Medios y redes sociales hacen de la muerte un espectáculo

Medios y redes sociales hacen de la muerte un espectáculo que repercute en la salud mental

Compartir

 

La escena del crimen es trastocada por medios de comunicación y mirones que capturan y reproducen imágenes y vídeos de personas fallecidas, violentando los derechos humanos y alimentando el ego de los criminales

Redacción: Viena Hernández

Tegucigalpa. – La muerte y la violencia se han convertido en el alimento para generar morbo y audiencia para algunos medios de comunicación, páginas web o de redes sociales apuradas por crecer sin importar a qué costo, pues al no poder generar un contenido atractivo e inteligente pasan a transformar la muerte en su principal atracción.

A partir de imágenes dantescas de personas asesinadas o que fallecen en accidentes automovilísticos o de otro tipo, existen medios de comunicación que reproducen por la televisión y el internet ese contendido que violenta los derechos humanos, alimentan la violencia, hacen crecer el ego de los criminales y ponen en riesgo la vida de los familiares.

Esto no solo es una forma de “normalizar” y animar la cultura de la muerte en la audiencia que absorbe ese contenido, además, quienes toman esas fotografías y videos irrumpen y alteran la escena del crimen.

No obstante, el criminólogo Nery Ordóñez, explicó a Criterio.hn que, La Ley de la Policía sí menciona que se debe sancionar al funcionario policial que permita tomar fotografías a personas fallecidas.

“Tengo entendido que hay muchos policías que han sido sancionados por permitir acceso al mirón que quiere tomar la fotografía en la escena del crimen, porque el delincuente puede alimentar su ego y el morbo”, apuntó.

En muchos videos de esos videos que son reproducidos por todo tipo de personas, se observa presencia de militares, policías e incluso de medicina forense, permitiendo frente a sus narices esa intransigencia y negligencia en plena escena del crimen.

Este comportamiento repetitivo, deja entrever como si no tuvieran conocimiento del proceso de resguardar la escena del crimen y que, evidentemente, falta mucha regulación.

Para las familias, ver a su pariente en varios programas de televisión y en los periódicos es una burla y genera sufrimiento. El mensaje percibido es que la muerte parezca algo común a ver con frialdad.

Las redes sociales, aunque penalizan el contenido, en muchas ocasiones esto es tardado, pues al ser compartido reiteradamente y volverse viral se mantiene en movimiento, sin que pueda anularse.

Lea también: Problemas sociales, alcohol y drogas dilatan carente salud emocional de los hondureños

MANIPULACIÓN DE LA ESCENA DEL CRIMEN

La delimitación de la escena del crimen tiene un parámetro, mientras más alejado se pueda estar del lugar, es mejor. En la actualidad es permitido que se cubra el cuerpo de la persona inmediatamente, pero no siempre va a llegar una patrulla o una persona justo a tiempo o a cubrir el cuerpo, apuntó Ordóñez.

Ante todo, se debe recordar que, se trata de un delito, por lo cual el criminólogo destacó que es tipificado cuando se descubre quien es la persona que ha tomado la fotografía.

Aportando su punto de vista desde la psicología, la psicóloga industrial, Fabiola Lagos, en conversación con Criterio.hn señaló que, las imágenes y cómo son reproducidas exponen la dura realidad de Honduras.

“¿Hasta donde debemos ser tan implícitos en lo que se está mostrando?, no debemos romper los límites de lealtad hacia las familias y el respeto hacia los demás, se debe generar mayor empatía cuando pensamos en las familias de las personas que han pasado momentos difíciles”, apuntó la psicóloga.

Lea también: Niñez y juventud, las víctimas permanentes del abuso sexual y la violencia en Honduras

Por su parte, Ordóñez, manifestó que en todo el mundo sucede que se envíen imágenes inesperadas sobre lo que está pasado y a veces es difícil de controlar, sin embargo, aseguró que hay imágenes que han sido sancionadas, cuando una persona o medio de comunicación la reproduce sin tomar en cuenta lo delicado que puede ser.

Esta negligencia es reproducida con normalidad, muchas veces se conoce sin problema quienes son los que toman y postean esas fotografías, pero realmente esto sigue sucediendo, dejando en duda que realmente haya un castigo que deje precedente para detener el irrespeto y el peligro que significa permitir que se cometan estas acciones inescrupulosas.

Lamentablemente la sociedad hondureña se está volviendo fría ante el dolor de los demás, como si hay quienes no están expuestos a sufrir también este tipo de situaciones.

“Las familias son destruidas a través de situaciones de violencia, vamos a culturalizar para terminar el estilo de vida violento de ver la violencia con normalidad, hay que pensar si es eso lo que queremos enseñar a las nuevas generaciones, cuando cada día somos parte de la violencia”, expresó Lagos.

Lea también: Ausencia de Estado de derecho y desigualdad económica generan conductas violentas en sociedad hondureña

En Honduras es común que un grupo de personas se aglomere alrededor de algún accidente de tránsito o de un homicidio, para observar a los muertos, tomar videos o fotos, lo mismo que hacen varios medios de comunicación.

La psicóloga señaló que los medios de comunicación deberían cumplir con un código de ética y revisar qué se puede y lo que no se debe publicar al lanzar una noticia.

El contenido no solo llega a los adultos y adolescentes, también a menores de edad a través del celular, la Tablet o la computadora, lo cual puede generar distintas patologías que dañan la salud mental o generar estrés postraumático, terrores nocturnos, elevar el índice de ansiedad, generar rechazo a la comunicación y aislamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.