Nación.|Noticias Destacadas

Nahuaterique: un territorio sin protección estatal y su población auxiliada por el El Salvador

Nahuaterique: un territorio sin protección estatal

Compartir

Por: Nancy Paola Cruz

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- La disputa por el territorio de Nahuaterique entre Honduras y El Salvador finalizó en 1992, con la decisión de la Corte Internacional de Justicia, con sede en la Haya, quien emitió un fallo que otorgó al Estado de hondureño 160 kilómetros cuadrados.

El fallo logró consolidar la contienda territorial entre los dos países. Sin embargo, los problemas para quienes habitan el territorio siguen siendo una constante interrogante sin respuestas estatales.

Uno de los problemas que más ha resonado en la comunidad es la lucha por la entrega de una identidad hondureña, ya que contienen doble nacionalidad. Pero las autoridades solo han brindado sesenta y tres tarjeta de identidad para una población de más de seis mil personas.

Debido a las nulas soluciones de las autoridades locales, esta comunidad decidió organizarse desde el 2012 y conformar los concejos indígenas municipales y comunitarios, formando así su propio autogobierno.

Los militares acechan el territorio y el Estado no garantiza salud

En medio de la crisis por el coronavirus el autogobierno vigila las acciones del gobierno, muestran el descontento y miedo por la militarización que se agudiza al mismo tiempo que incrementan los casos positivos en el país.

«Aquí tenemos el control del territorio en cada aldea» nos comenta Emilia Ventura, quien fue elegida como subcoordinadora del Concejo Indígena Municipal y Comunitario en 2019.

Ventura señala que el autogobierno ha constituido retenes en cada aldea para la seguridad de quienes pertenecen a la comunidad y evitar contagios de otros lugares aledaños.

«Estamos haciendo control territorial a pesar de que las cuatro alcaldías que tenemos alrededor siempre han venido a imponernos cosas. Ahorita han tomado la aduana de la Concordia, el Paso Mono, ha tomado la alcaldía de Marcala.» asevera

El alcalde de Marcala es Rigoberto Hernández Villatoro, del partido Liberal, quien lleva más de tres periodos consecutivos en el cargo.

Según Emilia los alcaldes no han consultado a los y las habitantes sobre las decisiones tomadas, aunque comprende la crisis sanitaria no considera que la respuesta sea la militarización de las comunidades.

«Están usurpando el territorio. No podemos manifestarnos ahorita por la situación de la epidemia del COVID-19 pero esperamos l finalizar para tomar acciones sobre este caso que han venido a llenarnos de militares. Nos tienen reprimidos» advierte la subcoordinadora del autogobierno.

Con el cierre de la frontera se les ha negado la oportunidad de obtener los beneficios otorgados por el gobierno de Nayik Bukele, como la entrega de 300 dólares, ya que con la doble nacionalidad aparecen como beneficiarios de esta medida.

De igual manera se han visto beneficiados con gas y víveres. «El Salvador siempre está ayudándonos».

«Con las convenciones otorgadas por mecanismos internacionales, ambos estados están en la obligación de ayudarnos» recalca Emilia.

 

«Estamos llegando a una situación extrema»

La no circulación no solo les negó el derecho a estos beneficios, también les coloca en un estado de inseguridad sanitaria y alimentaria.

De parte del gobierno de Juan Orlando Hernández solo han recibido una bolsa solidaria y no el saco que contendria comida para el tiempo que dure la cuarentena.

Ventura denuncia que trabajadores de Vida Mejor están vigilando el territorio, al igual que veteranos militares retirados, que el gobierno ha mandado a llamar.

«La situación tan difícil que siempre tenemos es que en Honduras no nos reconocen como un autogobierno, sino que nos tienen aislados. Las alcaldías imponen trabajadores para obligarnos a realizar las cosas que quieren» asegura Ventura.

Una de las situaciones más alarmantes es el problema con la compra de alimentos. Han tenido que movilizarse hasta Marcala, pero no siempre hay transporte y menos dinero. «No hay como sobrevivir. Estamos llegando a una situación extrema».

«Se están agotando los recursos, los alimentos. Ya no sabemos qué hacer como Nahuaterique porque están cerradas las puertas».

Por otra parte, Emilia hace un llamado de manera urgente para que verifiquen el negocio de las tarjetas de los teléfonos de Tigo y Claro. De acuerdo a Ventura han realizado compras de tarjetas con saldo y les salen vencidas.

«Supuestamente yo ahora puse dos tarjetas y me salieron sin saldo. No tenían nada y eran super recargas».

La crisis por el acceso a internet también está perjudicando a los niños y niñas del Centro Básico de la comunidad. El personal docente les envía las tareas, pero como no tienen el recurso financiero no pueden acceder a la contratación de servicios de cable e internet y se quedan sin enviarlas. Este les podría perjudicar en su año escolar, advierte.

«No sé cómo lo vamos a superar. Estamos en casa, pero no tenemos nada de apoyo de parte del gobierno. No han escuchado las peticiones del autogobierno y no estamos dispuestos a ser sujetos de nadie. Ni de Vida Mejor, ni de los gobiernos locales, como las cuatro alcaldías que nos tienen en esta crisis».  Subraya Emilia Ventura.

El autogobierno ha iniciado a mapear el territorio y está dispuesto a enfrentarse aún más a la represión de las autoridades municipales y patronatos con la finalidad de defender su territorio y liberarlo de los militares.

5 comentarios en “Nahuaterique: un territorio sin protección estatal y su población auxiliada por el El Salvador

  1. Sería bueno que el mediocre NARCODICTADOR de JOH mirará…… cómo afecta a nuestra gente ya que ni el ni cualquier otro político LADRONES tiene la capacidad de sacar adelante un país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.