Entre 2014 a 2022 han deportado 96 mil niñas

Honduras entre los principales países en que niñez desplazada y refugiada vive un calvario

Compartir

Tegucigalpa.- Un informe del organismo internacional Visión Mundial resalta el calvario que enfrentan los refugiados y desplazados de once países en los que figura Honduras, siendo los niños y niñas los más vulnerables sin respuesta por parte del gobierno que los mantiene en el abandono.

El informe denominado “Niñez hambrienta y desprotegida: los refugiados olvidados” expone que Honduras es uno de los países que más expulsa migrantes siendo menores de edad quienes enfrentan las condiciones precarias al convertirse en desplazados sin contar con atención requerida generando trabajo infantil forzado.

Alrededor de 11 países del mundo incluido Honduras, son naciones en que la niñez enfrenta un calvario que los obliga a desplazarse y buscar refugio en otro país, el aumento de los costos de vida, el cambio climático, la pandemia del Covid-19 y los factores arraigados históricamente como la falta de acceso a la educación y salud de calidad, pobreza, inseguridad, entre otros, los orilla a condiciones de vulnerabilidad.

Noticia relacionada Según estudio más de 1.7 millones de hondureños han migrado, de estos 1.1 lograron arraigarse en otra nación

 Según las cifras que expone Visión Mundial, el 82% de los encuestados dijo que no podía satisfacer sus necesidades básicas, e indicaron que tenían dificultades para pagar cosas como atención médica, alquiler y comida mientras que el 78% de los refugiados y desplazados no pueden satisfacer sus necesidades nutricionales.

“Las familias están siendo separadas, lo que pone a niños y niñas en mayor riesgo de sufrir violencia o ser explotados cuando se desplazan sin adultos u otros miembros de la familia. En los últimos 12 meses habían visto más mujeres solteras que viajaban solas con niños”, destaca el documento.

Al menos 1 de cada 5 familias que encuestó el organismo expuso que no tenían los recursos para enviar a sus hijos a la escuela.

“La falta de acceso a la educación multiplica los riesgos para la niñez refugiada y desplazada, riesgos de violencia en el seno familiar o en las comunidades, trabajo forzado para completar ingresos familiares frente a la crisis, en consecuencia, perpetuación de la pobreza y la falta de oportunidades a futuro”, presentan.

Noticia relacionada El 69% de los migrantes retornados quieren seguir abandonando Honduras

Según informes de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Honduras debería tener alrededor de tres millones de estudiantes, pero apenas existe una matrícula de 1.7 millones, el restante es excluido al no tener acceso sin que las autoridades ejecuten un plan de gobierno que reduzca las cifras.

“Casi 21 millones de niños y niñas en todo el mundo están a un paso de la hambruna y se enfrentan a la inanición. Millones más están expuestos a violencia en el hogar o en la comunidad como resultado directo de familias desesperadas por alimentos”, indica parte del documento de Visión Mundial.

Sumado a lo anterior, se detalla que los refugiados y las personas desplazadas carecen de acceso a la atención médica si se enferman, lo que denota un sistema de salud precario de las naciones que huyen.

Estadísticas del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho), solo en lo que va del presente año 6,863 menores de edad han sido deportados la mayoría emprendieron la ruta migratoria sin compañía de adultos, de estos, 3,833 son niños y 3,030 niñas.

En tanto, Visión Mundial Honduras expone que el trabajo infantil se incrementó en más del 30% consecuencia de la pandemia y la devastación que causó los huracanes Eta y Iota teniendo un registro mayor a los 400 mil menores que laboran, la mayoría sin asistir a clases.

“UN CALVARIO”

En entrevista a Criterio.hn, la defensora de derechos de los migrantes, Itsmania Platero, manifestó que la niñez hondureña migrante y desplazada enfrenta un verdadero calvario con daños irreparables sin que los Estados implementes políticas públicas y acciones para evitar la migración masiva.

“Su odisea no solo empieza en Honduras también en Guatemala, México, durante todo el recorrido. Se registraron más de 50 mil niños pidiendo refugio para ellos, muchos de ellos que se van quedando distribuidos en diferentes albergues donde sufren daños irreparables que las mismas autoridades han dicho que son daños que jamás van a poder olvidar los niños”, lamentó.

Según Platero, en estos momentos alrededor de 3,600 niños van rumbo a los Estados Unidos sin ser acompañados por un adulto y desde 2018 se han registrado alrededor de 12 mil niños que migran huyendo de la nación.

“Algunos se encuentran en puntos de frontera lugares peores que las cárceles, con maltratos. Es preocupante porque no se sabe qué van a hacer niños solos, hay niños hondureños en España en situación de encarcelamiento”, aseveró.

Involucramiento en el tráfico de droga, en tráfico de órganos, secuestrados o reclutados por estructuras criminales, miles de niños y niñas sin ser localizados, es parte del calvario que sufren la niñez desplazada y en condición de refugió.

“Las investigaciones se quedan en el vacío, no existe coordinación con instituciones de Honduras mucho menos con otros países. En vez de ayudar al migrante, Honduras se convirtió en el medio de explotación, es un país que se convirtió en el más inhumano”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.