Noticias Destacadas|Opinion

Geopolítica y elecciones en Honduras (3era parte)

Compartir

 

Por: Tomás Andino Mencía

 

Tercera parte : ¿HACIA DONDE VA EL PROCESO ELECTORAL? ESCENARIOS PROBABLES

POR AHORA, EL PARTIDO NACIONAL SE SALIO CON LA SUYA, PERO…

En el Partido Nacional con el 88.68% de las actas escrutadas, los resultados de la farsa electoral primaria no dejan lugar a dudas de que el bendecido por su cúpula es el alcalde capitalino, Nasry Asfura, candidato de JOH y de los nuevos corruptos (que en sus cuentas sacaron 579,764 votos inflados) sobre Mauricio Oliva (que cuenta 245,899 votos también inflados), candidato de la vieja guardia cachureca corrupta. Pese a un breve pataleo de Mauricio Oliva, el fraude interno fue tomado con la sumisión típica de sus dirigentes al caudillo de turno.

Pero además era algo esperado. Asfura siempre fue la mejor carta del nacionalismo a su interior por no tener mayores antecedentes en el ejercicio del poder, lo que atrae la simpatía de un cachurequismo nada exigente en términos éticos (Asfura enfrenta un requerimiento del Ministerio Publico por el desvío de L.29 millones de fondos de la Alcaldía a sus cuentas personales). En cambio, Oliva totalmente impopular y “quemado” por su escandalosa corrupción al frente del Poder Legislativo, tenía muy poca oportunidad.

Por consiguiente, el fraude interno en este partido no tuvo como propósito imponer a Asfura sino inflar el volumen de votos de este para engrandecer su imagen para consumo interno, y, de cara a lo externo, inflar al máximo los resultados del Partido Nacional, haciéndolo aparecer “invencible” frente a los partidos competidores. Para lograrlo, el nacionalismo hizo su mejor esfuerzo inflando votos a mas no poder y también obligando a la gran masa de empleados públicos a votar bajo un estricto control represivo laboral, posible debido a la separación de urnas por partido. Una evidencia indirecta de esto son los 161,900 voto nulos y blancos que hasta este momento han sido contabilizados en dicho partido, que equivalen al 57% del total de votos blancos y nulos de los tres partidos juntos.

No obstante, en una elección general el cachurequismo difícilmente podría repetir el mismo efecto porque el voto es anónimo y se enfrentara a esa gran masa del voto flotante que, preveo, será adverso al nacionalismo por su catastrófico gobierno. Es la oposición, sobre todo una oposición distinguida por una buena imagen ética, la que puede sacar mejor provecho del voto flotante, que es decisivo.

Adicional a esto, si JOH concreta su maniobra de sustituir a última hora a Asfura, es previsible que la base del nacionalismo podría repudiarlo dado que JOH no goza de simpatía en su electorado después de las revelaciones de los juicios de New York y podría tener una debacle electoral. En este último caso tendría que hacer un fraude de dimensiones colosales para poder remontar a la oposición.

LA FRAGMENTACION DE LA OPOSICION

En el caso de los llamados partidos de oposición, Liberal y LIBRE, el fraude ha tenido un efecto devastador en términos numéricos y políticos. (Los siguientes datos estan basados en el reporte de la página oficial del CNE para las elecciones primarias, disponible al 28 de marzo, 2021: https://resultadosprimarias2021.cne.hn/)

En el Partido Liberal el movimiento “Rescatar Honduras” de Luis Zelaya y “La Esperanza de Honduras” de Ángel Darío Banegas, han declarado su rechazo a los resultados y por tanto el desconocimiento de una potencial candidatura de Yani Rosenthal por el Partido Liberal, en vista de sus vínculos con el crimen organizado y por acusarlo de ser el autor del fraude al interior de dicho partido. Hay que decir que, por separado, Zelaya con 207,808 votos (35.25%) y Banegas con 95,045 votos (16.12%) son vencidos con los 286,630 votos inflados de Yani (48.62%); pero juntos suman 302,853 votos (51.38%), es decir, un poco por encima de este último, aun con los resultados cuestionados del CNE.

Esto significa que, sin Luis Zelaya y Darío Banegas, el liberalismo quedaría reducido a menos de la mitad o tal vez a un tercio de su volumen actual, si consideramos que gran parte de los votos que se le acreditan (más de cien mil según denuncia de Luis Zelaya) son falsos. Un escenario catastrófico para este partido; con el Golpe de estado de 2009 fue abandonado por más de la mitad de su activismo, ahora de nuevo vuelve a partirse en dos pedazos.

