Evidencia de un desastre

Por: Efraín Bú Figueroa

Una vez más la Secretaría de Salud (SESAL) puso en evidencia su manifiesta debilidad organizativa, infraestructural, carencia de liderazgo e incapacidad de gestión, con el manejo de un supuesto “caso sospechoso” de infección respiratoria por el coronavirus, que venía desde países del Asia vía Los Ángeles hacia Honduras.

Bajo la presunción que la señora hubiese sido caso sospechoso   -que no le era pues ya había pasado los filtros de salud correspondientes en varios países, venia asintomática y no reunía los criterios de la OMS-  lo que procedía en el hipotético caso  que lo hubiera sido,  era trasladarla a la unidad clínica, previamente seleccionada, equipada con medidas universales de control de infección y al grupo expuesto, en este caso todos los pasajeros del avión junto con su tripulación, colocarlos de inmediato en aislamiento por 14 días. Con solo esta falla garrafal queda claro que el personal de la SESAL, no está preparado y no ha entendido los protocolos preventivos de la infección por coronavirus de la OMS/OPS.

Advertido el personal de salud del aeropuerto, de la situación de la señora que de manera civilizada y educada ella misma puso en conocimiento, se sometió a la evaluación médica en dicho sitio. Imprudentemente personal de la SESAL puso en autos a la prensa, según declaró en la televisión, pocas horas después un conocido periodista, desencadenándose desde ese momento, un pésimo manejo de la situación, rompiendo los protocolos convencionales OMS/OPS para enfermedades transmisibles respiratorias, ampliamente conocidos en los sistemas de salud de todo el mundo. Se procedió a trasladar a la paciente en ambulancia, sin asegurarle a ella su derecho a la privacidad y poniendo en peligro su indemnidad personal, facilitando con ello, la misma autoridad de salud, transgresiones al código de ética profesional.

No se le proporcionó a la paciente la seguridad merecida, no obstante que desde el aeropuerto ya comenzaba la trifulca periodística. La ambulancia fue perseguida por vehículos de conocidos medios de prensa, cuando se dirigía al Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP),  designado para evaluar pacientes con sospecha de coronavirus, no obstante que la paciente venia asintomática y ya había pasado controles de salud en otros países, lo que no fue suficiente para los evaluadores iniciales de la SESAL en el aeropuerto Toncontín.

La llegada de la paciente al INCP fue degradante, vergonzosa, estigmatizante y violenta, pues se expresaron públicamente epítetos para deshacerse físicamente de la paciente y una grulla de reporteros y fotógrafos que entraron hasta lo más profundo de la institución como “Pedro por su casa”, provocándole a la paciente una crisis emocional. Como era lo esperado el examen físico del médico especialista y los análisis laboratoriales y radiológicos complementarios fueron totalmente normales.

Es de hacer notar que Honduras en ese momento todavía no tenía la prueba molecular (reacción en Cadena de la Polimeraza o PCR por sus siglas en Inglés) para comprobar si una persona está o no infectada, lo que significaría como se ha hecho en otras ocasiones, enviar muestras a laboratorios de referencia designados por la Organización Panamericana de la salud (OPS).

En horas más tempranas, cuando aún la paciente estaba en el aeropuerto,  un alto funcionario de la SESAL se atrevió, sin comprobarlo,  a afirmar públicamente en medios de prensa que la señora traía síntomas que hasta los llego a  describir  y falsamente afirmó que tenían toda la preparación laboratorial para diagnosticar  la infección por coronavirus, citando públicamente el nombre de una prueba que se utiliza para otros propósitos médicos y no para diagnosticar esta infección, pues hasta ese momento se carecía de la prueba laboratorial específica en Honduras.

Al final y después del intenso circo mediático, que aún le está dando la vuelta al mundo por redes sociales, se le ocurrió la “gran idea” a la máxima autoridad de salud dejar interna a una paciente asintomática, en crisis emocional por la humillación sufrida y que no reunía los requisitos OMS/OPS de caso sospechoso.

Un caso fue suficiente para evidenciar la incapacidad   – ya conocida – de la secretaria de salud. ¿Imagínese el lector si fueren decenas de casos? Que Dios nos encuentre confesados si ese germen llega a ingresar a nuestro país.

18 comentarios en “Evidencia de un desastre

  • el febrero 23, 2020 a las 3:13 pm
    Permalink

    @googledrive It’s possible to set a .description property for Google Drive files by uploading a file with IPTC:Caption-Abstract meta field.

