Los altos niveles de impunidad en el país persisten por el tripartidismo

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – La impunidad en el país es el resultado del acomodamiento del “tripartidismo” que conforman los partidos nacional, liberal y Libre que penosamente se ha acomodado antes que hacer verdadera oposición.

Existen dos tipos de impunidad, la positiva, que brega en dirección del estado de cosas porque favorece a la gente de cuello blanco que siguen líneas de partido y de los cascarones de poder de los partidos enlazados directamente a la cúpula del poder dominante, que ejerce el nacionalismo.

“No importa qué partido esté gobernando, las cúpulas de partidos se protegen entre sí y el gran problema en Honduras es que estos grupos, que delinquen con guante blanco, son los que eligen la Corte Suprema de Justicia y a los órganos de justicia”, señaló el abogado penalista Oliver Erazo.

El Índice Global de Impunidad, en la edición de 2020, coloca a Honduras en el nivel más alto de impunidad en la región, y es el segundo con impunidad alta en el ámbito global.

Para esas estructuras la impunidad es negativa cuando vienen los índices internacionales y todos salen aplazados y muestra de ello es que la comunidad internacional tiene a Honduras con las bardas en remojo, mientras otros órganos y países ignoran totalmente al país precisamente por los altos niveles de corrupción.

El que el país muestre ese segundo lugar de nivel de impunidad es una situación que a la clase política poco le importa, si la noticia trasciende en horas de la mañana en la tarde está el sistema de comunicación del gobierno replicando que Estados Unidos le dio tal nota de transparencia o viene algún organismo que destaca alguna ejecutoria del gobierno.

“La perspectiva real que vivimos es el mismo círculo de impunidad desde que volvimos a la democracia, aquí han cambiado Códigos Penales, Códigos Civiles Penales, pasamos una temporada en la que sabíamos que si el Partido Liberal ganaba había un candidato al que siempre le correspondía la Corte Suprema de Justicia, y el hijo ahora es candidato a la presidencia”, señaló.

El Examen Periódico Universal (EPU), muestra que no escuchamos, que la sociedad no escucha porque no tiene capacidad de decisión, motivando el abstencionismo o prostituyendo al elector cuando se le ofrece “para el fresco, eso es lo que ofrece el tripartidismo”.

“Son el mismo partido dividido en tres para distribuirse la cuota de poder; en el caso de LIBRE hoy es un partido electorero y es más peligroso que un partido electorero porque incluso, es un paso fundamental para la democracia”

“Él, incluso, puede ser parte de un llamado a una Asamblea Nacional Constituyente, para qué, para llenar el ego de uno, y otro para quedarse en el poder y preparar una salida”.

En cuanto al Código Penal nuevo no ha producido nada porque todos los recursos de revisión están durmiendo el sueño de los justos; las pocas luces que tiene se ensombrecen por la justicia tardía.

Desde un ángulo social, la juventud aplaude al que es impune y se burla del honesto, del luchador, el tonto y el bueno es el “toro”, y de ese problema social se nutre la clase política que está en el poder, agregó.

La pandemia es el pretexto para todo, se ha convertido en un uno o en un AS de un juego de naipes, la utilizan para todo y en donde más les conviene; el problema en la administración de justicia viene mucho antes más de la pandemia, lo que hizo fue subrayar en una situación que ya vivíamos en el país.

TH Y JOH

En el caso de JOH y el caso de su hermano solo muestra que EE. UU. solo tiene una política para el exterior y son solo sus intereses; que ellos hagan su juego para ver a quién y porqué extradita a alguien no hay ninguna duda.

La postergación de la sentencia de TH plantea inquietudes del porqué de esa dilación. Será que el señor Tigre Bonilla entregó alguna información sumamente importante, que pueda cambiar en un sentido más duro y drástico la situación.

Hay mucho diálogo de pasillo, bastante documentado, no sabemos en qué momento EE. UU. va a hacer las acciones que corresponden al Ministerio Público y enjuiciar a la Corte Suprema de Justicia. Una muy acomodada espera    

La impunidad es muy paralela al atraso, hoy Haití supera a Honduras en desarrollo humano, quizás alcancemos el primer lugar en impunidad; las instituciones sí pueden trabajar si las manejan personas que quieren trabajar para ir a un Estado de derecho, mientras tanto vamos a languidecer en el subdesarrollo humano, concluye Erazo.

En América los países con mayor impunidad son: Ecuador, Perú, Guatemala, México, Guyana, Paraguay y Honduras.

Entre tanto, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Bolivia, Cuba, Dominica, Haití, Jamaica, Santa Lucía, Saint Kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Uruguay se perciben como países con impunidad estadística, pues no aportan ni producen los datos necesarios para auscultarlos en temas de seguridad y justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.