De hecho, Yani está en aprietos: como es casi imposible que se alíe con el Partido Nacional, porque prácticamente ningún liberal lo acompañaría, y si se va solo quedaría en la última posición, no le queda otra opción que mendigar una alianza con el único partido que le ha coqueteado: la dirigencia de LIBRE.

En el Partido Libertad y Refundación, corrientes como “Honduras Libre” de Wilfredo Méndez, el Movimiento “5 de julio” de Nelson Ávila y la “Nueva Corriente” de Carlos Eduardo Reina, que hicieron una campaña opositora a su interior, también criticaron el trato desigual que le dispenso la dirigencia de su partido previo a las elecciones y ahora las prácticas fraudulentas practicadas el 14 de marzo. Vale decir que, si bien son corrientes minoritarias, el caso de Nelson Ávila es destacable porque después de varios años de estar en el ostracismo político por criticar duramente al caudillo del partido, en estas elecciones ascendió meteóricamente en las preferencias electorales, ganando muchas mesas en las principales ciudades del pais en su competencia contra Xiomara Castro, la otrora incuestionada lideresa.

La mayoría de las críticas en el tema del fraude en LIBRE van dirigidas contra el Movimiento “28 de junio” que es el movimiento creado por los colaboradores más cercanos al caudillo de dicho partido, y dirigido por su propio hermano, Carlos Zelaya; empero las críticas a dichas prácticas se escuchan también en menor medida en contra de dirigentes de otros movimientos y al interior de estos.

Pese a esto, el virtual triunfo de las seis corrientes que postularon a Xiomara Castro no es una sorpresa con 332,158 votos (83.29%) sobre 91,810 obtenidos por las otras tres corrientes contendientes (16.71%). De hecho, la corriente de Carlos Eduardo Reina se ha realineado con el oficialismo declarando que apoyara a Xiomara también; mientras que Méndez y Ávila se niegan a reconocer esos resultados.

Los partidarios de Xiomara tratan de minimizar el impacto de la deserción de los dos líderes disidentes, pero en materia electoral, los números por, pequeños que sean, cuentan. Los dos precandidatos disidentes totalizaron 70,825 votos (16.71% del total del partido) significa que estos tienen un volumen de votantes relativamente pequeño, pero que podría significar la victoria o la derrota si LIBRE participa en una contienda reñida. Como dato, la suma de ambos candidatos significa el 3.85%, de la suma de todos los tres partidos, y más de una elección se ha perdido por un porcentaje menor que ese.

Peor aún, el aporte que los dos candidatos disidentes dan al partido en los departamentos de Cortes (19,495 votos) y Francisco Morazán (24,288 votos), que son departamentos decisivos a la hora de definir el triunfo de la planilla presidencial y las diputaciones, indica que juntos totalizan 43,783 votos contra los 109,154 votos sacados en estos mismos departamentos por Xiomara y Reina juntos, lo que equivale más o menos al 28% del total de votos del partido en estos.  Una diferencia nada despreciable para quien ve los números fríamente.

Sin embargo, el más grave impacto del fraude en LIBRE no es tanto numérico sino político, por dos razones: en primer lugar, porque crea en el imaginario popular la idea de que el Partido Nacional tiene una votación casi el doble de superior a LIBRE (algo muy poco probable en la realidad por el terrible desgaste del gobierno cachureco); pero principalmente por una segunda razón: el fraude decepciona a su voto duro que cree en un proyecto con prácticas diferentes a las del tradicionalismo bipartidista y, por otro lado, se ve como una mancha en su imagen ética para el voto flotante que aún no ha decidido por quién votar.

En realidad, estas prácticas no son algo nuevo en LIBRE. En la anterior elección interna (2016), ocurrió algo semejante al grado que el Tribunal de Honor emitió una dura condena por estas prácticas. Pero parece que lejos de aprender, algunos de sus dirigentes reinciden en lo mismo.

LA ALIANZA CONTRA EL NARCO ESTADO

Al menos los cuatro movimientos que fueron víctimas del fraude, tanto en el Partido Liberal como en LIBRE, han decidido unirse y hacer carpa aparte para las próximas elecciones; estos son los movimientos que coordinan Nelson Ávila, Wilfredo Méndez, Luis Zelaya y Darío Banegas. Esta Alianza busca organizar una participación electoral para noviembre de este año en las elecciones generales de forma independiente a sus respectivos partidos de origen en asocio con otras instituciones opositoras como el Partido Salvador de Honduras (de Nasralla) y una probable candidatura independiente de la Dra. Suyapa Figueroa, apoyada por Milton Benítez (El Perro Amarillo). La nueva agrupación se denominada “Amplia Alianza contra el Narco Estado” 

La Alianza apenas se ha constituido y está en proceso de construcción, pero desde ya pueden advertirse al menos cinco características:

1) Es una alianza policlasista que inicialmente se constituyó para luchar por oponerse al fraude, aunque todo indica que puede evolucionar a una alianza electoral.

