Guardias de seguridad del Hospital Escuela continúan abusando de pacientes y empleados

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –Los guardias del Hospital Escuela continúan abusando de los pacientes que a diario llegan a ese centro asistencial en busca de atención médica, sin que ninguna autoridad del Estado enmiende esta situación que por años se ha venido denunciando.

Este lunes CRITERIO.HN ingresó al principal hospital público de Honduras y constató los vejámenes que comenten los guardias contratados por la empresa CNK S. de R.L. de C.V, que a partir del 1 de agosto de 2018 recibió un honoroso contrato.

Los abusos observados por este medio de comunicación van desde obligar a los pacientes y a sus acompañantes a formar una fila y tenerlos hasta una hora sin justificación alguna, revisar con la mirada inquisitiva a quien desea entrar, hablar por radio para preguntar, supuestamente, a sus superiores en lenguaje militar, si procede o no el ingreso de las personas.

Ante el temor a que no se les permita la entrada, la mayoría de las personas consienten los abusos e incluso hasta los empleados son afectados por la conducta autoritaria.

Una mujer, que pidió el anonimato, confesó que uno de los guardias le propuso llevársela a la cama como pago para dejarla entrar a ver a su madre que se encuentra hospitalizada.

La mujer teme a denunciar a su agresor porque cree que nadie hará nada, pues sabe que en Honduras no existe la aplicación de la justicia.

Noticia Relacionada: Ministerio Público interviene el Hospital Escuela Universitario en medio de crisis

CNK fue contrata en un proceso de licitación en el que participaron tres empresas más, pero anómalamente fue beneficiada con el contrato, que supera en 4.4 millones de lempiras a la empresa que hizo la menor oferta.

Un informe de la Asociación por una Sociedad Más Justa señala que el contrato con la empresa CNK es de 19,209,600 lempiras y que en virtud que el proceso se llevó a cabo de manera anómala una comisión evaluadora solicitó subsanaciones legales y técnicas, pero la Junta Directiva del Hospital Escuela Universitario (HEU) para evadir la responsabilidad cambió a los integrantes de la comisión evaluadora.

El contrato estipuló inicialmente la prestación de servicio de 98 guardias de seguridad tanto para el Hospital Escuela como para las clínicas periféricas, ubicadas en las colonias capitalinas, el Hato de En medio, El Sitio y el barrio Las Crucitas de Comayagüela.

CNK presta además los servicios de seguridad a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Fue contratada en el Hospital Escuela por las denuncias de abuso por parte de su antecesora Service. Sin embargo, a casi dos años de su contratación la situación sigue en similares condiciones.

Hospital Escuela
Un guardia de seguridad se refleja en una ventana de la sala de espera del Hospital Escuela, mientras se coloca una mascarilla para entrar a una de las áreas del hospital. Los guardias de seguridad y el supervisor se molestaron ante la presencia del fotógrafo de CRITERIO.HN a quien intimidaron y recogieron sus datos, sin que hasta este momento se conozca las razones.
Hospital Escuela
Una mujer, empleada del área de salud espera un ascensor en el Hospital Escuela. 
Una mujer sale por el portón de acceso vehicular del Hospital Materno Infantil. Al fondo cuatro enfermeras encargadas de tomar la temperatura a las personas que entran, como parte del protocolo de bioseguridad.
Hospital Escuela
Un hombre espera, con la receta médica en la mano, que un familiar le entregue por una rendija su billetera. El paciente salió de la sala de emergencia para comprar su desayuno.
Hospital Escuela
Un nutrido grupo de personas espera sentado en la acera del acceso al área de emergencia del Hospital Escuela. Este grupo se compone de familiares de pacientes que están solos en consulta externa y deben esperar para comprar medicamentos o para estar atentos a cualquier situación que se presente.
Hospital Escuela
Una señora de la tercera edad espera dentro del Hospital Materno Infantil que un familiar más joven le compre lo solicitado. En los accesos de este hospital hay varias casetas de venta de comidas, frutas e insumos de higiene.

 

Hospital Escuela
Dos empleadas del área de limpieza, con trajes de bioseguridad, realizan la limpieza cerca del área de emergencia del Hospital Escuela. Tras una fuerte lluvia que causó daños, el domingo, en varias unidades del centro asistencial
Hospital Escuela
Una empleada de la Alcaldía Municipal del Distrito Central realiza el aseo de un tramo del bulevar Juan Pablo II, justo debajo del puente del bulevar Suyapa.
Hospital Escuela
Una mujer dentro del Hospital Materno Infantil busca a su familiar para pedirle apoyo, porque si sale no podrá volver a entrar, pues así son las reglas impuestas por los guardias de seguridad.
Hospital Escuela
En el portón de acceso al área de emergencia del Hospital Escuela, un guardia -con voz altisonante- pregunta el o los motivos para querer entrar a la emergencia, ya que el no tener un documento que autorice la entrada o una enfermedad que se manifieste de manera visible es imposible el acceso. La respuesta, muchas veces, es cerrar la puerta e insultar a las personas.
Hospital Escuela
Un doctor de la Sala de Emergencia le da indicaciones a una paciente que llegó este lunes en busca de atención médica
Hospital Escuela
Un empleado de salud se refleja en los vidrios de la sala de espera del Hospital Escuela, hoy lleno de camillas para enfrentar la Covid-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.