Extraña doble moral en insistencia del Gobierno de Honduras por los “Fondos Verdes”

Usando como “bandera” la vulnerabilidad de Honduras ante los fenómenos naturales, JOH continua pidiendo los fondos verdes, tal como inició en 2019

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn  

Tegucigalpa.- Desde diciembre de 2019, el presidente Juan Hernández, viene insistiendo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que desembolse los más de 100 millones de dólares del Fondo Verde del Clima para Honduras, considerado un país vulnerable ante los embates al cambio climático y en vías de desarrollo, pero a los ambientalistas, esta reiterada petición les parece no solo extraña; sino hasta de doble moral.

Lo anterior, no solo por las decenas de casos de persecución evidenciada a defensores del medio ambiente y líderes comunales que se han opuesto a toda clase de daños y extractivismo exagerado en perjuicio del medio ambiente, sino también porque han solicitado en reiteradas ocasiones ser parte de proyectos en beneficio para preservación del bosque, los ríos, la fauna y han sido ignorados completamente.     

El Fondo Verde del Clima (GCF por sus siglas en inglés) es un fondo dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC por sus siglas en inglés) constituido como mecanismo para ayudar a países en desarrollo en prácticas de adaptación al cambio climático y mitigación de sus efectos.

El Fondo Verde fue creado para financiar actividades preventivas o para las consecuencias de los efectos del Cambio Climático, en concepto de aporte de países desarrollados e industrializados son 100 mil millones de dólares anuales a partir de 2020, para apoyar a países en desarrollo frente a las necesidades de adaptación y mitigación.

España, forma parte del mismo desde su creación en 2010 y aportará 150 millones de euros en el periodo 2019-2023, situación que el Presidente Hondureño tomo en cuenta cuando viajó en diciembre de 2019 a Madrid para participar en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), en cuyo contexto pidió los recursos de “fondos verdes” para Honduras.

A partir de esa fecha, el mandatario no ha dejado de hacer esa petición que se ha vuelto parte de su agenda internacional y más aún después del paso de los huracanes “Eta” e “Iota”, en donde su discurso se centra en la necesidad del pueblo hondureño por sobrevivir ante el embate del cambio climático y fenómenos naturales.

Dolores Valenzuela

Dolores Valenzuela 

La reconocida defensora del medio ambiente y derechos humanos, Dolores Valenzuela, dijo a Criterio.hn sentirse sorprendida de esa insistencia del Gobierno quien primero aseguró los fondos verdes serían destinados a reforestación, posteriormente para rescatar lo dañado por los últimos huracanes y tormentas, pero le llama la atención la insistencia en los mismos desde antes de los acontecimientos actuales.

“Porque nosotros los ambientalistas toda la vida hemos luchado para que los Gobiernos se preocupen por la naturaleza; sin embargo ningún gobierno lo ha hecho”, recordó.

De manera que ni siquiera han incluido en sus agendas de trabajo, el problema ambiental, lo que significa que es un tema que no interesa, no es tema político de trascendencia para ellos, ni para la población y por eso es extraño que estén pidiendo los fondos verdes, añadió Valenzuela.

“Esto debió hacerse si en realidad hubiesen tenido la intensión de mejorar la temática ambiental lo hubiesen hecho desde que llegaron a este Gobierno ya cerca de siete u ocho años; sin embargo nunca se vio nada que hubiesen hecho por la naturaleza, al contrario hemos luchado contra proyectos totalmente lesivos que va a dejar sin el poco bosque que todavía se observa en Honduras, cuando el país era considerado en el pasado como un país verde, hasta hace unos cuarenta años”.

Recientemente, Valenzuela fue una de las resistentes defensoras del Parque Nacional La Tigra, cuando se aprobó en el Congreso Nacional, la construcción del mega proyecto habitacional Condado Bosques de Santa María, que no solo abarcaría una parte de la zona núcleo del bosque protegido, sino que afectaría a un centenar de comunidades, incluyendo la capital en el acceso a agua potable.

El proyecto sigue en reserva ya que el Ministerio Publico (MP), no se ha pronunciado, tampoco el alcalde de Tegucigalpa Nasry Asfura, aspirante a presidente de Honduras, quien otorgó permisos a los desarrolladores.

Por su parte, el ambientalista y defensor de derechos de los pueblos, representante legal de la Coalición Nacional de Redes y ONG´s ambientales (Conroa), Donald Hernández, consideró la insistencia del Gobierno como parte de un “doble discurso”.

Donald Hernández

Lo anterior, porque solo basta ver las políticas gubernamentales que impulsan para el caso la minería a cielo abierto, que atenta directamente a favor del cambio climático, las políticas orientadas a deforestación del bosque siguen dándose por ejemplo en Olancho en donde se está demandando una veda forestal, pero la respuesta ante esa petición ha sido constantes amenazas a muerte, persecuciones y campañas de desprestigio, mencionó a Criterio.hn. 

