Oposición, que no es oposición

 

“Entre un gobierno que lo hace mal, y un pueblo que lo consciente, hay una cierta complicidad vergonzosa” Víctor Hugo

Por: Ondina Maldonado Zavala

“Los países que mantienen en vigor leyes de amnistía por violaciones de derechos humanos del pasado, o los que apuestan por nuevas iniciativas que fomentan la impunidad, están enviando un peligroso mensaje al resto del mundo: los abusos contra los derechos humanos están permitidos.”, ha afirmado Esteban Beltrán, director de la Sección Española de Amnistía Internacional.

 Lejos de representar la verdadera oposición para el gobierno, los partidos políticos no forman parte de la coalición, que debería hacer tambalear al gobierno, respecto a las decisiones en detrimento de los excluidos y empobrecidos del país.

Por su naturaleza y objetivos “la oposición política es parte inseparable de la democracia por lo que resulta imposible sin la vigencia de los elementos esenciales de la democracia. Cuando la democracia es suplantada, la oposición política desaparece, nace la resistencia, y toda acción a la que se atribuya el nombre de oposición resulta una simulación para legitimar al régimen. Se trata de la “oposición funcional en dictadura” que lejos de ser oposición, es complicidad”. Sánchez, Carlos, abogado y politólogo. 2018

¿Para qué sirve la oposición política? Para Piedad Córdova Ruiz, octubre 2017, “La oposición es uno de los grandes signos de madurez política de la democracia. Mientras más garantías tenga la oposición, mayores posibilidades de acertar tiene el sistema, porque en lugar de un criterio solitario, se pueden sopesar varias posiciones antes de llegar a una conclusión más elaborada”.

Oposición política es la “expresión de contradicción imprescindible en el proceso democrático de formación de la voluntad política y es consustancial a la libertad, los derechos humanos, el pluralismo y la alternancia en el poder”, y debe tener como característica imprescindible “la posibilidad de llegar al gobierno por medio de elecciones”. Ensayo sobre la oposición política funcional en dictadura. Sánchez Berzain Carlos, Diario Las Américas, noviembre 2018.

Continúa el abogado y politólogo Sánchez, Carlos, que “No se puede continuar en el engaño de que existen oposiciones reales en dictaduras de delincuencia organizada transnacional cuya crueldad y corrupción están probadas y fuera de toda duda. Los funcionales sostienen a las dictaduras porque saben que caerán con ellas y esta es gran parte del problema por el que la recuperación de la democracia está tardando tanto”.

La oposición en Honduras no funciona debido a que “la política se ha convertido en una mercancía; se transa, se negocia, a cambio de un voto en el Congreso; por el favor de un voto se recibe todo tipo de estímulo”. A esto “hay que agregarle esa relación entre política y economía, las relaciones económicas basadas en un modelo donde el afán por el dinero fácil es la motivación principal del sistema social, los políticos dejan de ser mediadores para la búsqueda del bien común, para convertirse en hábiles gestores de sus intereses personales”. Oposición y crisis política. El Heraldo, 2019

Así pues, dentro de ese panorama, el “sistema de partidos carece de experiencia en la práctica democrática de la oposición por dos razones: primero porque los dos partidos que se han disputado el poder tradicionalmente compartían la misma ideología liberal y, por lo tanto, no podían tener programas alternativos de gobierno, no podía uno desde la oposición presentar opciones diferentes, porque si estuviera gobernando haría lo mismo con algunas diferencias de carácter cosmético. Y segundo porque, antes de encontrar la forma de compartir el poder ganará uno u otro, sus conflictos se resolvían por la vía de la violencia, es decir fuera del sistema político”. Santos Benjamín, La oposición política. La Tribuna, marzo 2014.

Nota relacionada Oposición de Honduras puede construir alianzas similares a las que llevaron al triunfo a AMLO

Y es así como la oposición, que no es oposición, se ha mantenido al margen en fatales decisiones, relacionado con el deterioro del medio ambiente, en la Mosquitia, el bajo Aguán, el Merendón, etc. Asimismo, Asimismo, el acoso, persecución y asesinato de periodistas y comunicadores sociales, es una asignatura pendiente de resolver en el Congreso, para lo cual tienen que dar explicaciones, el por qué, de la impunidad.

Y a manera de conclusión la “impunidad tiene habitualmente su origen en la falta de voluntad política, lo que a su vez se deriva a menudo del hecho de que ha sido el propio Estado o sus instituciones, como el ejército, el que ha cometido, fomentado o consentido esas violaciones. La impunidad puede también deberse a que los gobiernos no consideran la defensa de los derechos humanos como parte fundamental de sus programas políticos nacionales. Cualquiera que sea la causa, la impunidad significa en última instancia la negación de la justicia para las víctimas y crea el clima adecuado para que los individuos puedan seguir cometiendo violaciones sin temor a ser arrestados, a ser procesados, a ser castigados”. Amnistía Internacional. La impunidad por violaciones de derechos humanos debilita las democracias latinoamericanas.

 

2 comentarios en “Oposición, que no es oposición

  • el septiembre 16, 2019 a las 5:22 pm
    Permalink

    I have learn several excellent stuff here. Certainly value bookmarking for revisiting.
    I wonder how so much effort you put to make
    this type of fantastic informative web site.

    Respuesta
  • el septiembre 7, 2019 a las 6:52 am
    Permalink

    Magnificent beat ! I wish to apprentice while you amend your web site, how could i subscribe for a blog site?
    The account helped me a acceptable deal.

    I had been a little bit acquainted of this your broadcast provided bright clear concept

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.