2) Aún no ha definido su programa político, pero claramente tendrá como eje la lucha contra los grupos políticos corruptos y ligados al narcotráfico en el poder (como JOH y Asfura) o que aspiran al poder (como Yani), por lo cual tiene el potencial de atraer el voto de la mayoría del electorado indeciso.

3) Aglutina un fuerte caudal electoral. Si nos atenemos a los números que hasta el momento han sido difundidos por el CNE con el 87% de las actas escrutadas del Partido Liberal y el 79%vde LIBRE (a pesar del fraude que les resto votos), esta coalición contaría con el aporte de Méndez, Ávila, Luis y Banegas que suma un subtotal de 373,678 votos, a lo que hay que sumar los votos del Partido Salvador de Honduras, que podría aportar unos 300,000 (recuérdese que tuvo más de 400 mil en las elecciones de 2013) y Suyapa Figueroa que podrían aportarle unos 200,000 votos como mínimo, para sumar entre todos alrededor de 874,000 votos; que es aproximadamente 230,000 más que la alianza entre Xiomara y Yani juntos, que suman hoy unos 640,000. Lejos de ser una “Alianza de los perdedores” como se les endilga, tiene potencial superior a los partidos por separado. 

4) Es ideológicamente heterogénea. Tiene una variedad de posiciones que van desde posiciones de izquierda como la de Nelson Ávila y de centro izquierda como Wilfredo Méndez, hasta posiciones neoliberales y de centroderecha como Nasralla, Luis Zelaya, Darío Banegas y probablemente la Dra. Suyapa Figueroa (si bien esta ha tenido una práctica de lucha antineoliberal al defender la salud y educación públicas, sus concepciones ideológicas tienden a la centroderecha por su origen liberal). Lo único que los une a todas y todos es su oposición a la narcodictadura.

5)  Está abierta aun a una alianza más amplia con otros sectores que pudieran incorporarse.

En otras palabras, por los hechos ocurridos el 14 de marzo, los conflictos internos desbordaron a los partidos opositores, creando una situación de debilitamiento en el caso de LIBRE, y de franca crisis en el caso del liberalismo, pero que dio lugar a una alternativa electoral potencialmente más fuerte. 

LAS PERSPECTIVAS HACIA LAS ELECCIONES GENERALES DEL 28 DE NOVIEMBRE

Analicemos ahora tres posibilidades comparando los votos duros hasta ahora escrutados de los tres partidos políticos al 27 de marzo. Aclaro que los números del siguiente ejercicio no deben tomarse literalmente sino como tendencia, pues son tomados del CNE que incluye actas infladas del oficialismo, corresponden a un conteo incompleto (entre 79% y 88% de las actas) y no incluye el voto flotante es decir de los indecisos, que se deciden a última hora; pero sirve a groso modo como modelo de lo que deseo plantear.

  • Si todos van por separado a las elecciones generales de noviembre.

En esta posibilidad, el Partido Nacional ha mostrado que puede contar con 825,663, entre reales e inflados, a los que habría que sumar los de los otros partidos satélites suyos (UD; APH, etc.,) pudiendo llegar a unos 900,000 con lo cual disputaría el 1er lugar con la Alianza contra el Narcoestado, que puede contar con unos 874,000 votos duros. En tercer lugar, puede quedar Xiomara+Reina con los 353,143 que votos contabilizados a su favor

 y por último Yani con los 286,630 votos que dice que tiene.

  • Si Xiomara se une a Yani.

En la eventualidad de que la alianza Xiomara-Yani ocurriera, porque ambos partidos se sienten débiles por separado, cuenta con 639,773 votos, pero no sería rival para un Partido Nacional que tiene capacidad de lograr 900,000 votos reales o inventados a través de un fraude; sin mencionar el hecho de que Yani es repudiado por gran parte del voto duro de LIBRE en su base al percibirlo como un corrupto y un “Caballo de Troya” que buscar colarse con importantes cuotas de poder en un gobierno conjunto con este. La Alianza contra el Narcoestado siempre sería la mejor colocada para disputar el primer lugar a un inflado Partido Nacional pues, como vimos en el numeral anterior, sumarian unos 874,000 votos, además de que contaría con buena parte de los votos de LIBRE que repudiarían la alianza Xiomara-Yani.

