Muerte de microbiólogo desnuda vulnerabilidad de personal de salud en hospitales: Colegio Médico

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. El deceso del profesional de la microbiología del Hospital Escuela, Julio César Licona, quien falleció tras padecer síntomas asociados al Covid-19, desnudó el constante peligro al que están expuestos los profesionales del sistema de salud pública.

A esa conclusión llegan las autoridades del Colegio Médico de Honduras (CMH), quienes denuncian que ante la negativa del gobierno hondureño de acondicionar con equipo de bioseguridad a los centros hospitalarios, el personal médico se ha visto obligado a trabajar con las uñas.

En ese contexto, la presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, señaló que el incremento en el número de contagios entre el personal del sistema sanitario que ya empezó a cobrar vidas como la de microbiólogo del Hospital Escuela, puso en evidencia la negligencia de las autoridades gubernamentales que pese a las reiteradas denuncias en su contra solo se ha comprometido a abastecer “a medias” los centros hospitalarios.

“Esto demuestra lo que desde un inicio hemos venido diciendo: que no hay equipo de protección personal suficiente que garantice las condiciones de trabajo del personal que labora en el área de la salud”, refirió.

Precisamente, la máxima autoridad del gremio médico en Honduras cuestionó que a más de dos meses de convivir con la pandemia, las autoridades no se han preocupado por implementar medidas bioseguridad estrictas, a pesar que como gremio de la salud “nos aburrimos de exigir protocolos de seguridad a las instituciones correspondientes”.  

Figueroa también denunció al gobierno central, ya que durante la crisis las autoridades de los distintos hospitales del país no han podido trabajar con completa libertad, por la estricta vigilancia del gobierno central, a quien los galenos tienen que pedirle permiso hasta para mover un dedo.  

Precisamente, “porque no son las autoridades hospitalarias las que toman las daciones en cada hospital, sino que hay que pedirle autorización al gobierno”, denunció.

Según datos oficiales de la Secretaria de Salud, hasta finales del mes pasado se habían registrado unos 350 médicos y 163  enfermeras se han contagiado con el Covid-19. No obstante ese número podría ascender a más tomando en cuenta que los médicos han denunciado un desfase intencional del gobierno en la actualización de los datos de Covid-19, sobre todo, demostrado en el déficit de pruebas prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa por sus siglas en inglés (PCR).    

Es de recordar que luego de trascender el fallecimiento de Julio César Licona, este caso se ha rodeado de misterio, ya que las autoridades niegan que haya muerto de Covid-19. 

Por otra parte, se sabe que Licona quien dio su vida durante más de dos décadas de servicio al sistema hospitalario público, falleció en su casa de habitación, sin la asistencia de un protocolo médico y luego de morir estuvo durante casi 24 horas sin que las autoridades se apersonaran a levantar cuerpo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.