Logo Cirterio.hn blanco

Ortega niega entrada al país a defensora indígena nicaragüense  

Tegucigalpa.- El gobierno de Nicaragua negó el retorno a su país a la defensora Miskita e integrante del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU, Anexa Alfred Cunningham, tras participar en la decimoquinta sesión del Mecanismo de Expertos en Ginebra.

La noticia de su destierro trascendió luego de tres meses de silencio absoluto por parte del Estado nicaragüense, pese a que varías oficinas de las agencias de las Naciones Unidas, incluida la presidencia de la comisión del Consejo de Derechos Humanos, intentaron establecer contacto vía diplomacia y comunicaciones oficiales, sin obtener respuesta. 

La defensora Miskita contó que fue una funcionaria de la línea aérea, estando aún en Europa, quien le comunicó que el gobierno de Nicaragua no autorizaba su ingreso al país centroamericano, por lo que no podría continuar el viaje. La misma explicación fue repetida a un funcionario de la Oficina del Alto Comisionado.

“La respuesta ha sido el silencio total ante esta situación de destierro”, dijo Alfred Cunningham en una entrevista con Carlos F. Chamorro, director del medio nicaragüense Confidencial, quien se encuentra exiliado en Costa Rica.

PAPEL DE LAS EMPRESAS EN LAS VIOLACIONES DE DD HH

Sobre el papel que juegan las aerolíneas, en su caso AeroMéxico, la experta en derechos de los pueblos indígenas señaló que es algo que ha “estado estudiando y analizando sobre todo en el contexto de las violaciones de derechos humanos y las empresas ¿qué responsabilidad tienen estas empresas en la medida de que son colaboradores necesarios para perpetuar violaciones de derechos humanos? El destierro es una forma de violación de derechos humanos súper fuerte, de la noche a la mañana quedas en el limbo”.

Noticia relacionada: Gobierno de Xiomara Castro mantiene postura neutral frente a régimen dictatorial de Daniel Ortega

La integrante del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas señaló que viajó a Ginebra, Suiza, a una misión de diez días, que ella reside en Nicaragua, en su comunidad, y que de la noche a la mañana se quedó sin un lugar a donde ir. Actualmente, Alfred Cunnigham refirió que se encuentra en la sede del Consejo de Derechos Humanos.

Para la defensora, el destierro ha implicado un quebrantamiento a una trayectoria de más 20 años, como lideresa de su comunidad, mujer, y “las dimensiones son múltiples y son duras, son super duras”.

Alfred Cunnigham admitió que, en un inicio, tanto ella como el Consejo de Derechos Humanos, pensaron que la situación se resolvería, puesto que no se había dado un precedente de esa magnitud contra una integrante del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

DESTIERRO ES REPRESALIA CONTRA DEFENSORA Y CONSEJO DE DD HH

“Esta actitud del Estado de Nicaragua es una represalia, no solamente a mi persona sino también al Mecanismo de Expertos para Pueblos Indígenas, y a todos los otros mecanismos que tiene el Consejo de Derechos Humanos, incluso es un ataque directo al Consejo de Derechos Humanos, […] pues representa un precedente súper negativo y es algo que están tomando con mucha seriedad, pero en principio se ha trabajado por lo que llaman vías diplomáticas, pero definitivamente no hay. La respuesta ha sido el silencio, el silencio total”, manifestó Alfred Cunningham desde Ginebra.

Lea también: Ebal Díaz y Ricardo Cardona, cuestionados exfuncionarios de JOH, protegidos por Nicaragua tras su nacionalización

A finales de septiembre, el presidente del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el argentino Federico Villegas, denunció ante el Consejo de Derechos Humanos la situación.

«Lamento tener que plantear ante este Consejo una situación inaceptable que involucra a un miembro del Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, la señora Anexa Alfred Cunningham a quien tenemos aquí presente en la sala.

La señora Cunningham de nacionalidad nicaragüense, en julio viajó desde Nicaragua a Ginebra, en su primera misión especial para participar de la décimo-quinta sesión del Mecanismo de Expertos, tras la sesión a la señora Cunningham se le impidió embarcar en su vuelo de regreso a su país, Nicaragua, debido a que el gobierno de Nicaragua estipuló que se le denegaría la entrada al país», explicó Villegas ante el Consejo.

Anexa Alfred Cunningham manifestó a Chamorro que “uno queda en el limbo y desterrado totalmente. Ahora estoy en Suiza, tengo una extensión de estadía”, pero planteó que también existen otros elementos a considerar. “Yo no renuncio a volver a mi país, a mi comunidad, a mi tierra. Yo no he renunciado a eso, así que no he aplicado por asilo”, concluyó. 

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos calificó el hecho como “gravísimo”. También, señaló que “la denegación de entrada al país a la defensora constituye una flagrante violación el Artículo 31 de la Constitución nicaragüense (‘Los nicaragüenses tienen derecho a circular y fijar su residencia en cualquier parte del territorio nacional; a entrar y salir libremente del país’) y a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que en su Artículo 22, numeral 5, establece que ‘Nadie puede ser expulsado del territorio del Estado del cual es nacional, ni ser privado del derecho a ingresar en el mismo’, y no tiene otro objetivo que represaliar a Anexa Alfred Cunningham por su trabajo en favor de los derechos del pueblo miskito”.

Honduras pasó a formar parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en octubre del año pasado. Desde la ascensión al poder de Xiomara Castro a la presidencia de Honduras el 27 de enero de 2022, su administración ha mantenido una postura neutral frente al régimen dictatorial de Daniel Ortega, pese a que es refugio de exfuncionarios de la administración del expresidente extraditado Juan Orlando Hernández.

  • Publicaciones
Biografía
Periodista , Criterio HN

Amante de la historia y la lectura, en permanente búsqueda del ritmo en las narrativas. Soy una periodista incisiva, las contradicciones son una invitación a investigar y la normalidad está sobrevalorada. Me rehúso a sobrevivir dentro de los pensamientos erróneos de una sociedad asfixiante.  Investigo y construyo reportajes sobre el modelo extractivista y su impacto en los derechos humanos de los pueblos ancestrales, grupos vulnerabilizados y sociedad en general.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.