Noticias Destacadas|Opinion

La campaña de lesa humanidad, a la deriva y su antídoto

Compartir

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

La Honduras real todavía esta ahí. Mientras otra caravana rompe el cerco de ICE y se adentra en los EUA, la semana pasada La Mesa Ciudadana reflexionaba, cientos de hondureños regresan cada día deportados a nuestras fronteras, despojados también de la esperanza con que habían huido, sin que el Estado se presente para recibirlos y empadronarlos. Juntamente con la jurisdicción, que constituye a la nación y garantiza nuestros derechos básicos, los territorios (públicos y privados) del país se rematan en almoneda en otros continentes sin siquiera nuestra presencia y se publican en los periódicos los anuncios de las expropiaciones virtuales inminentes. Día a día, autoridades internacionales denuncian y exigen la deportación de funcionarios, alcaldes y diputados por su violación de la ley internacional y por actos de corrupción monstruosos del actual régimen. El cual, de otro lado, intenta distanciarse, sacrifica chivos expiatorios, se empeña en campañas de cortina de humo para ocultar el verdadero escándalo, para disimularse y capitalizar la ingenuidad, la ignorancia y sus temores y la necesidad menesterosa, de hasta lo más esencial. Interesante, la propaganda enfoca y se envía a mujeres que supone ingenuas.

En una vorágine de violencia y un ambiente enrarecido, casi surrealista, rueda ruidosa despeñándose la campaña inclemente para las elecciones generales dentro de un mes. Aunque antes que otra cosa, esa campaña se empeña en asegurar (vía chisme y falso profeta en facebook) que, en vez de elecciones, habrá caos y sangre se incendiaran las calles, y todos estaremos sitiados bajo amenaza. Al mismo tiempo que circula un falso anuncio de las autoridades, alegando que, nadie podrá salir a la calle. Que habrá desabastecimiento. (Para ellos, claramente la elección ya es el problema, para nosotros, ya es la salida, cimbra una expectativa.) Su pesadilla de ellos quiere neutralizar una generalizada alegría, casi eufórica, con el fin del régimen que esta a la vista. Los amenazados con extinción son solo los irredentos que ordenan al personal del gobierno reproducir mensajes de bots, fake news, sin escrúpulo, calumnias si fin, señuelos, pistas imaginarias.

La campaña negativa consolida una base de fieles creyentes, personas que caen victimas fáciles del facebook, aun educadas, una periodista culta, una empresaria retirada, un agrónomo -que conozco- se tragan, entera y sin agua, la propaganda basura, transparentemente pérfida, las acusaciones de loca y comunista. Y la reproducen incluso cuando tienen dudas y cuando pronto resulta ser fabrica de mentira, pero son los irreductibles, el 20% dispuesto a suicidarse cortándose la yugular con la estrella de lata.

Sin intentar siquiera levantar el perfil, destacar méritos o virtudes de su propuesta electoral podrida, que solo inspira un deja Vu y un bostezo, los diputados pandoros empujan un proyecto de ley para que los niños lean La Biblia en la escuela, ¿y luego, cuando crezcan, sean como ellos?  El contratante es el Partido Nacional, largamente su cliente. El fabricante de las patrañas es su asesor J.J. Rendón, la viuda negra, el satánico que defiende dictadores y se dice defensor de la democracia. Dispuesto a todo, a inducir tragedias, y aprovechar las ordinarias, a producir escenografías grotescas, para despertar sentimientos atávicos. Aprovecha al máximo la caja china que le entregan los dueños de los medios. ¡Pero no engaña a nadie! J.J. Solo ha cosechado escepticismo.  La gente entiende que en todo el país hay un vuelco hacia la oposición, que inconteniblemente crece con la unidad en todos los niveles. De lo que se trata es de ocultarlo con la nota roja o la nota deportiva del desastre de la selección en la primera plana. Propagar en su lugar del entusiasmo, miedo, resentimiento, el instinto primario. Pero no le esta funcionando, no disminuye la avalancha.  El proceso franco de coalición superó esa dinámica.

