Nación.

Ministerio de Seguridad justifica detención de defensoras de DD HH con historia de taxi

Las defenmsoras de derechos humanos fueron trasladadas en la «paila» de una patrulla

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Al propio estilo de la canción del cantante guatemalteco Ricardo Arjona, la Secretaría de Seguridad ha justificado la detención de dos defensoras de derechos humanos con la «historia de un taxi»,  solo que aquí no es una historia de amor o de infidelidad,  sino de presunto secuestro y asalto.

Según la secretaría de Seguridad la detención se debió a la denuncia de un taxista que supuestamente las acusó de quererlo asaltar o secuestrar.

Sin embargo,  las defensoras nunca lo amenazaron ni le pusieron arma alguna que lo llevará a creer que las damas lo querían secuestrar o asaltar sino que,  según el comunicado, «el taxista se puso nervioso y las denunció con la policía municipal y luego ante la fiscalía».

COMUNICADO

 La Secretaria de Seguridad, por medio de la Policía Nacional  a la opinión pública nacional e internacional, en relación  al incidente que se involucra  a dos miembros de la Red de  Defensoras de Derechos Humanos Carmen Gabriela Díaz Sánchez  y Karen Lizeth Mejía Paz, comunica lo siguiente:

 1-Según versiones del conductor del taxi con registro 4668, Walter Salomón Ramírez Ávila,  hace algunas horas  transitaba por el barrio Guadalupe , cuando de repente , le hicieron señal de parada dos damas, por  lo  que de inmediato estacionó su vehículo,  pidiéndole ellas que las condujera al centro de Tegucigalpa.

 2 – En su propia versión el motorista relata  que las pasajeras  luego de transitar varias cuadras sostenían una plática y comenzaron a hacerle preguntas que a él le parecieron extrañas. Asimismo, percibió que se mostraban indecisas con relación al  lugar que le solicitaron que las llevara,  lo cual provocó su nerviosismo, por lo que al ver a un grupo de policías municipales a inmediaciones de la antigua Penitenciaria Nacional,  pidió auxilio manifestándoles  que las jóvenes lo querían  secuestrar y que lo llevaban en contra de su voluntad.  

 3- . Los policías municipales acudieron al llamado de auxilio y retuvieron a las denunciadas en vía pública; minutos después, pasó  por el lugar una patrulla policial e hicieron conocimiento  de lo sucedido y,  que el taxista quería poner la denuncia a la Fiscalía.  Ante esta petición, se decidió trasladar a las dos damas y al motorista del taxi para  presentar el caso ante el Fiscal de turno para su investigación, quien tomó las declaraciones conforme lo establece la ley en estos casos.

 4- En todo momento, como pueden atestiguar  los Policías Municipales y el conductor del Taxi, a las damas  siempre se les respetó su integridad física y en ningún momento se vieron amenazadas, por lo que la Policía Nacional sólo acudió a su deber de atender una denuncia ciudadana y llevarla ante el ente correspondiente,  quien , después de escuchar a ambas partes determinó que no existía méritos para presentar requerimiento fiscal, dejándolas en libertad.

 5- Lamentamos que algunos  Organismos de Derechos Humanos  hayan actuado con ligereza al dar a conocer a la opinión pública mediante comunicado, que las damas estuvieron en riesgo o que habían sido detenidas ilegalmente. Entendemos que  por desconocimiento de  los hechos, cuando lo único que se hizo por parte de los miembros de  la Policía Nacional fue atender la solicitud de un ciudadano.

 Tegucigalpa M.D.C, 25 de Agosto  del 2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.