Noticias Destacadas|Opinion

No son chismes, ni son los medios gringos despistados, Tito

Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras durante una entrevista con Univision News en su casa en la capital, Tegucigalpa, 19 de enero de 2018. Crédito: Univision News

Compartir

Alianza

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

Ellos trajeron el tráfico en grande en la década de los 1980s. [1] Su sistema judicial esta lejos de ser perfecto.[2] Hay allá también inocentes que han sido condenados. Pero sería improbable que este fuera el caso que tenemos a mano. Y no es tema de cómo dice Ud., meras habladurías de un par de forajidos, ni menos de una manipulación de medios de comunicación que nada saben de Honduras. Le han explicado mal. Déjeme ayudarle General.

En el ámbito internacional, el amarillismo sensacionalista es un género especializado de publicación marginal, que no trasciende. La prensa convencional sufre influencias por supuesto, lobby, limitaciones y presiones. Pero no se alinea con, ni se vende al poder, al mejor postor. En EUA, los medios solo difunden, y los periódicos solo imprimen la noticia. No la inventan. Y en esos medios, y en el gobierno de EUA, no hay enemigos de las fuerzas armadas ni del Ejecutivo de Honduras, los poderes y los jueces son independientes y, dentro del mismo poder hay agencias, con misiones distintas que tienen agendas diferentes, a veces contradictorias. Resumamos lo más relevante que ha trascendido.

El Departamento de Estado, el que está estudiando la lista de las personas a las que les van a suspender las visas, sin andar respetando casta ni rango, fatua fama ni fortuna… porque ahí tienen los hechos probados. Los vuelos registrados y sus aterrizajes en las bases seguras, del narco helicóptero de Tony. El hermano de JOH, su socio, correligionario, su coordinador de campaña, ya condenado. Aunque Casa Presidencial siempre ha insistido que es inocente y Ud. apenas se desvinculó de Tony en septiembre del año pasado, cuando era inminente su sentencia. A JOH debe seguir tratándolo no como presidente, que no es, pero sí como inocente, General, mientras no se termine de demostrar lo contrario. Y lo falle así el jurado.

Cabe preguntarse ¿por qué antes, lo tenían tan protegido y ahora lo traen tan apestado? Y parece que no pueden con él. Pero algo se rompió ahí, en algún lado, alguno de esos puritanos se sintió traicionado por la burla. Lo que está ocurriendo es gravísimo. No son los medios los que lo acusan a JOH, General. Son los fiscales del Octavo Distrito Sur de Nueva York –uno de los más respetados distritos en la Unión Americana, fundado para grandes causas desde 1789– quienes difícilmente pierden en juicio, y que, cuando acusan no vacilan. Son ellos quienes se presentaron ya ante el juez, la semana pasada, cuando alinearon la evidencia que vienen recogiendo y data desde 2013, para pedir que se les autorice la presentación de evidencias.

Pedir venia de la corte ante el prestigiado juez Castel -conocedor íntimo de estos materiales y sucesos- quien en respuesta ha dictaminado que considera admisible y digna de ser presentada la evidencia contra JOH, que le han llevado, de toda índole, grabaciones, documento y testigos. Con lo cual el juez autoriza la apertura del juicio. Aquí, en nuestra jerga legalista se dice declara que ¡Ha Lugar! Que se cumplen las condiciones para proceder, y el Tribunal acepta lo solicitado por el fiscal. Que se proceda a emitir la documentación obligada, orden de detención y en este caso, como consecuencia, solicitud de extradición. O solicitudes, porque son varias.

Un rumor sordo dice que hay muchas solicitudes pendientes de resolución en la Corte Suprema de Honduras, en la que anda desaparecido un Magistrado y el Magistrado Presidente, tendrá que explicar por que cuando era Coordinador de fiscales, dejo ir libres a varios narcotraficantes detenidos en el ejercicio de su negocio. Un vocero del Departamento de Estado se ha quejado de que el país no coopera con la emisión de órdenes de extradición. Y no solamente están mencionados JOH y el fiscal, también altos mandos de las FFAA y la Policía, empresarios. Van con todo, como dice Yani, ¿o vienen? Y por eso se conspira contra esa ley.[3]

Claro que se ventilan contra JOH los testimonios de sus comparsas, General ¿Quién más pues? los que estaban con él, en el negocio, los últimos también, como Geovany Fuentes R, y las declaraciones que no han trascendido aun de Mauricio Hernández, primo y policía del cartel, del Tigre Bonilla, sicario y policía del narco. Pero –antes- de Alexander Ardón primer socio de los Hernández, de Tony y después contribuyente a las campañas de JOH. Que hasta su detención fue cuadro estratégico del Partido Nacional en Copán, aun en 2017, lo mismo que Oscar Nájera en Olancho, que los Urbina en Yoro, que los Pinto. Las confesiones que antes diera Hugo Díaz Morales, alias El Rojo, quien aportara la primera contribución para el candidato a diputado en 2005, y quien elevó al mandadero que era Tony a un operario de la red, que llegaría a ser gran exportador. ¡Son muchos! Todos están ahí. Y cuadran entre ellas sus declaraciones, empatan.

Pero también están los testimonios de un testigo protegido que ya era un infiltrado de la DEA cuando recopiló la información. Y las grabaciones de audios, vaciados telefónicos, de los operadores y auxiliares, de Yankel Rosenthal y de los socios locales e internacionales de Sinaloa.[4]

Asimismo, están los documentos escritos, los cuadernos que no podrán ser elaborados o comentados ya por el difunto Magdaleno, muchas veces muerto en el mismo instante, bajo custodia policial- militar, muerto supuestamente por reos mareros, con pistola, serrucho y cuchillos dentro de una cárcel de máxima seguridad. Y frente a sus narices, sin que pudieran intervenir, de guardias y director del centro penitenciario. General ¿está ahí todavía? ¿Escucha? Pero ahí están los cuadernos, en las bóvedas de acero de la Oficina de los fiscales en Nueva York.

El aparato de inteligencia de EUA, además ha notificado estar informado de las conexiones oscuras del poder público en Honduras, con la violencia de la M 13. Ya saben General. Por eso es que hoy, aunque ya no despistan, le están decomisando en primera página con bombo y platillos, y fotos de la droga y de los policías robots ¡medio millón de pesos de cocaína que quien sabe de dónde sacó esa Mara, en un operativo en otra próspera colonia de la capital! En donde, sin embargo ¡no había nadie! ¡No hubo detenido! Ni se halló más pista o evidencia. Y estos periodistas nuestros ¡que no preguntan!

Es papayito Yunai, General. Pero Ud. no tiene que creerles a los fiscales y a los jueces gringos. A sus testigos, o a los audios y cuadernos de contabilidad del cartel. Pregúntele al Comisionado Leandro Osorio, General, dado de baja, un par de años, después de descubrir en 2014 las plantaciones de coca, amapola y marihuana, así como un laboratorio en la montaña en La Iguala, Lempira. O a otros que estuvieron en su lugar, como jefes de inteligencia. Dicen que el ahorcador de La Esperanza, también andaba en esos malos pasos, pregunte. Hace días debió haberlo despejado. Ya póngase buzo, Tito.

2 comentarios en “No son chismes, ni son los medios gringos despistados, Tito

  1. Excelente producción , enfocando claramente la actuación de esta mafia que nos gobierna ,una brutal dictadura que supera la dictadura de Carias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.