Entonces, “el estar pidiendo fondos a la ONU que intercede para Honduras con los Fondos Verdes, lo lógico sería preguntarse cuánto de este dinero será destinado para financiar campañas políticas y cuánto será para la corrupción, considerando que tenemos de frente uno de los gobiernos más corruptos en la historia de Honduras,. Por eso como organizaciones de sociedad civil que hemos estado peleando porque se reforeste, se cuide la fauna y el bosque extraña ver como un Presidente lo que mira es los fondos y recursos para ver en donde canalizarlos, sin tener claro el destino a favor del ambiente”, dijo Hernández.

También recordó que han presentado ante el Congreso Nacional una serie de peticiones para preservar el ambiente además de las vedas, pero siguen ignoradas, mientras se aprueban contratos de proyectos que perjudican las reservas forestales y los ríos. 

Por ello, también hemos realizado diversas protestas porque se trata de proyectos mineros y energéticos que llegan a expulsar hasta de sus territorios a los pobladores para trabajar y apoderarse de las riveras de los ríos argumentando que el Estado ha dado la concesión por 30 o 50 años, además de ocultar malos manejos, omisiones de respeto a convenios internacionales de la norma de consulta a los pueblos, campañas de desprestigio a los defensores del ambiente, ocultamiento de información pública.

¿Cómo es que a nivel internacional aseguran que están preocupados por el cambio climático o medio ambiente? se preguntó el defensor.  

GOBIERNO HASTA SE QUEJÓ DE BUROCRATIZACIÓN INTERNACIONAL

El 5 de diciembre  de 2019  la entonces ministra de comunicaciones, María Andrea Matamoros, se quejó al igual que el mandatario lo hizo en España, por la no entrega de unos 100 millones de dólares para Honduras del Fondo Verde.  

Andrea María Matamoros

La funcionaria expresó en ese entonces que los fondos cuentan “con una situación muy compleja y burocrática”, que dificulta que Honduras, uno de los tres países más afectados por el cambio climático, pueda acceder a ese recurso y así mitigar las consecuencias dramáticas que se viven por el fenómeno natural.

“Honduras ha hecho por medio del presidente Hernández un reclamo justo y una propuesta lógica, en el que se pide un plazo de dos años para extender la deuda externa y de destinar esos recursos para atender los efectos del cambio climático (…) el Gobierno no se ha quedado de brazos cruzados”, dijo al tiempo de asegurar tal como lo ha venido haciendo Hernández, que el Gobierno tiene como prioridad “trabajar en temas de reforestación, protección de las cuencas de agua, construcción de reservorios y más”.

La funcionaria remarcó que uno de los problemas para que se pueda acceder a los fondos de manera más ágil tiene que ver con el poco recurso humano que tiene la entidad, razón por la cual Honduras ha expresado su interés de colocar un equipo de trabajo especializado en el tema para que pueda colaborar al respecto.

Informó que de los Fondos Verdes a Honduras le corresponden “más de 100 millones de dólares que no se han podido ver, pese a que tenemos varios años de estarlos gestionando” y por eso se realiza el reclamo pertinente.

Posteriormente, Juan Hernández continuó con lo que consideró “una ofensiva regional” en conjunto con el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) para lograr los desembolsos millonarios.

Noticia relacionada Presidente de Honduras que reprime a manifestantes y ambientalistas está en la COP25

Prueba de ello, son las constantes giras realizadas a Nicaragua, Costa Rica y Guatemala en donde ha empujado a sus homólogos al reclamo del dinero a la ONU para que desembolse los Fondos Verdes para combatir el cambio climático en la región, solo que ahora con especial atención en el marco de los desastres provocados por los fenómenos naturales.

El gobernante hondureño celebró el pasado 6 de julio la aprobación de $ 35 millones para Honduras del Fondo Verde para el Clima, $ 24.2 millones de donación y $ 10.8 millones en préstamos. Hernández, precisó en aquel momento que los fondos servirían para la restauración de 270,000 hectáreas de bosque en las zonas de mayor migración.

Del monto del BID un crédito por 35 millones de dólares a Honduras para mejorar la resiliencia climática de los bosques de las zonas críticas para la provisión de agua, el 69 % de los recursos consisten en una donación y el 31 % un préstamo concesional del Fondo Verde para el Clima, informo el organismo de crédito internacional.

 

 

Un comentario en “Extraña doble moral en insistencia del Gobierno de Honduras por los “Fondos Verdes”

  • el diciembre 8, 2020 a las 1:41 pm
    Permalink

    NÓ,Nó,Nó le den nada,uds le dan dinero a un LADRON ?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.