Nación.

Entregas voluntarias de narcos revelan la poca efectividad de la institucionalidad hondureña: Arabesca Sánchez

Arabesca Sánchez, criminologa.

Compartir

Entregas que se negocian después de venir la petición de extradición es una franca violación a las leyes hondureñas

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Tegucigalpa.- Los empresarios, policías y ciudadanos hondureños que son acusados de actividades de narcotráfico o de estar ligados al crimen organizado, prefieren entregarse a las autoridades de los Estados Unidos, dijo la experta en seguridad y criminología, Arabesca Sánchez.

Arabesca Sánchez, criminologa.
Arabesca Sánchez

Señaló que las autoridades hondureñas al solo recibir las ordenes de extradición, la Corte Suprema de Justicia y sus tribunales están obligados a girar la orden de captura y a su vez la Secretaría de Seguridad está obligada a ejecutarlas.

Sin embargo,  lo que hemos visto aquí es que se les dio un tratamiento diferente al permitirles una entrega voluntaria que en derecho penal no es aceptable una vez que la petición de extradición ha arribado al país.

Hoy vemos que,  al parecer desde el pasado 30 de junio se estaba negociando esa entrega bajo esa figura que es inexistente y esto solo es el reflejo de la gran apatía y de la gran impunidad que todavía sigue ejerciendo la institucionalidad hondureña y eso es algo que se debe evitar porque no le abona en nada al ya corroído Estado de Derecho.

Sánchez señaló que,  las instituciones del estado involucradas en el combate a este tipo de delitos deben asumir sus responsabilidades y sus funciones.

Una vez que los policías que ayer se entregaron a las autoridades norteamericanas,  lleguen allá, ya más relajados, mas desinhibidos y menos cohesionados que aquí en Honduras lo más probable es que va salir a relucir un listado de jefes, de socios, de alianzas, de dinámicas de formas de operación de rutas que seguramente no le conviene en nada a cierto sector en el país.

Esto podría ser parte de un convenio previo en Honduras o podría ser parte del aletargamiento de una institucionalidad que no se atreve finalmente a cumplir las órdenes de captura como en derecho corresponden, acuso Sánchez.

Consultada sobre si hay temor por parte de los extraditables de entregarse a la justicia hondureña, la experta en seguridad respondió que ese temor ha sido bastante evidente desde que vimos la entrega de “los Cachiros”, quienes fueron los primeros en entregarse a las autoridades norteamericanas.

Los cinco policías son el tercer grupo  que se entrega y a medida que se están yendo extraditados se está haciendo bastante obvio cuales son los convenios y negociaciones de intercambio de información que sucede allá y cuál es la ruta a seguir, señalo Sánchez.

Finalmente,  lo que se observa es que el hecho de ser pedido en extradición ya no le está asustando a nadie y prefieren las entregas voluntarias a los “gringos” burlando de alguna manera a la institucionalidad hondureña, que al final queda como una institucionalidad de que no está cumpliendo su papel en el combate a esos flagelos que tanto dañan la sociedad hondureña.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.