Grupo de la ONU señala que crisis migratoria de Honduras nace de violencia, pobreza y falta de oportunidades

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- El grupo de Naciones Unidas contra la discriminación de la mujer denunció en conferencia de prensa que la grave crisis migratoria de hondureños, que huye hacia Estados Unidos en caravanas, se produce por la violencia generalizada, la pobreza y la falta de oportunidades económicas en el país.

De acuerdo a información recibida por parte del gobierno hondureño, más de 7.000 personas, entre ellas 1.500 mujeres y niñas, abandonaron el país para huir de la violencia generalizada, la pobreza y la falta de oportunidades económicas», afirmó la jefa del grupo, la croata Ivana Radacic.

Ivana Radacic, jefe del grupo que visitó Honduras

El Grupo de trabajo del Consejo de Trabajo la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre Cuestión de la Discriminación de la mujer terminó este miércoles una visita a Nicaragua que empezó el pasado 1 de noviembre.

La funcionaria internacinal destacó que la visita coincidió «con la grave crisis migratoria» provocada por miles de hondureños que marchan por territorio mexicano en busca de mejores oportunidades de vida en Estados Unidos.

«Esperamos que el gobierno adopte las medidas necesarias para apoyar y proteger a los retornados, así como abordar las causas profundas de la migración», demandó Radacic.

La jefa del grupo estimó que el país centroamericano «enfrenta retos considerables» como una tasa de pobreza del 66%, «el mayor nivel de desigualdad económica del continente y una pandemia de delincuencia y violencia, incluida una tasa alarmante de femicidios».

Añadió que Honduras enfrenta «una crisis de gobernanza con institucions frágiles» desde el golpe de Estado del 2009 contra el presidente Manuel Zelaya.

«La impunidad estructural generalizada, la corrupción y la militarización de la seguridad también afecta las perspectivas de garantizar una gobernanza democrática», subrayó. 

Radacic lamentó que las políticas de desarrollo basadas en la adjudicación de concesiones a hidroeléctricas y mineras «plantean riesgos para los medios de vida y cultura de la población indígena, garífuna y rural».

Otro de los factores es la privatización de los servicios que «ha aumentado la vulnerabilidad de la población más desfavorecida, como son las mujeres que viven en pobreza», advirtió.

Radacic anunció que el informe final de la visita, durante la cual se entrevistó con funcionarios, representantes de la sociedad civil, académicos y miembros del sector privado en cinco ciudades del país, será presentado en junio del 2019 en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.