Cultuespacio.

Fallece en Milán, Italia, el maestro hondureño de la pintura Moisés Becerra

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

El maestro de la pintura hondureña, Moisés Becerra,  falleció el pasado jueves en la ciudad de Milán, Italia a los 89 años de edad.

Moisés Becerra

Moisés Becerra Alvarado (Premio Nacional de Arte), nació en Dulce Nombre de Copán el 26 de diciembre de 1926. Egresó de la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1948. Finalizados sus estudios se trasladó a La Lima, departamento de Cortés,, donde obtuvo un puesto como oficinista en el Departamento de Transportación de la Tela Railroad Company, sin abandonar su pasión por la pintura.

Su trabajo artístico le hizo obtener una beca del gobierno de Honduras para estudiar en la Academia de Roma hasta 1958 cuando regresa para trabajar en la Escuela Nacional de Bellas Artes como profesor de dibujo y pintura. En 1961 retorna a Italia y se establece finalmente en Milán.

Becerra recibió varios primeros y segundos premios en exposiciones en Milán, Florencia, Venecia y París. Fue Miembro Honorario de la Academia Araldica «Il Marzocco», Miembro de la Academia Universal «Alessandro Magno» y Caballero Emérito de América Latina por la «Asociación Águila Cóndor y Plata de París».

En 1987 regresa a Honduras para realizar su exposición «Trabajo, Paz y Vida», con una muestra de voz universal donde valoriza al hombre como un transformador del mundo, no importando su lugar, ya se trate de molenderas, carpinteros o conquistadores del cosmos.

Una de las tantas obras de este destacado pintor hondureño.
Una de las tantas obras de este destacado pintor hondureño.

En 1993 realiza una segunda exposición denominada «Voz de la Tierra» con motivos y colores hondureños que contribuye al afianzamiento de nuestra identidad nacional.

En el año de 1998 realizó su tercera y última exposición en «Un nuevo rendimiento de cuentas a la Patria», un homenaje a la tierra que lo vio nacer. 
«Cuando nos disponemos a considerar la obra entera de Moisés Becerra, se descubre dentro de la energía expresiva de las telas una extraordinaria metáfora de la existencia y de la historia.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.