Magisterio suspende labores en exigencia de pago de salarios

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

foto portada de archivo

El magisterio arrancó este día en paro de labores virtuales de acuerdo a la decisión alcanzada en asamblea de colegios de docentes, quienes lamentan el retraso en el pago de salarios por parte de la Secretaría de Educación.

El parto virtual, consiste en que no se impartirán clases por internet en todo el país, tampoco se entregarán informes administrativos a las autoridades de educación departamental y nacional.

“Exigimos se nos cancele el salario del mes de julio, así como toda la deuda acumulada por concepto de vacaciones a personal directivo y administrativo”, expresa el comunicado de la Plataforma por la Defensa de la Educación.

De la mano de la demanda por pago de salarios, los colegios magisteriales aglutinados en la Plataforma, exigen que se publique en el Diario Oficial la Gaceta, la Ley de Gratuidad de la Educación no presencial, la cual consiste en internet gratuito para alumnos y docentes en tiempos de pandemia.

“Por eso las bases magisteriales acordamos un paro de sistemas caídos en teléfonos inteligentes, computadoras, porque además de no recibir salarios, tenemos que pagar nuestro internet y de la misma forma lo hacen los estudiantes”, dijo el dirigente magisterial Jimmy Sorto.

Para el profesor Sorto, la situación del magisterio no deja de ser complicada, pues a la crisis histórica de la educación pública, se suman los incumplimientos salariales, para el caso, expresó que hay muchos docentes a nivel nacional sin recibir el pago de sus salarios correspondientes al mes de julio.

“Somos nosotros los que realmente estamos sosteniendo el sistema educativo, nosotros pagamos el internet para atender a los alumnos y ya nos cansamos que el Gobierno juegue con nuestros salarios”, siguió relatando Sorto.

El magisterio ha mantenido postura firme sobre la realidad de este sistema en tiempos de pandemia, pues a criterio de Sorto, las decisiones que la Secretaría de Educación ha tomado en este periodo de emergencia han dejado mucho que desear.

“Imagínese hay compañeros que les deben dos o tres años de crecimiento vegetativo, a otros les deben planillas complementarias, y así, es lamentable que haya una gran cantidad de maestros y maestras con problemas de ingresos”, comentó Sorto.

Los docentes anunciaron que este es el primer aviso para el Gobierno, el cual debe ser consciente de las necesidades básicas de los empleados de la educación, también de los deberes económicos que ellos tienen para sostener a su familia.

La dirigencia magisterial manifestó que de no recibir respuesta del Gobierno en cuanto al pago de salarios atrasados, en los próximos días las bases en asamblea decidirán acciones más fuertes de presión a nivel nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.