Compartir

Por: Patricia Murillo Gutiérrez

Diputada y periodista

Al rey Herodes verdugo de tantos inocentes en los albores del cristianismo, le regía y gobernaba su ego desaforado y a pura espada eliminaba lo que consideraba sus amenazas, incluyendo a recién nacidos.

Aquí más de 2 mil años después, este herodiano aprendiz de dictador, Juan Orlando Hernández y su servil sequito de aprendices del mal, acabaron por largos años, con los sueños de un proceso autentico de Patria con su mal gobernar.

 Llegando al colmo de volver a Honduras el país que más niños no acompañados expulsa, por los trágicos caminos de la de la migración forzada.

Similitudes entre JOH y el peor de los Herodes: ambos maltrataron a sus pueblos. Ambos fueron, unos auténticos irracionales. Más de una vez a estas argollas azules en el Congreso Nacional el diputado y médico forense y abogado criminalista, Denis Castro Bobadilla, les llamo sociópatas.

Buscando la definición de sociópata encuentro: “es un trastorno mental en el cual una persona no demuestra discernimiento entre el bien y el mal e ignora los hechos y sentimientos de los demás”. Un trastorno de una personalidad antisocial. Lo tenemos más claro doctor Castro Bobadilla, y pensar que usted estuvo sentado ten cerca de esa gente en la directiva, como Mauricio Oliva, Tomás Zambrano y Antonio Rivera Callejas.

Herodes proyectaba a sangre y fuego una imagen política favorable a él entre el aterroriza pueblo que gobernaba.

 JOH no se quedó atrás, y utilizó sofisticadas tecnologías de espionaje y control mental buscando uniformar la opinión pública a su favor, hasta casos HERMES donde compraba su hermana Hilda Hernández voluntades y conciencias de periodistas y comunicadores. Vaya manera de prostituirse colegas y con dinero de nuestro calamitoso pueblo.

Fuera de eso, el herodiano hondureño gasto millones de dólares del pueblo en pago de cabildeos costosos fuera del país para ganar merecimientos y maquillar su ruindad, cuando el mundo conoce de la tumba blanqueada que es, tras la condena del narco criminal de su hermano Tony Hernández.

Creía JOH el Herodes de Lempira, que era infalible, como el nuevo rey Sol y vean en lo que termino, repudiado por ese pueblo que, desde las mismas catacumbas de la incertidumbre por el creada, lo mando el 28 de noviembre último, de una vez al hoyo más putrefacto de la historia de Honduras.

Herodes tenía profundos rencores hacia los demás. Y que se puede decir de los cachurecos que están en el primer círculo del usurpado poder de la nación. Rencor. Odio, malos sentimientos hacia sus semejantes.

Es lo único que podría explicar su conducta inhumana hacia este noble y desvalido pueblo.

JOH y Herodes son seres altamente inseguros. De repente fueron tratados de pequeñitos sin un mecimiento correcto y sano y al no poseer una autoestima equilibrada y gran inseguridad de carácter, se proyectaban con los abusos que el poder les permitió. Ayudados en la fuerza militar.

En el caso de JOH, solo es seguirle la ruta del dinero desde que llego al Congreso Nacional como asistente hasta hoy y averiguar de donde salió su cuantiosa fortuna.

Seguro que no fue por las ventas de Avon de Ana García Carías de Hernández.

Por ello ahora escuchar al ministro de Gobernación y Justicia Leonel Ayala, pedir perdón al pueblo hondureño por algún error que como humanos podrían haber cometido, refuerza aún más lo dicho por Castro Bobadilla acerca de las conductas sociópatas que aquí nos han acechado.

 Como olvidaremos que Ayala, Ebal Díaz y otros son ejes del mal desde la venta y postura apátrida a favor de las ZEDES hasta cubrir los peores desmanes contra la salud del pueblo y más tropelías cachurecas.

Nunca olvidemos los atracos al IHSS. Nunca olvidemos la sentencia del acabado Ebal Díaz que el pueblo con dinero en el bolsillo iba a olvidar la estafa de los hospitales móviles, los muertos por pandemia etc.

Dejemos que la justicia humana y divina se encarguen de estas lacras. El pueblo ya hablo. Y por muy amarrada que pretenden dejar su inmunidad ante tanto desmán e impunidad, hay fisuras legales que les van a resquebrajar sus muros de orgullo y criminalidad.

Y caerán como un castillo de naipes, uno a uno, una a una, y no confundir el hacer justicia con ningún tipo de venganza. No es la Ley del Talión, es dar a cada uno lo que en justicia merece.

Al Pastor Ebal Díaz y su corte de arrastrados de la cúpula de pastores de Tegucigalpa y San Pedro Sula, les faltó la humildad del líder bíblico Samuel que siempre tuvo el oído para escuchar a Dios. Estos solo oyeron al demonio de poder y la codicia que los llevo y llevara al limbo tarde o temprano.

2 comentarios en “Los Herodianos del siglo 21

  1. La felicito Sra. Patricia Murillo Gutiérrez. Que se alcen las voces denunciando y pidiendo justicia y aplicación de la Constitución vigente desde 1982.
    Rotundo NO a las mal llamadas zedes, un proyecto político-económico, de la ultraderecha fascista internacional, de convertir a Honduras en enclaves. Están opuestos a la Constitución de la República de Honduras, son ilegales y, por lo tanto sólo existen en la ideología decadente neoliberal y en la élite corrupta que gobernó a Honduras. Sus supuestos «dueños» por contratos anticonstitucionales NO tienen derecho a NADA. Quien dice que » invierte» violando las leyes del país receptor, no tiene má que el derecho de irse del país, y hacerlo rápido.

  2. Herodes a los 17 años aplasto una revuelta en Galilea dejando decenas de muertos, por allí empezó su afortunada y maldita carrera. (Una referencia a este personaje apareció hace poco «El trono maldito», que de forma novelada narra la historia de la dinastía Herodiana. Quizas dificil de adquirir en Honduras (y caro), espero un día descargarlo.
    Por supuesto que podemos trazar un símil 2000 años después con la dinastía azul!!!.
    Mal recuerdo de Ayala y como no de sus aleros en la servidumbre de JOH.
    Haaa, disculpe crei que iva conectado así el positivo con el negativo ó escribí «Hombre» sin Ache, esto son errores.

    Disculpen robe dinero publico mediante desvió y falsificaciones, esto es un delito!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.