    But how to set a .description from metadata for files
    that don’t support IPTC. MP4 for instance. googledrive https://mynewbusiness.org/

    Respuesta
  • Concepcion Hernandez
    el febrero 23, 2020 a las 2:15 pm
    Permalink

    Que terrible situación en Honduras,la ministra de salud dicen
    que no es médico,por lo tanto no sabe nada y los periodistas peor.Somos un país de ignorantes,

    Respuesta
  • Ana María Pineda
    el febrero 23, 2020 a las 12:37 pm
    Permalink

    Excelente articulo del respetado Dr. Efraín Bú, quien nos ilustra, sobre la evidente incapacidad de la SESAL, para enfrentar una crisis de las dimensiones del COVID 19

    Respuesta
  • el febrero 23, 2020 a las 10:13 am
    Permalink

    Que se puede esperar de un narco gobierno, corrupto , incapaz , improvisado . Una ministra de salud ignorante del tema . Aparte de funcionarios y diputados dispuestos a llevarse su buena tajada en este negocio.

    Respuesta
    • el febrero 23, 2020 a las 11:27 am
      Permalink

      Damos pena al mundo y lo peor que se estigmatiza al hondureño, por la torpeza de los títeres de un Gobierno corrupto que es incapaz de administrar sanamente (porque para el vandalismo dan cátedra).

      Respuesta
  • el febrero 23, 2020 a las 9:23 am
    Permalink

    En tierra de ciegos el tuerto es el REY.

    Respuesta
    • el febrero 23, 2020 a las 10:28 am
      Permalink

      Como siempre el Dr Bu Figueroa profesional y acertado en sus comentarios. Espero los funcionarios de la SESAL lean este artículo en donde de manera científica y ponderada se evidencia lo que se hizo mal y que sirva para aprender de estos errores garrrafales, que de seguir cometiéndose pueden costar la vida a muchas personas

      Respuesta
      • el febrero 23, 2020 a las 12:50 pm
        Permalink

        Como siempre damos que hablar ante el mundo y no precisamente por algo que pueda orgullecer a un hondureño; la señora que fue la agravada en este caso nadie pensó en cómo ella se sentía lo preocupada que pudo haber estado; ocasionarle un problema cardiaco o nervioso a la señora en mención. Bien podría poner una demanda a la secretaría de salud y la gana xq todos fuimos testigos de lo que paso

    • el febrero 23, 2020 a las 3:08 pm
      Permalink

      aqui todos los problemas se solucionan con un PCM, esa es la varita mágica. damos verguenza a nivel mundial

      Respuesta
  • Abraham Pavon
    el febrero 23, 2020 a las 6:33 am
    Permalink

    Qué se puede esperar de un país en el abismo putrefacto en corrupción.
    Hay que hacer función de circo para entretener y desviar la atención de la realidad y para eso son maestros los medios especialistas en torcer la verdad !!

    Respuesta
    • el febrero 23, 2020 a las 8:52 am
      Permalink

      Alguna excusa necesitan para tener otra manera de robar inpunemente. Esta señora debe demandar a ese funcionario de SESAL por mentiroso en primer lugar , por falto de etica profesional y por el daño psicologico que esta pobre mujer recibio.

      Respuesta
  • Mary Medina
    el febrero 23, 2020 a las 5:12 am
    Permalink

    Si No Curan a la Gente con el Dengue Mucho Menos Para Combatir está Epidemia del CORONAVIRUS
    En Eso y Muchas Cosas Más Honduras Está Atrasado… Porque???
    Porque Ahí se Especializan En El Tráfico de Drogas En Robar Delinquir Corrupción Por Doquier Donde en un Hospital No Hay ni una Aspirina Ni Camillas Adecuadas Mucho Menos Otras Medicinas ????????????????

    Respuesta
  • Jackie Zeron
    el febrero 22, 2020 a las 11:50 pm
    Permalink

    que criterio mas profesional del Dr Bu lo que es la gente cuando sabe no ese monton de patanes que metieron su mano y metieron las patas…procede la.demanda para que aprendan

    Respuesta
    • el febrero 23, 2020 a las 10:28 am
      Permalink

      Como siempre el Dr Bu Figueroa profesional y acertado en sus comentarios. Espero los funcionarios de la SESAL lean este artículo en donde de manera científica y ponderada se evidencia lo que se hizo mal y que sirva para aprender de estos errores garrrafales, que de seguir cometiéndose pueden costar la vida a muchas personas

      Respuesta
  • Rafael Galindo
    el febrero 22, 2020 a las 10:02 pm
    Permalink

    Necesitaban un shows para que la negrita disputada pudiera in fo fondo millonario que habían aprobado bajo la mesa sin tener casos de corona virus, vulgares ladrones del erario público.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.