  • Si Xiomara se une con la Alianza contra el Narcoestado y deja a Yani por fuera

En este caso, Xiomara + Reina (con 353,143 votos) y la Alianza contra el narcoestado (con unos 877,000 votos) alcanzarían más de un 1,230,000 de votos duros; suficiente para derrotar a los cachurecos; sin necesidad de hacer compromisos con Yani. Aun en el caso de que Nasralla no apoyara esta alianza con LIBRE, por sus compromisos con la Embajada norteamericana o por sus pretensiones irreductibles de ser el candidato presidencial, muchos miembros de sus bases si lo harían, con lo cual podrían alcanzar alrededor de 1,000,000 de votos, con el resultado de derrotar a los cachurecos. En este caso, el Partido Nacional no podría compensar la diferencia haciendo alianza con Yani ni con Nasralla. Sin embargo, esta alianza resulta casi imposible de lograr, en vista de las fuertes discrepancias entre los líderes de LIBRE y de las fuerzas de la Alianza contra el Narcoestado.

En conclusión, la estrategia ideal para derrotar electoralmente al nacionalismo y al lado oscuro del Partido Liberal es unir a todos los grupos de LIBRE, incluidos Xiomara, Reina, Nelson Ávila y Wilfredo Méndez, junto con Luis Zelaya, Darío Banegas, Suyapa Figueroa, Doris Gutiérrez y Salvador Nasralla es decir A TODA LA OPOSICION CONTRA EL NARCO ESTADO, aunque es la más difícil de realizar.  El principal obstáculo para esta última es el virulento nivel de confrontación que existe entre LIBRE y los miembros de la Alianza. A menos que cese esa confrontación y prevalezca el rescate del país como prioridad, tendremos garantizado no solo cuatro sino muchos más de narco dictadura.

¿Y LA EMBAJADA NORTEAMERICANA?

Como he sostenido, a los norteamericanos les interesa que salga JOH pero que lo sustituya un gobierno que se abandere de los temas que pretende instalar en el Triángulo Norte de Centroamérica, analizados en la primera parte de este artículo. En tal sentido, descarto que se incline por LIBRE al cual asocia con el chavismo; como lo demostró en el pasado proceso electoral de 2017. Tampoco creo que le interese Yani, puesto que aparte de que este por sí solo no tiene posibilidades reales de ganar, tiene limitantes legales por su condición de exconvicto para poder relacionarse con el gobierno norteamericano.

En mi opinión creo que el Departamento de Estado gringo tendría más afinidad por apoyar una candidatura de un Tito Asfura desmarcado de JOH, o de la Alianza contra el Narco Estado, siempre y cuando su candidato(a) sea afín con su política neoliberal extractivista y sus planes injerencistas y no se una a LIBRE. Es decir que el imperio tiene las opciones aun abiertas. Los gringos no juegan a solo una carta sino a todas las posibles que les permitan lograr sus objetivos. Todo depende de quien se defina a favor de sus intereses.

ESCENARIOS PROBABLES

En base al análisis anterior, son tres las variables que puede determinar los diferentes escenarios hacia el proceso electoral general.  Uno es la jugada que haga el partido de gobierno para imponerse. Otro es la posición del imperio respecto a quien va a respaldar. Otro es la capacidad que tenga los partidos y movimiento de oposición para unirse y luchar contra la maquinaria del fraude.

Los supuestos de estos escenarios son: a) las elecciones primarias no se declaran nulas; b) hay un mecanismo de fraude en marcha del Partido Nacional; c) el cachurequismo no podrá ganar la mayoría del voto flotante; d) el gobierno contará con muchísimo dinero disponible para comprar votos masivamente; e) no se produce un estado de rebelión social antes del proceso electoral, ni se produce un autogolpe o un golpe de barracas, por las razones expuestas en el análisis previo; f) continúan las mismas reglas del juego con la actual Ley Electoral;, g) el abstencionismo será

En esas condiciones veo tres escenarios:

Primer escenario: el más probable y el segundo menos conveniente.

Por la urgencia que JOH tiene para evadir la justicia, sustituye a Nasry Asfura como candidato presidencial, inhabilitando al primero con el proceso que le tiene abierto el Ministerio Publico. En ese caso el Partido Nacional se debilitaría muchísimo por la impopularidad de JOH. La oposición se inscribiría dividida, LIBRE junto a Yani por un lado y la Alianza contra el Narco estado por otro, pero aun así la Alianza contra el Narco estado podría derrotar a JOH en las urnas debido a su baja popularidad. Este ofrece resistencia tratando de impedir su salida, sin descartar que pueda hacer un auto golpe para perpetuarse a la fuerza, lo que abriría una situación insurreccional.

