Partidos pidieron cinco magistrados de la Corte

Luis Redondo se confiesa maniatado para reducir salarios a diputados y revertir pagos a suplentes

Luis Redondo, presidente de la Junta Directiva del Congreso de la facción apoyada por la presidenta electa, Xiomara Castro. (Foto: Fernando Destephen/Criterio.hn).

Actualidad|Noticias Destacadas|Política y Democracia.

Compartir

Por: Asael Barahona

Tegucigalpa. –El presidente del Congreso Nacional de Honduras, Luis Redondo, arguyó que no cuenta con la aprobación de la mayoría de los congresistas para reducir los salarios de diputados y eliminar sueldos a diputados suplentes, aunque aseguró que se está estableciendo un plan de austeridad que va desde el despido de empleados del Poder Legislativo.

Noticia relacionada Diputados suplentes de Honduras gozarán de jugoso salario con reforma a la ley orgánica del Congreso

Durante la sesión legislativa del martes, el titular del Legislativo se refirió al millonario pago en salarios y viáticos que reciben los congresistas justificando que el gasto incrementó como consecuencia de una reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo aprobada por la administración anterior regida por el conservador Partido Nacional.

Según datos recabados y analizados por el equipo de Criterio.hn del portal de transparencia del Congreso Nacional, durante el primer mes de gestión (febrero) del nuevo Congreso Nacional, se pagó a los 256 diputados propietarios y suplentes por concepto de salarios 17, 945,577.70 lempiras, de los cuales, 1, 129,766.32 corresponde a los 19 congresistas que conforman la Junta Directiva, 9, 907,273.78 a los 109 diputados propietarios y 6, 980,537.60 a los 109 diputados propietarios. Cabe indicar que las cifras corresponden al valor bruto de la planilla, es decir, no se consideró las deducciones.

Además, por concepto de viáticos se erogó 17, 208,934.80, de estos, 1, 660,883.81 fue destinado a la Junta Directiva y el resto a los demás diputados que reciben comisiones por el “gasto” de trasladarse cada semana desde sus lugares de origen hasta la sede del Poder Legislativo en Tegucigalpa.

Un día antes que tomara posesión el nuevo Congreso Nacional, se publicó en el diario oficial La Gaceta el Decreto Legislativo 140-2021,  aprobado por mayoría calificada, es decir, 86 votos de 128, aunque es importante señalar que durante la gestión 2018-2022 no se tiene acceso a la votación de los congresistas, por lo tanto, no se puede precisar el número de diputados que votó a favor, en contra o se abstuvo en cada aprobación de leyes.

Con la reforma a la Ley Orgánica del Congreso Nacional se integró y estipuló remunerar a la totalidad de los diputados suplentes (128) con el 60% del salario de los diputados propietarios. Asimismo, incluir viáticos y gastos de representación, siendo obligación de los diputados suplentes estar presentes en todas las reuniones del pleno para garantizar su disponibilidad en caso de requerirse su intervención.

“Para que nosotros podamos reformar o derogar reformas a la Ley Orgánica del Congreso Nacional requerimos de 86 votos, es decir, ocupamos de la voluntad de todas las bancadas de este Congreso tanto para su reforma, derogación o su aprobación”, expresó Redondo.

Lo anterior, fue la justificación que utilizó el presidente del Poder Legislativo para responder a los cuestionamientos ante el elevado pago en salarios y viáticos, como resultado de la gestión anterior.

Este tema, que fue fuertemente cuestionado por la mayoría de los diputados que ahora forman parte del oficialismo, ya no es tema de discusión y muchos menos de su agenda.

Además, señaló que no cuenta con los 86 votos necesarios para derogar el decreto que otorga salarios a suplentes o aprobar una rebaja al sueldo mensual de los propietarios.

También, reprochó que en otros periodos no se transparentó el gasto del Poder Legislativo y, en el primer mes, se publicó la erogación tanto de salarios como de viáticos que aumentó de 4 millones a 12 millones.

Cabe explicar que, si se compara los salarios y viáticos durante la gestión anterior con el nuevo gobierno, la mayoría de la información fue declarada reservada y clasificada por lo cual las cifras del periodo 2018-2022 no están completas.

Redondo añadió que existía una planilla de 900 personas contratadas bajo contrato, pero se redujo a 79 empleados siendo despedidos 771 que ni siquiera acudían a labores diarias.

“Este Congreso es tan transparentes que se ha hecho la publicación exacta de los pagos que se están haciendo por concepto de viáticos”, dijo.

