograr unificar al movimiento popular y obrero en una lucha masiva contra la dictadura de Juan Orlando Hernández y sus secuaces, contra la represión y la opresión? ¿Por qué no reconocer que los miembros de la Izquierda Radical poseían solo tácticas callejeras, pero carecían de estrategias a largo plazo que nos unieran a todos los hondureños y hondureñas en la defensa del país? De hecho, esta mal llamada izquierda se unió hasta el último momento en los dos procesos electorales de 2017 y 2021 con un solo candidato y una sola candidata debido a la presión del pueblo porque estaban todos divididos en más de 12 grupos, facciones y tendencias internas, cada uno con su líder y candidato propio.

Y en este discurso, la presidenta vuelve a hablar solamente en representación de el grupo más radical de LIBRE, la alianza liberal-trotskista, pero no en representación de todos los hondureños, por lo que se ha perdido una oportunidad en la ONU de unir en el discurso a la sociedad hondureña que sigue polarizada y como ha dicho el presidente Biden en su discurso: la oportunidad de argumentar firmemente por la unidad de todos los pueblos, la paz mundial y la esperanza.

Es desde el trotskismo que se sigue hablando del mundo dividido en países “civilizados” y, en consecuencia, en “países salvajes”. ¿Por qué la presidenta no utiliza mejor la división entre países “imperialistas” y países “neocolonizados” para, de ese modo, no solamente denunciar al imperialismo norteamericano, sino también al imperialismo ruso y al imperialismo chino que hablan igualmente de multipolaridad sin eliminar sus propósitos ocultos injerencistas y anexionistas?.

La presidenta señala que ha sido la comunidad internacional la que nos arrastró a un mundo cargado de violencia y pobreza con proyectos fallidos, abandonados, corrupción, saqueo y narcotráfico. Sin ánimo de restarle responsabilidad a la comunidad internacional, la izquierda agrupada en LIBRE nunca se unificó en una sola línea de defensa del pueblo, y terminó fragmentándose en más de doce grupos diferentes, cada uno con sus propios intereses y sectarismo político. Solo la presión del pueblo logró que los candidatos presidenciales se unificaran en una sola posición.

La presidenta afirma que la Honduras que dirige, se está construyendo bajo una visión humanista sin definir concretamente ¿Cuáles son los pilares y los fundamentos filosóficos de dicho Humanismo? y sin explicar ¿por qué se trata de un Humanismo de nuevo tipo?

Es cierto que como ella dice el orden mundial es arbitrario y que nos resulta por eso inaceptable, pero no está claro si se refiere a todas las potencias mundiales, incluyendo a Rusia y a China, o solo a los Estados Unidos. No nos lo explica. Sentimos que ella habla desde el enfrentamiento con dicho orden mundial y no desde el diálogo constructivo y la negociación. Por eso nos preguntamos si cuando exige que “NO sigan tratando de desestabilizar a Honduras y a dictarnos sus medidas o escoger con quienes debemos relacionarnos”, se da cuenta la presidenta que ello también implica eliminar toda la injerencia externa, incluyendo a la cubana, la rusa, la nicaragüense, la china, la norcoreana y la venezolana, del gobierno de nuestro país para que no vuelva a suceder lo que ocurrió en el gobierno de su marido Mel Zelaya, a quien el venezolano Chávez llamaba sarcásticamente y sin respeto alguno: “comandante vaquero”. ¿Es pareja la presidenta o no? No queda claro.

También la presidenta afirma que terminará con los monopolios y los oligopolios sin decir ¿cómo? y sin esclarecer si también terminará con los terratenientes, entre los cuales se incluye su familia. De hecho, hemos visto que se ha omitido del discurso la alusión al sistema socialista democrático y solo se habla de social y democrático. ¿Por qué esa omisión?

Es verdad que “Honduras sólo tendrá futuro si da pasos en firme para el desmontaje de la dictadura económica neoliberal” pero ¿Cómo se hará esto? ¿Al margen de todas las demás naciones y aislándonos de éstas? O, acaso, ¿aliándonos con los rusos y los chinos?

Finalmente, la presidenta nos habla de refundación del país a través de la transformación revolucionaria de la educación. Pues, en estos meses dicha transformación educativa solo nos habla de incluir en el Currículo Nacional como heroína nacional a la lideresa trotskista indígena, Berta Cáceres, pero no nos dicen nada de incluir igualmente a Janet Kawas, quien también diera su vida por la defensa del medio ambiente. ¿Es pareja la presidenta?

