Compartir

Por: Óscar Miguel Marroquín

Este es el más sencillo significado del término parásito: “Que se alimenta de las sustancias que elabora un ser vivo de distinta especie, viviendo en su interior o sobre su superficie, con lo que suele causarle algún daño o enfermedad”.

Pues bien, partiendo de esta significado que se puede decir de las “gloriosas” Fuerzas Armadas, realmente se puede decir tanto como para escribir una biblioteca completa, pues, además de ser parásitos, es decir, además, de vivir de los que otros producen, estos parásitos también matan, torturan, persiguen y desaparecen gente cuando el sistema imperante así lo decide, por ejemplo, en la actualidad la población hondureña ya no quiere seguir siendo sometida por un régimen lleno de corruptos, criminales y narcotraficantes.

Por si es necesario sustentar lo de corruptos, criminales y narcotraficantes, bastaría con mencionar que en el país existe la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras MACCIH por que en el “gobierno” hay corrupción generalizada, que la Comisión Interamericana de los derechos Humanos CIDH mantiene permanente vigilancia sobre el estado de Honduras por múltiples violaciones a los derechos humanos y finalmente, el hijo del expresidente Porfirio Lobo purga en los Estados Unidos una larga condena por actividades de narcotráfico, Tony Hernández hermano del dictador Juan Hernández está a la espera de ser sentenciado en ese mismo país, también por narcotráfico e introducción de armamento.

Lo anterior es una verdad indubitable.

Pues bien, retomemos el tema que nos ocupa, los militares o mejor conocidos como parásitos, ahora salen a luz pública para justificar los asesinatos cometidos en contra de la población, y para justificar sus crímenes aducen que no “pueden permitir que los manifestantes destruyan el país”, semejantes declaraciones son sin más, vacías y afiliadas, vacías porque la población lo que quiere es que se respeten los servicios públicos y básicos de salud y educación, y afiliadas, porque con tales declaraciones el parásito mayor lo que denota es que existe afiliación total con un régimen dictatorial, corrupto, criminal y narcotraficante.

Nota relacionada Ocho nuevos generales de cuatro estrellas en Honduras ¿para qué?

Curiosamente en un abrir y cerrar de ojos el ejército ya tiene en su poder información sobre los encapuchados que queman llantas en las manifestaciones, sin embargo, por más de una década Tony Hernández había llevado cocaína hacia los Estados Unidos, sin que el poderosísimo sistema de inteligencia del ejército hondureño tuviera una sola pista de semejante actividad criminal.

Parece pues que los parásitos son efectivos para asesinar, torturar y desaparecer a la población, cuando el dictador se los ordena, pero se vuelven completamente ineficientes cuando se trata de perseguir o al menos investigar a un narcotraficante a gran escala, como ha sido señalado Tony Hernández en una corte de Nueva York.

En resumidas cuentas, el general de Brigada René Orlando Ponce Fonseca, más bien debería aprender algún oficio que le permita ganarse la vida de manera decorosa y honrada con el sudor de su frente, esto para quitarse de encima el tan mal logrado calificativo de parásito.       

53 comentarios en “Parásitos

  1. Cuando el delincuente habla mal de los militares es porque no los dejan robar
    y si fuéramos un pueblo honesto no diríamos tonterías el que es ladrón todo le molesta y el que no es ladron camina enfrente en alto

  2. Buen día, por muchos años he compartido sus pensamientos señor Óscar Miguel Marroquín pero con esto que manifiesta me parece una falta de respeto dirigirse de esa forma a un grupo de hondureños, por que recuerde que también son hondureños y eso no se le dice a un paisano que lastima que sus ideales han cambiado, me decepciona señor Marroquín.

  3. Este ejército maldito tiene que desaparecer para ciempre de honduras estos parasitó solo para joder a pueblo sirven nunca lo an defendido solo agrecion y violencia, cuando saquemos al usurpador corrupto de Juan Hernández Alvarado se va la culpa miltar y el ejército desaparece no mas fuerzas Armadas en honduras por que estos militares son enemigos del pueblo hondureño y son perros amaestrados de los corruptos que solo les dicen uchu perros militares y haya van a atacar ya asesinar el pueblo hondureño que los tiene bien armados para que nos ataquen estos malditos chafarotes de mierda corrupto narcos ya se les va a terminar la fiesta malditos y a sus amos joh y los gringos corruptos .

  4. Fuera los parásitos de las fuerzas desalmadas de Honduras, sicarios con uniforme, hay que eliminar a las fuerzas desalmadas de Honduras.

  5. El pueblo puede ayudarse a si mismos.
    Aceite y agua caliente, acido de baterias, machetes, cuchillos, martillos, piedras, bolsas llenas de mierda y carros para embestir a esos traidores!
    Investiguen donde viven, siganlos y haganle lo mismo que ellos le hacen al publico Hondureño.

  6. Asi es eso es lo son paracitos con todos Los millones q el pueblo les da y todavia asesinan torturan lo mejor es desaparecer el ejercito y hacer de nuevo una policia q sea estudiado no burros q no tienen ni la minima idea se saver q es un policia y cuales son sus oblicaciones

  7. Con todo el dinero que se gasta en todos esos perros del dictador, bien se puede suplir los hospitales del país, todos esos camiones y carros, venderlos para utilizarlos en contruir un nuevo hospital y equipar los centros educativos. Los militares no deben existir, es urgente que desaparezcan, no nos benefician en nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.