Antes de la reforma a la Ley Orgánica del Congreso Nacional, el presidente del Legislativo tenía la discrecionalidad de seleccionar a qué diputados suplentes incorporaba, supuestamente, para ejercer funciones de los propietarios y solo estos tenían asignado un salario de 40,000 lempiras, pero con la vigencia de la reforma todos los suplentes devengan 54,535.45 lempiras.

Noticia relacionada: Opulencia de los diputados versus miseria de los obreros

ENGAVETADO PROYECTOS DE LEY PARA REDUCIR SALARIOS

Existen algunos congresistas que han presentado proyectos de ley para reducir los altos salarios, aunque hay algunos que afirman que lo que devengan “no les ajusta” para sus necesidades.

El diputado del oficialista Partido Libertad y Refundación (Libre), Samuel Madrid, presentó un proyecto para reducir en un 50% el salario de los altos funcionarios de gobierno que devengan arriba de 60 mil lempiras e incluyó a los diputados.

Entre tanto la diputada del mismo partido, Beatriz Valle, presentó la moción para disminuir en un 20% los salarios de los diputados propietarios y suplentes, considerando que no todos los congresistas devengan el mismo ingreso, pues esto varia en el caso de los directivos y miembros de comisiones.

Para Valle, si se aprueba la reforma el Estado de Honduras ahorraría 60 millones de lempiras anuales, mientras la propuesta de Madrid representaría más de 150 millones.

“No crea que es el montón, nosotros ganamos 92 mil lempiras para lo que nos macaneamos, pero vamos a hacer el esfuerzo para reducir nuestros salarios”, expresó la diputada del Partido Salvador de Honduras (PSH), Ligia Ramos.

Las expresiones de Ramos generaron críticas por parte de la ciudadanía, lo que obligó a la diputada a salir al paso y reconocer que su salario no es poco y que sus declaraciones fueron “sacadas de contexto”.

Pero igual valoración de recibir un salario tienen sus compañeros de bancada, Carlos Umaña y Tomás Ramírez, ambos han afirmado que “no les ajusta el salario” y que sus gastos son excesivos.

“No valdría la pena venir a sesionar al Congreso Nacional con sueldos bajos”, fue la reacción de Umaña en febrero, ahora asegura que mientras no se tenga el voto de 86 congresistas “se devengará cada centavo de manera honesta y transparente”.

 

En tanto, el diputado Ramírez confirmó que reciben fondos por conceptos de viáticos de acuerdo a la distancia, desde sus departamentos hasta la sede del Congreso.  

No obstante, el congresista del departamento de Francisco Morazán, Juan Barahona niega que reciba viáticos por lo que instó al presidente Redondo aclarar y definir quiénes y cuántos recibieron estos fondos demostrando así una administración transparente.

Aunque en su discurso Redondo procura por un Congreso transparente y con un plan de austeridad, en el portal de transparencia no existe un desglose exacto que detalle todos los gastos, los pagos por salarios y viáticos para cada diputado.

En la ejecución presupuestaria solo existe un documento que indica que se asignó un presupuesto de mil 248 millones de lempiras un gasto de servicios personales de febrero por 63, 268,548.42 lempiras, servicios no personales por 18, 103,240.92, materiales y suministros por 418,973.20 y maquinarias y equipos de oficina por 6,285, sin detallar el desglose completo.

Noticia relacionada L. 79.6 millones gastó el Congreso en banquetes, alquiler de vehículos y viáticos en año de pandemia

UNA FALSA PERCEPCIÓN REDUCIR SALARIOS

Según la LXXII Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 73,6% de los hogares en Honduras viven en condiciones de pobreza, de estos, el 53.7 en pobreza extrema.

Mientras el salario mínimo en Honduras ronda los diez mil lempiras, los congresistas se niegan incluso a presentar voluntariamente la solicitud para reducir su salario como lo pidió desde febrero Redondo, quien instó a los diputados solicitar formalmente una reducción a su salario sin someter a discusión los proyectos de ley presentados.

Para el director de transparencia y gobernanza de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Lester Ramírez, los diputados no rebajarán su salario, por lo que requirió que reciban su pago con base a los resultados en sus funciones.

“Yo no creo que vayan a reducirse los salarios, yo realmente creo que este tema de los salarios lo dejaron a la voluntad de cada diputado. No se lo van a reducir. Lo que deberíamos hablar es si van a tener estos salarios deben estar amarrados a resultados y los resultados se construyen en base a una agenda legislativa que se conozca públicamente”, dijo a Criterio.hn.

Agregó que la ciudadanía reacciona molesta y exige reducir sus salarios porque considera que reciben pagos exorbitantes sin generar soluciones a los verdaderos problemas como la falta de empleo, inseguridad, sistemas deplorables de educación y salud, entre otros males que aquejan a la mayoría de los hondureños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.