Las verdaderas revoluciones son siempre de colores, y no en blanco y negro, porque definen la defensa de la vida desde la convivialidad y no desde el odio y la revolución permanente. Esperemos que la alianza liberal-trotskista que hoy conforma a la que se da en llamar Izquierda Radical, junto a los grupos de anarco comunistas radicales y hippies que les acompañan, recapaciten y se pongan a estudiar para no repetir los mismos errores de la ultraizquierda de los años ochentas, aislada de la Comunidad de los Pueblos que se saben autodeterminar.

*Irma Becerra es Licenciada en Filosofía por la Universidad Humboldt de Berlín y Doctora en Filosofía por la Westfälische Wilhelms Universität de Münster, Alemania. Es escritora, catedrática universitaria y conferencista. Ha escrito numerosos libros y ensayos sobre temas de política, filosofía y sociología.

2 comentarios en “Preguntas a Xiomara Castro a propósito del discurso en la ONU

  1. Un análisis que merece mas tiempo de lectura y relectura.
    Yo sacaría unas conclusiones, quizás muy simples y que salen como ideas germinales después de la primera lectura.

    1) El discursos (Xiomara) usa frases hechas de la izquierda, radical o no, y con ellas arma un discurso, lo cual lleva a la pregunta: ¿Hay fondo en este discurso, es solo la tapadera visible de un pozo sin hondura ni agua? o sea tal como decimos en la calle, pura paja.

    2) El discurso debería abarcar la realidad amplia y diversa de .

    3) Parece que los hondureños somos angelitos encerrados en una jaulita llamada Honduras, por parte de una dictadura «exterior» de un mercado inhumano de lo cual Xiomara tiene la llave para liberarnos, y a donde nos llevaría, «al vacío sin ideas ni planes a desarrollar»

    4) Que somos colonizados a pesar de nuestra voluntad de no serlo, lo cual no es cierto, somos colonizados porque nos conviene y además miles con el afán de ir al norte de las oportunidades.

    5) Pienso que la revolución, empieza con ideas claras, realistas, con toma de conciencia de que el cambio nos beneficiara a todos, que el pueblo entienda claro y participe, con visión y a medio y largo plazo, ¿de donde saldrían estas ideas?. Creo que de una lectura de la realidad social y económica de país, lo cual Xiomara no ha hecho, quizás por falta de capacidad, quizás por no tener los asesores adecuados.

    6)La educación es un tema muy importante. Incluye esta educación: ¿implementar «realmente» los planes de lectura y escritura en las lenguas indígenas de Honduras?, lo cual no se ha hecho y se han inventado informes de aplicación. La educación profesional dirigida a crea innovación tecnológica, producir bienes y servicios que hoy por hoy llegan del extranjero. La educación ¿fomentará? la Ética y la Cívica asi como una filosofía creativa, analítica y no de repetición memorística de lo que los demás dijeron, que esta bueno conocer la historia, per no caer en los mismos errores de siempre, memorizar y no analizar.

    7) Podremos liberarnos de la dependencia de China en cuanto a importaciones masivas de productos que muy bien podrían fabricarse de mejor calidad en Honduras.

    8) Que sucede con los proyectos de ayuda exterior, que cuando son tocados por el Rey Midas Hondureño, todos fracasan o quedan inservibles (Corrupción).

    9) Que sucede con las represas Patuca I,II,III, que han dejado al desnudo a los pobladores afectados en Olancho y al Departamento de Gracias a Dios, sin energía eléctrica.

    10) Que sucede con la imponente deforestación, no para ganadería, sino simplemente la corta de arboles y nada de regeneración!.

    Nuestra realidad es muy amplia, Xiomara parece que no tiene visión y sí cuatro frases bonitas, izquierdosas y con esto llena discursos de refundación: ¿Qué significa en boca de Xiomara y sus seguidores y familiares en el gobierno?.

    Fuimos analíticos y supercríticos con JOH, no espere Xiomara que nos dejaremos vendar los ojos.

  2. Lleno de nimiedades y a todas luces defendiendo la gran » democracia» anglosajona. Las » revoluciones» de colores, es el arma favorita de los que se hacen llamar civilizados y apoyan como la genuina democracia, el mundo anglosajón y comparsa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.