En incertidumbre adhesión al Acuerdo de Escazú

Instan al Estado de Honduras adherirse al Acuerdo de Escazú para garantizar el derecho a la información

Honduras es el único país de la región centroamericana que no aparece como firmante del Acuerdo de Escazú.

Tegucigalpa, Honduras. -La relatora especial de Naciones Unidas sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, Irene Khan, instó al Estado de Honduras adherirse al Acuerdo de Escazú, para asegurar el derecho a la información.

Irene Khan, relatora de la ONU para la promoción y protección del derecho a la libertad de expresión. Foto: Jorge Burgos/Criterio.hn

Desde hace varios años diversas organizaciones internacionales han sugerido al Estado de Honduras adherirse al Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, mejor conocido como Acuerdo de Escazú.

El pasado 27 de octubre al finalizar la conferencia de prensa, Criterio.hn dialogó con la relatora de Naciones Unidas, Irene Khan, para consultarle sobre la importancia de adherirse al Acuerdo de Escazú, a lo que respondió que “es de vital importancia para el cuidado del medio ambiente y porque vendría a minimizar los conflictos ambientales en el país ocasionados por los proyectos extractivistas que se han instalado en diversas zonas Honduras”.

Agregó que el Acuerdo de Escazú vendría a fortalecer el acceso a la información, promover la participación ciudadana y proteger a los defensores de los derechos humanos ambientales.

Al igual que Khan, el relator especial de las Naciones Unidas sobre la Promoción y Protección de los Derechos Humanos en el Contexto de Cambio Climático, Ian Fry, también sugirió a Honduras adherirse al Acuerdo de Escazú.

 

El Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, más conocido como Acuerdo de Escazú, fue creado y firmado en 2012 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible en Brasil y es un tratado internacional firmado por 25 países y ratificado por 15 países de América Latina y el Caribe respecto a protocolos para la protección del medio ambiente.

Lucía Vijil, analista de la Red Hondureña por Escazú. Foto: Jorge Burgos/Criterio.hn

Para Lucia Vijil, analista de la Red Hondureña por Escazú, la adhesión al Acuerdo de Escazú es un tema importante, ya que Honduras es un país con los altos grados de conflictividad que tenemos socio ambientales ligados a la presencia de empresas extractivas en distintos territorios y bajo distintas modalidades como el monocultivo, hidroeléctrica y mineras.

Vijil señaló que en Honduras se vive un clima de conflictividad aguda que tiene su origen en la negación de información a las comunidades, pero también de los mecanismos de socialización, que a su juicio no son los más adecuados.  ni de socialización ni de participación

“Los mecanismos de participación y consulta, en su mayoría no son muy efectivos, y al no haber información las comunidades no pueden participar y por lo tanto es complicado saber cómo se instalan estos proyectos extractivistas algunos de forma ilegal, con vicios de corrupción”, externó la entrevistada.  

La analista explicó que el Acuerdo de Escazú “trata toda la línea de conflictividad, precisamente porque te garantiza y te establece el derecho al acceso de información en temas ambientales, te garantiza la participación ciudadana en asuntos ambientales y también te establece el principio de justicia ambiental”.

De interés: Comisión de Seguridad Agraria “se ha dedicado a tramitar desalojos” ordenados por empresas agroindustriales: movimiento campesino

Detalló que el tratado es sumamente relevante porque es el primero a nivel mundial que reconoce la figura de defensores del medio ambiente, lo cual resulta importante porque en el marco de los conflictos la figura de las y los defensores del medio ambiente es completamente “criminalizada y estigmatizada”.  

“Entonces el hecho de que un acuerdo les eleve y les proporcione políticamente y les realce políticamente bajo una figura de defensores, definitivamente es un avance a nivel de conflictos y alguna forma podría asegurar o podría disminuir las distintas campañas amenazas, incluso reducir el riesgo en la labor de los defensores”, puntualizó.

Sin embargo, aclaró que el acuerdo como tal no es la solución integral o completa a la conflictividad, pero es un instrumento legal que permite garantizar los derechos de información, participación y justicia ambiental.

  • Katerin Galo
    Amante de la naturaleza, la lectura y la vida, soy una periodista que busca orientar a las personas y contarle de manera sencilla la realidad política y económica del país. El periodismo es la puerta que tiene la sociedad para conocer a los diferentes actores y tomadores de decisiones, es por ello que desde mis escritos le relato a las y los hondureños cuáles son los acontecimientos que marcan la ruta del país. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte