Nueva Ley Electoral sigue estancada en Congreso Nacional

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- La aprobación de la nueva Ley Electoral sigue estancada en el Poder Legislativo, a pesar que su discusión llega a más de 250 artículos, hay varios puntos en los que existen diferencias marcadas entre las fuerzas políticas.

La nueva normativa es dilatada por los partidos políticos, los que acaban de cumplir con la entrega de documentación para inscripción de precandidaturas a cargos de elección popular para los comicios Primarios de marzo de 2021.

En el Congreso hay más de 60 artículos en suspenso, los que no se han aprobado porque hay diferencias internas en el oficialista Partido Nacional y que evitan que se alcance la mayoría calificada (86 votos) para aprobarlos.

Las tres fuerzas mayoritarias: Libre, Nacional y Liberal, habían firmado acuerdos preliminares sobre la Ley, pero esos acuerdos se tambalean por la división interna de los nacionalistas y dejan por ahora en total incertidumbre el destino de la Ley.

Con respecto a los tiempos de aprobación hay diversidad de criterios, por ejemplo, el abogado Tony García consideró que lo ideal es que la nueva Ley se hubiese aprobado en el 2018 con suficiente tiempo y reflexión de su contenido.

García, explicó que el hecho de que el plazo de inscripción de precandidaturas haya culminado no debe alarmar a los políticos, pues si en los próximos días se logra aprobar la totalidad de la Ley, entonces la nueva normativa será la que regule el próximo proceso electoral.

Noticia relacionada Nueva Ley Electoral está diseñada para favorecer a fuerzas mayoritarias

“Lo más grave y que ocasionó crisis política fue la nueva tarjeta y censo y que fue resuelto a través de una Ley temporal”, recalcó el abogado.

Para Tony García es importante recalcar que, la nueva Ley debe estar aprobada antes de las Primarias, de lo contrario sería la actual Ley la que deberá regular al menos el proceso Primario de 2021.

El PINU tiene otra perspectiva de la situación, ellos han denunciado la tardanza con la que se lleva el proceso de discusión de la nueva Ley y que puede poner en peligro la regulación de las elecciones próximas.

A través de varios comunicados, el PINU ha exhortado a las demás fuerzas políticas a dedicar más tiempo a la aprobación de la nueva Ley y las acusaciones que hicieron antes de cerrar el mes de octubre se cumplieron, en la que manifestaban que la nueva Ley no estaría lista antes de las inscripciones de precandidaturas.

Finalmente, el PINU mostró preocupación por la suspensión de más de 60 artículos, los que no se aprobaron porque en el partido de gobierno hay división, esta situación solo alimenta lo incierto con respecto a la nueva normativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.