Familiares de personas con epilepsia demandan creación de instituto neurológico en Honduras

Los altos costos del tratamiento y la escasa atención en el sistema de salud pública son las principales razones de la demanda al Estado para que garantice una atención medica de calidad y accesible

Tegucigalpa, Honduras. – Ante la creciente preocupación por el acceso al tratamiento y la atención médica adecuada para las personas con epilepsia en Honduras, familiares demandan la creación de un instituto neurológico especializado en el país centroamericano. Esta demanda urge debido a los elevados costos de los medicamentos y la falta de centros de atención especializada en una enfermedad que afecta a un considerable número de la población.

“Estamos pidiendo que se haga un hospital, porque como madres se nos hace difícil comprar los medicamentos o pagar a un médico especialista”, señaló Irma Aguilar, madre de un paciente con epilepsia.

En ese sentido, realizó un llamado a la presidenta Xiomara Castro para que las personas con epilepsia puedan tener acceso los servicios de salud que requieren.

De igual manera, Adilia Osorio, madre de una niña de 10 años que fue diagnosticada con esta condición neurológica a sus cuatro años de edad, refirió que los tratamientos y atención médica en muchas ocasiones no están al alcance de los padres, además es de la opinión que la creación de un centro especializado en neurología será de mucho beneficio para la población diagnosticada con epilepsia.

De interés: Discriminación e inequidad sanitaria: desafíos persistentes de las personas con epilepsia  

FALTA PROGRAMA DE ATENCIÓN

Las organizaciones de familias y personas con epilepsia, estiman que entre 100,000 y 200,000 personas viven con epilepsia en Honduras. Sin embargo, a pesar de esta cifra significativa, el país centroamericano carece de instituciones médicas dedicadas específicamente al tratamiento y manejo de esta condición neurológica.

La epileptóloga, Reyna Durón señaló que las personas con epilepsia requieren de una atención especializada. Necesitan un diagnóstico, tratamiento y en muchos casos de terapias especiales, así como la atención de neurólogos y epileptólogo.

En ese sentido, la demanda de la creación de un instituto neurológico en Honduras es una llamada urgente para abordar las necesidades médicas y sociales de las personas con epilepsia en el país.

“En este país no hay un programa para atender a las personas con epilepsia. La Secretaría de Salud no tiene un plan específico actual; en el pasado existió un programa, pero se desarticulo”, lamentó la epileptóloga.

La creación de un instituto neurológico dedicado a la epilepsia en Honduras no sólo beneficiaría a las personas afectadas por esta condición, sino que también contribuiría a mejorar el sistema de salud pública en general. De acuerdo con los médicos, la atención oportuna y adecuada de la epilepsia no sólo mejora la calidad de vida de los pacientes, sino que también reduce la carga económica y social para las familias y la sociedad en su conjunto.

Lea: Hospitales psiquiátricos en Honduras, con precaria infraestructura y déficit de personal

POCA COBERTURA MÉDICA

Actualmente, Honduras cuenta con un número limitado de centros asistenciales que brindan atención a personas con epilepsia. La mayoría de estos centros se encuentran concentrados en las principales ciudades del país, dejando a muchas comunidades rurales sin acceso a servicios médicos especializados.

desconocimiento del coronavirus en Honduras

Pese a los avances en la atención para personas con epilepsia como resultado de investigaciones, para epileptólogo Marco Tulio Medina, “en Honduras hay zonas del país donde la cobertura es muy mala, la adquisición de medicamentos es muy difícil y los programas de atención son limitados”.

De acuerdo con el embajador de la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE), en el país centroamericano se ha mejorado la atención a raíz de la creación del posgrado de Neurología, lo que significa un 60% en la cobertura. Hace 20 años había un neurólogo por cada 400,000 habitantes, además de sólo dos epileptólogos, actualmente el país cuenta con entre ocho a diez.

Los familiares de personas con epilepsia señalan que, además de la falta de centros de atención, el alto costo de los medicamentos y tratamientos relacionados con esta enfermedad, representan una carga financiera insostenible para muchas familias hondureñas. La epilepsia no sólo impone desafíos médicos, sino que también conlleva estigmas sociales y dificultades económicas para quienes la padecen y sus familias.

La creación del Instituto Neurológico, no sólo proporcionaría tratamiento médico de calidad, sino que también serviría como centro de investigación y educación para profesionales de la salud en un país donde las enfermedades neurológicas como la epilepsia a menudo son marginadas o ignoradas.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte