Eta sigue bajando velocidad de desplazamiento y genera más preocupación sobre Nicaragua y Honduras

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

En la medida que el tiempo pasa, Eta se traslada cada vez a menor velocidad, este es el peor escenario que pueden enfrentar las naciones centroamericanas que esperan que el ahora huracán categoría 4, deje más de 800 milímetros de lluvia acumulada.

El domingo por la noche, la velocidad de desplazamiento de Eta era de 29 kilómetros por hora, el lunes por la mañana bajó significativamente a 15 kilómetros, por la tarde se redujo a 10 km y ahora (en la mañana del martes), según el último reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, la velocidad es de apenas 6 km/h.

El meteoro tomó fuerza ayer lunes por la mañana, alcanzando vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora, de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Según Anthony Reynes, meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes, en entrevista a la cadena de noticias internacional CNN, las autoridades de Honduras y Nicaragua deben poner atención a esta situación, que se puede traducir en más lluvias e inundaciones.

Reynes recalcó que a Eta hay que medirle de acuerdo al potencial de impacto y daños catastróficos que pueda generar, pues por ahora el huracán sigue en categoría 4, muy cerca de convertirse en 5 en la calificación de Saffir-Simpson.

“El problema principal es el movimiento lento de la tormenta, el que está relacionado a la interacción que tiene con las condiciones alrededor del mismo sistema, por ejemplo hay una baja presión o frente frío que impide que el fenómeno avance con rapidez y no existe en Centroamérica una alta presión que lo empuje y le dé mayor velocidad de movimiento”, explicó el meteorólogo.

El especialista siguió describiendo: “Eta está casi parado desde la tarde de este lunes, estamos hablando entre 5 a 10 millas por hora, entonces este sistema a penas se está movimiento y eso se traducirá en condiciones ideales para que Eta se mantenga moviéndose lentamente sobre territorio nicaragüense y hondureño y merodee esta área durante los próximos 3 o 4 días y en términos de agua estamos hablando de inundaciones catastróficas”, señaló.

Según el Centro Nacional de Huracanes, se esperan más de 830 milímetros de agua acumulada, cantidad de lluvia que sería catastrófica para las zonas vulnerables nicaragüenses y hondureñas.

A pesar de las reiteradas advertencias que el Centro de Huracanes ha hecho al Gobierno hondureño, todavía Copeco no ha decidido emitir alerta roja a nivel nacional, como sí ya lo hizo el Gobierno salvadoreño que en las últimas horas de este martes, decretó la máxima alerta en todo el territorio de El Salvador.

Mientras Eta se sigue acercando a Nicaragua (se espera que toque tierra en el transcurso del martes), sigue fortaleciéndose y bajando su velocidad, por lo que el panorama para Centroamérica es cada vez más adverso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.