Actualidad|Noticias Destacadas

Organismos de sociedad civil preocupados por incertidumbre que rodea votaciones en Honduras

incertidumbre que rodea votaciones en Honduras

Compartir

Tegucigalpa.- Los hondureños han sido convocados a elecciones para el próximo domingo 28 de noviembre en medio de una creciente incertidumbre que augura una nueva crisis electoral y mantiene en alerta a organizaciones de sociedad civil e internacional.

La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), de Transparencia Internacional, junto a la iniciativa juvenil Voto Informado, presentó un informe pre-electoral de observación concerniente al proceso electoral en el que advierten la preocupación por la incertidumbre que florece a 24 días de las votaciones.

Lester Ramírez, director de gobernanza y transparencia del ente, resaltó que existe una campaña política agresiva que genera mayor polarización en la población sumado a las capturas de los y las candidatas a cargos de elección popular acusados de lavado de activos y narcotráfico provocando más crispación.

Ramírez expone también que la problemática electoral se ve sacudida por la pandemia de la COVID-19 y las repercusiones causadas por los huracanes Eta e Iota el año anterior, todo lo anterior creando condiciones adversar.

“Sabemos que las encuestas están muy cerradas, sabemos que la institucionalidad electoral también tiene sus dificultados en tomar decisiones y llegar a acuerdos, sabemos que la población está muy polarizada, todo esto es gasolina para esa hoguera de la conflictividad y la violencia, en ese sentido, llamamos a la población a estar con calma y a escuchar muy bien el trabajo que están haciendo las y los observadores electorales”, instó.

Nota relacionada Entuertos en el CNE ponen en vilo elecciones en Honduras

PUNTOS CRÍTICOS DE CARA A LAS ELECCIONES

El documento expone diez puntos críticos previo a las elecciones entre los que se resalta el Censo Nacional Electoral con todos los hondureños habilitados para votar y la ejecutoría del artículo 5 del Decreto Legislativo 63-2021 mismo que establece que los electores deberán ejercer el sufragio en el domicilio electoral que tenían en el último proceso electoral provocando que miles de hondureños no puedan votar como sucedió en las elecciones primarias teniendo que recurrir a un cuadernillo especial.

También exponen que no existe un manual de uso del Sistema de Transmisión de Resultados (TREP) lo que aumenta la incertidumbre en los resultados que surjan el día de los comicios.

Sumado a eso, el lector de huellas podría no registrar a todos los hondureños en la base de datos del lector, por lo que la Junta Receptora de Votos deberá comparar los datos del Documento Nacional de Identificación (DNI) en el cuadernillo y permitir el voto por lo que aconsejan una capacitación inmediata.

De las 18,923 Juntas Receptoras de Votos, el Consejo Nacional Electoral (CNE) inició un proceso de capacitación a unos 500 instructores, sin embargo, no se conoce cuántos miembros integrantes de las juntas han sido capacitados.

La falta de uniformidad en las decisiones del organismo rector de las elecciones promueve mayores conflictos en la sociedad y más ánimos de confrontación y la falta de una Ley de Justicia Electoral abona a más incredulidad en las resoluciones de los entes electorales.

También lea: Rixi Moncada pide vigilancia sobre instituciones estatales que podrían boicotear el proceso

En el proceso primario de marzo, se presentaron 290 impugnaciones y 45 recursos de apelación con solo la participación de tres partidos políticos, en cambio, vaticinan que será n innumerables las impugnaciones y recursos legales que surgirán de las elecciones generales al ser 15 partidos políticos en contienda generando un proceso con poca transparencia y credibilidad, indica el informe.

Asimismo, instan al CNE entregar en tiempo y forma las credenciales para los observadores nacionales e internacionales y medios de comunicación y no tardíamente como ocurrió en las primarias que hasta el día de las elecciones fueron entregadas.

La ASJ hizo un llamado a empresarios, la academia y organizaciones de sociedad civil a “no caer en la polarización y acuerpar a los organismos electorales para no lamentar violaciones a derechos humanos o muertes”.

Cabe señalar que la violencia política-electoral en el periodo de diciembre de 2020 hasta octubre registra más de 82 casos, de estos, 16 muertes por lo que exigen a los candidatos “no incitar más al odio y la violencia”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.