Honduras: Industria de la construcción se suma a sectores privilegiados

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Sin certeza de una recuperación mínima de la pandemia por el Covid-19, Honduras inició la semana con la reactivación de la industria de la construcción, que el gobierno consintió en las últimas horas.

Noticia Relacionado: En manos del gobierno la suspensión de trabajadores por emergencia del coronavirus

A partir de hoy se ha retomado las labores en el rubro, iniciando con la reactivación de la construcción del proyecto de la terminal área de Palmerola, a orilla de la carretera CA-5, ciudad de Comayagua, zona centro del país.

Para la reactivación de la actividad económica, el gobierno aseguró que estará detrás para garantizar que la empresa concesionaria Palmerola International Airport cumpla con los protocolos de bioseguridad laboral, y por su parte extenderá los salvoconductos a los trabajadores para que puedan movilizarse en el marco del estado de sitio.

Simultáneamente, el gobierno ha permitido la continuación de obras de infraestructura vial que fueron suspendidas, supuestamente, para evitar la propagación del Covid-19. Entre ellas, la culminación de la carretera de la sección 2 de los municipios Las Mercedes y Flores en Comayagua, correspondiente a un tramo carretero de la carretera C-5. Igualmente, la rehabilitación del tramo CA-6 entre Metapa y Danlí, departamento de El Paraíso.

En Francisco Morazán se retomarán labores en el corredor logístico de la Villa de San Antonio. Asimismo, la vía rápida que da acceso a la zona donde se ubica la Casa Presidencial en Tegucigalpa.

Y así sucesivamente se irá retomando la construcción de obras pendientes como el caso del proceso de edificación de pasos a desnivel en Tegucigalpa, para cuyo propósito, justamente hace 11 días el Congreso Nacional autorizó a la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), un endeudamiento de 5 mil millones de lempiras, previsto además para la construcción de embalases de agua potable. 

De acuerdo a la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), en todo el país son al menos 15 proyectos que volverán a retomarse en el transcurso de los próximos días.   

La reactivación de la industria de la construcción se suma a las franquicias de comidas rápidas que desde la semana pasada comenzaron a operar con la aglomeración vehicular en las principales ciudades, pese a prometer operar bajo el servicio de entrega a domicilio.  

Simultáneamente, la industria maquiladora, que ha operado a medio vapor desde el inicio de la emergencia sanitaria, ha venido reactivando sus operaciones casi en su totalidad.

Mientras las autoridades gubernamentales siguen apresurando la reactivación de sectores privilegiados de la economía hondureña, los pequeños negocios siguen cerrados, pese a que la mayor actividad económica descansa en la economía informal. Todo lo anterior está ocurriendo en un panorama crítico por el número de contagios, situándose Francisco Morazán y Cortés como los epicentros de la enfermedad.

Con una notable crisis en la realización de pruebas, los registros del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), contabilizaban hasta este domingo 1,972 casos de Covid-19 y 108 muertes.

En Honduras, la industria de la construcción además de estar ligada a una de las áreas de la economía que más crece y a los grupos de poder, ha sido una fuente, según organismos anticorrupción, en el que más dinero pierde el Estado producto de la corrupción pública.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.