Lluvias continuarán este fin de semana sobre un Valle de Sula inundado

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Foto de portada: Sean T. Hawkey

Tegucigalpa.- La situación no es nada alentadora para la población del Valle de Sula, un frente frío y una nueva onda tropical están afectando al territorio hondureño este fin de semana, dejando más lluvias en una zona completamente inundada por los desbordamientos del río Ulúa y Chamelecón.

Según los pronósticos del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos de la Comisión Permanente de Contingencias Copeco, un frente frio que proviene del norte dejará lluvias a partir de este viernes en el litoral atlántico del país.

Sumado al frente frio una onda tropical dejará precipitaciones en Nicaragua, Panamá y Colombia y extenderá sus bandas hasta el territorio nacional, abriendo paso a lluvias en todo el país.

La preocupación ante el paso de más fenómenos con lluvias se presenta en el norte de Honduras, a raíz que los caudales del río Ulúa y Chamelecón están en sus máximos niveles y las lluvias no paran en la zona occidental del país.

Ante tal situación en las últimas horas el recién nombrado comisionado especial de la zona norte de Copeco, el general de Bomberos, Jaime Omar Silva, pidió a la población que vive en puntos vulnerables que no se confíe y si el agua ha bajado que no retorne a sus hogares.

Silva remarcó en la necesidad de continuar en los albergues porque si las lluvias se mantienen en el occidente, habrá nuevas crecidas en el Ulúa y Chamelecón a la altura del departamento de Cortés y Yoro.

Ciudades como Pimienta, Potrerillos, La Lima, El Progreso, sector Planeta, Rivera Hernández, Ramal del Tigre, Bajos de Puerto Cortés, excampos bananeros de La Lima y Progreso están llenos de agua por lo que el descenso de esa inundación según las autoridades tomará un par de días.

“La población no puede confiarse, esperamos remanentes que nos puedan generar nuevas crecidas, por eso pedimos a los ciudadanos mantenerse en los albergues, estaremos avisando el momento idóneo para que la población regrese a sus hogares”, manifestó Silva.

En la medida que las lluvias continúan, los niveles de la Central Hidroeléctrica Francisco Morazán, mejor conocida como El Cajón siguen aumentando y hasta la mañana del sábado 21 de noviembre, se encuentra a 288.80 metros sobre el nivel del mar.

Según expertos las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), el nivel deberá bajar en las próximas horas a raíz de las descargas programadas que iniciaron desde el viernes 20 de noviembre.

La decisión de hacer descargas de la represa se da ante el riesgo de que El Cajón supere los 290 metros, escenario que generaría que las turbinas de generación eléctrica se paren por protocolos de seguridad, y con esto se deje de inyectar energía al Sistema de Energía Nacional.

Finalmente el director de meteorología de Copeco, Francisco Argeñal pidió a la población a vigilar los caudales de los ríos Chamelecón, Ulúa y Humuya, porque producto de las condiciones climáticas del fin de semana no se descartan nuevas crecidas en las próximas horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.