Segundo escenario: medianamente probable y el menos conveniente.

El Partido Nacional lleva a Nasry Asfura hasta el final, es decir que no es sustituido por JOH y este es sacado del juego. En este caso encontraríamos a un Partido Nacional unificado alrededor de su candidato más fuerte, con posibilidades de quedarse con el poder, debido a la división de la oposición entre LIBRE y Yani, por un lado, y la Alianza contra el Narcoestado, por otro, existe la posibilidad de que el Partido Nacional logre imponerse con Nasry Asfura y el gobierno norteamericano podría negociar con ellos con la posibilidad de que apoye un gobierno del Partido Nacional sin JOH. Este sería el peor escenario.

Tercer escenario; menos probable pero el más conveniente

La oposición logra superar sus discrepancias y se inscribe unificada total o casi totalmente alrededor de una sola candidatura, muy probablemente Xiomara Castro o Suyapa Figueroa, con lo cual cualquier maniobra del cachurequismo (no importa que Asfura sea sustituido o no) estaría condenada al fracaso. El Partido Nacional intentaría imponerse mediante el fraude y la represión, pero solo encendería el ánimo insurreccional del Pueblo, con altas posibilidades de este de triunfar. El imperio no aceptaría un gobierno de la oposición y podría decidirse por la continuidad del régimen actual, que le da ventajas, pero sin poder influir en el resultado. Este es el escenario más favorable para el Pueblo y por tanto al que hay que apostar, pero es el menos probable si continúan las actuales actitudes sectarias y triunfalistas del liderazgo opositor.

QUE HACER

Frente a este panorama, considero que es una necesidad histórica derrotar al Narcoestado y sus candidatos: Tito, Yani y eventualmente el mismo JOH. Para eso, como pocas veces en la historia, se hace necesaria la más amplia unidad electoral y de acción para sacar al narco del poder.

Para ello se requiere atender las siguientes recomendaciones:

  • El mejor instrumento para sacar al narco sería una CANDIDATURA UNICA DE LA OPOSICION que represente la UNIDAD TOTAL de las fuerzas contrarias al Narco Estado, lo que implica que tanto LIBRE como la Alianza establezcan un dialogo que les permita unificarse entre sí y con los movimientos sociales, obreros, campesinos, estudiantes, mujeres organizadas, migrantes, etc.
  • Aprobar un planteamiento de gobierno antineoliberal que recoja las aspiraciones más sentidas del Pueblo y se posicione contra cualquier injerencia norteamericana.
  • Que la candidatura recaiga en una figura que goce de la simpatía de mayoritarios segmentos de la población por su conducta ética y que sea lo más cercana posible a las causas populares, antineoliberales y claramente desmarcada de la incidencia de la Embajada, como podría ser Xiomara Castro o Suyapa Figueroa. No veo que Nasralla cumpla ese perfil ya que, además de su mentalidad neoliberal, en varias ocasiones ha declarado su sumisión con las decisiones del gobierno norteamericano.
  • Articular la oposición política con la oposición social que existe a lo largo y ancho de todo el país de manera que el pueblo mismo sea el protagonista de esta batalla.
  • Desarrollar una ESTRATEGIA DE MOVILIZACION TOTAL, que no solo involucre la movilización por la caza de votos sino también por defender los derechos sociales del pueblo hondureño, en especial de la clase trabajadora.

 A JOH NO SE LE SACARA CON VOTOS SINO CON EL PUEBLO MOVILIZADO

Como puede percibirse de los escenarios arriba descritos, JOH no entregara el poder por un evento electoral. Los votos no sacaran la dictadura. La participación electoral debe ser entendida solo como un medio para que el pueblo sienta la fuerza que tiene; pero hay que tener claro que para lograr la salida del tirano, hay que prepararse con la fuerza de la movilización.

Dado que es previsible que JOH trate de imponerse al verse rebasado por una oposición unificada, podría dar lugar a un escenario de auto golpe desesperado. Por ello, lo que necesitamos es organizar a nivel de bases un nuevo levantamiento popular más amplio, más prolongado y mejor organizado que el de 2017 y 2019 para defender el triunfo. PLANIFICANDOLO DESDE AHORA para no improvisar; que sea ORGANIZADO y no un caos espontaneo; que pueda ser SOSTENIDO y no de corta duración.

Esto no lo dan las urnas ni los votos, sino el Pueblo de carne y hueso, y a este se le gana identificándose con sus necesidades más sentidas en la lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.