Mal manejo de la pandemia sigue preocupando al gremio médico de la Costa Norte

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- El Presidente Colegio Médico de Honduras, Capítulo de San Pedro Sula, Oscar Sánchez, asegura que pese a la rebaja de casos graves de Covid-19 en las salas de cuidados intensivos de los hospitales de la zona norte, la situación de la pandemia es preocupante, porque a ocho meses de la emergencia, la estrategia del gobierno sigue siendo ajena al combate de la enfermedad.

El galeno asegura que la estrategia ha sido hacer cosas de manera tardía, como la apertura de los centros  triajes y la puesta en funcionamiento de los hospitales móviles, hoy, “llamados centros de estabilización, que también fueron adquiridos de manera muy sospechosa y hermética”, expresó.

Vale mencionar, que de siete hospitales móviles que adquirió el gobierno a través de INVEST-H a inicios del mes de abril pasado, a la fecha solo ha comenzado a funcionar uno, de los cuatro que ya se encuentran en el país. Recientemente, después de una serie de reparaciones y adaptaciones,  las autoridades echaron a andar el de San Pedro Sula y mientras la situación se complica en la zona rural, hacen trabajos para que entren en operaciones el de Tegucigalpa, Santa Rosa de Copán y Choluteca.   

Ante tal situación, Sánchez dijo que la asistencia de pacientes sospechosos de Covid-19 a los centros de triaje y de estabilización de la Costa Norte, se ha incrementado y que de acuerdo con los datos oficiales, que no están actualizados a la fecha,  la curva de personas contagiadas sigue en ascenso. Para él es alarmante, el gobierno siga con la misma estrategia, mientras que la población y el personal de la salud se siguen contaminando, falleciendo, dejando sufrimiento y contagios en sus familias.

Asimismo, dijo que el personal de la salud no se está contagiando por descuido, sino por las extenuantes jornadas de trabajo y por no saber si el paciente que está atendiendo es positivo o negativo de Covid-19. Indicó,  que en los hospitales públicos del país  no se están realizando las pruebas rápidas para la detección del virus a todos los pacientes que ingresan  por atención médica.

Sostuvo, que sólo un reducido número de pacientes es sometido a la prueba. “Por  ejemplo, en el Catarino Rivas, si el paciente va a ser intervenido quirúrgicamente sí le hacen la prueba rápida, pero si llega por otro tipo de atención no se le hace, a menos que llegue síntomas de sospechas  de Covid”, aseguró Sánchez. 

De igual manera, criticó, que a nivel nacional, las autoridades tampoco están haciendo las sufrientes pruebas PCR y que a estas alturas, en el país, ya se deberían de estar practicando entre 3 mil a 5 mil diarias, cosa  que está lejos de suceder.

En tal sentido, reiteró, que “no es descuido, a los hospitales siguen llegando personas y en muchos lugares la calidad del equipo personal no es la adecuada y no solo es en la atención de las batas, también las mascarillas, nos están dando KN-95 y usted sabe el tema que ha habido con esas mascarillas que compró el Estado”, insistió Sánchez. 

En su informe, Trampa Mortal de la Bioseguridad Estatal, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), denunció que el gobierno pone en riesgo al personal de los hospitales y centros de salud, porque la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) y de la Secretaría de Salud, compraron mascarillas KN-95 que no son recomendables para el uso médico.

El documento sostiene, que las autoridades crearon una falsa expectativa de seguridad en el personal de salud, y que  “esta exposición podría ser una de las causas por las que existe un alto porcentaje de médicos, enfermeras, microbiólogos  y otro personal sanitario  infectado por el Covid 19”. Según el Estudio, el gobierno en lugar de advertirle al personal de salud que esas mascarillas no son seguras, les ocultó la información y los expone a contagiarse, situación que acuerdo con lo que expone el doctor Sánchez, está sucediendo.   

Y aparte, según el doctor Sánchez, la Secretaría de Salud no le realiza pruebas para la detección del virus al personal de los hospitales y demás centros de salud, como si lo hace el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), en San Pedro Sula,  que cada 15 días se las están realizando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.