Nación.|Noticias Destacadas

Negocio de drogas de Geovanny Fuentes “prosperó” con ayuda de Juan Hernández

Veredicto contra Geovanny Fuentes

Compartir

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- El negocio de Geovanny Fuentes con el tráfico de drogas “prosperó” con ayuda del gobernante de Honduras Juan Hernández, señaló este martes la fiscalía de Nueva York en el segundo día del juicio que tuvo como primer testigo a un agente de la DEA.

El nombre del gobernante hondureño fue el que más sonó e incluso el fiscal levantaba la voz cuando lo mencionaba, según algunas de las interioridades que han sido dadas a conocer por medios que cubren el proceso judicial.

En el juicio se determinó que Fuentes conoció a Hernández a través del empresario de Choloma Fuad Jarufe, quien también le presentó al vicepresidente y a varios militares.

Aunque no se mencionó directamente a Ricardo Álvarez, se presume que se trata de él ya que su nombre trascendió el lunes en una lista oficial de mencionados y personas de interés en este juicio.

En sus argumentos de apertura, los fiscales expusieron que con la ayuda de Hernández el negocio de cocaína de Fuentes “prosperó” y que este se convirtió en “un poderoso narcotraficante intocable que ganó millones ayudando al presidente a traficar cocaína”.

Juntos, según la Fiscalía, “planearon enviar la cantidad más grande posible de droga a los Estados Unidos”

Además, dijeron que Fuentes “fue una parte clave del narcoestado de Honduras” que involucra el trabajo con Hernández, policías, militares y políticos.

Durante la revisión de fotos y contactos extraídos de los celulares que le fueron confiscados a Fuentes durante su arresto en marzo de 2020, así como del iCloud de su hijo, se pudo establecer que entre sus contactos estaba el correo electrónico y el número de teléfono de Hernández, el cual coincidía con una solicitud de visa realizada en 2011.

También estaban los números de teléfono del expresidente Manuel Zelaya, de Ricardo Álvarez, actual precandidato a diputado, y de varios oficiales de policía y militares, incluyendo al exjefe del Estado Mayor Conjunto René Orlando Ponce Fonseca.

En la revisión del celular se encontraron además al menos dos fotos de Hernández con Christian Fuentes, hermano del imputado y actual precandidato a diputado por Cortés; una de las imágenes, según la Fiscalía, fue tomada en la fiesta de cumpleaños de Juan Hernández en 2017.

Se halló así mismo una foto de Hernández con los hijos de Fuentes cuando todavía eran niños, así como imágenes de muchas armas de varios tipos.

Fuentes tenía también la foto de un documento de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) sobre una supuesta investigación de lavado de activos que involucraba a varios miembros de la familia Jarufe.

Otras de las evidencias extraídas de los celulares fueron las fotos que un hijo de Fuentes subió a su Instagram, en la que aparecían armas con mensajes que incluían el emoji de un sapo, lo que se podría interpretar como una amenaza para cualquier delator.

Según la Fiscalía de Nueva York, Hernández prometió proteger las narco operaciones de Fuentes con las Fuerzas Armadas de Honduras y también del enjuiciamiento con apoyo del Fiscal General. También, que «formaría equipo con el propio hermano del presidente, entonces un importante narcotraficante hondureño”, en alusión a Tony Hernández, quien espera una sentencia por narcotráfico.

También se conoció que el hijo de Geovanny Fuentes (de nombre homónimo) está casado con la sobrina de uno de los testigos estelares del gobierno estadounidense, el exjefe de Los Cachiros Devis Leonel Rivera Maradiaga, conocido como CW-4.

El juicio concluyó a las 4:30 PM y se espera que el miércoles continúe el interrogatorio del agente especial de la DEA, identificado como Brian Fairbanks.

Se espera el testimonio del contador José Sanchéz acerca de las “reuniones secretas” entre Fuentes y Juan Hernández y de la

Se espera que el contador José Sánchez testifique sobre las “reuniones secretas” entre Fuentes y Juan Hernández, y sobre “la conmoción y el miedo que sintió cuando vio al imputado sentado con el presidente”, según dijo el fiscal.

Fuentes está acusado de los cargos de conspiración para importar cocaína, posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos y conspiración para poseerlos.

Uno de sus abogados defensores dijo que este era “un hombre inocente acusado injustamente de delitos muy graves”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.