Libre avanza apoteósico con la adhesión de sus antaño opositores. Aunque la guerra sicológica para desconcentrar y desconcertar ya estaba emplazada desde el huevo y arrancó en forma sistémica hace varias semanas, cuando se publicó el Plan, en realidad no ha dado pie con bola J.J. No disminuye la avalancha. No sabe bien lo que hace, porque aquí ya casi no hay inocente que caiga. Ante la respuesta de que se contemplaría el aborto como un derecho en caso de haber malformación del feto, se fabrica un spot, con una invalida que sobrevive sin hablar ni moverse, asistida por equipos médicos, cuya supuesta madre asegura que a ella la sobrevivencia de su hija minusválida le ha llenado de sentido su vida. A la vuelta de unas horas, se descubre que la madre no es la madre, quien murió hace tiempo, que la impostora de madre es una hermana, que vive con la afectada, recurriendo a ella para obtener ayudas. Nada más que aquí lo que pide, en vez de dos pesos, es el voto ¡en contra de un derecho prometido!

Ahora se pretende hacer una escena con la tragedia personal del ataque -a mano armada- contra Ricci Moreno presentadora de la televisión, por parte del Ing. Enrique Peña Rodríguez QDP quien, en un arrebato de celos, quiso quitar la causa de su dolor y, al perderse en el laberinto de su angustia, terminó por hacer el máximo ridículo, de acabar con su vida propia por una vanidad. Pero como -hace tiempo- la bella agredida fuera aspirante a una posición, para denostar al Partido de los libertinos y permisivos, la propaganda negativa recurre a presentar a la muchacha con los logos del Partido y a fabricarle falsas fotografías desnudas, que la conviertan en provocadora inmoral de la agresión en su contra. Justificando los chismes de un sobrino del occiso y la aberrante idea – de amplia circulación entre femicidas y mojigatas- de que, si crees que te pone cuernos la novia y baila con otro, tienes como el narco Plutarco, derecho a matarla a María José, junto con la hermana, frente a tirios y troyanos, sin que nadie proteste. Vale, ¡en defensa de las amenazadas monogamias (que se le reclama solo a ellas) y propiedad privada del cuerpo deseado!  Se ocultan mientras tanto las tropelías de la mancha brava de David Chávez, la violencia real contra ciudadanos y activistas humildes.

Lanzada la campaña negativa de injurias e insultos, todos los bandos participan casi inevitablemente. De repente, ese alcalde de Talanga es inocente, ¿acaso no son cacahuates? ¿Tiran cristianos a la pista para después burlarse de los leones? Nunca respetaron a nadie, ahora además han perdido el sentido del ridículo.

Juan O. Hernández anuncia al mundo que en Honduras existe una amenaza de toma del poder por extremistas que se proponen establecer un régimen comunista, cuyos partidarios lo quieren asesinar ¿será para abortar las elecciones? Difícil que se alarme el Gral. Mark Carleton-Smith SAS jefe del Estado Mayor ingles. En todo caso, ¿qué pasó entonces con la Doctrina Monroe?

¿Hasta cuando tendremos que soportar tus abominaciones Juan? ¿Tienes seguro el pago en oro de tus fechorías, en la Venezuela de Guaidó? ¿Y la salida en helicóptero desde Palmerola? ¿Has encontrado un escondite, en donde no te alcance un día la mano firme de la historia? Porque Se van, es una decisión de acero forjada en crisol de altísimo sufrimiento del alma catracha.

Un comentario en “La campaña de lesa humanidad, a la deriva y su antídoto

  1. Simplemente Genial, una fotografía documentada de la situación que estamos viviendo en Honduras, de una sociedad hipócrita que defiende lo indefendible y de los juegos macabros del partido nacional para perpetuarse en el poder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.