Logo Cirterio.hn blanco

Endeudando al Estado financiará el gobierno la Red Solidaria en 2023

Tegucigalpa, Honduras.- El 6 de abril de 2022, el Gobierno reactivó el programa Red Solidaria, que se había desarrollado durante el período en que gobernó Manuel Zelaya Rosales (2006-2009), y que en teoría tiene como propósito reducir la pobreza en Honduras

De cara a 2023, dentro del proyecto del Presupuesto General de Ingresos y Egresos, para la Red Solidaria se contempla una asignación presupuestaria de L 4,891,422,458.00, de los cuales L 858,242,473.00 (17.55%) se financiarán con fondos propios y L 4,033,179,985 (82.45%) con fuentes externas

A consideración del expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Martín Barahona, financiar este tipo de programas con deuda es un error, porque se pagará con deuda.

“Es un error financiar los programas de bonos sociales con endeudamiento externo, porque para ayudar a los pobres se endeuda al Estado, eso hace que se destine enorme cantidad de dinero al pago de la deuda, con lo que se reducen los presupuestos de salud y educación”, dijo a Criterio.hn.

Entérese: Presupuesto de institutos de previsión y seguridad social bajarán más de L 10 mil millones en 2023

Además, manifestó que existe contradicción porque estos programas, a pesar de que no reducen la pobreza, se tienen que financiar con recursos y ahorros propios del Estado. “Ahorita los pobres están recibiendo un dinero, pero eso después se revierte y se convierte en una carga para ellos. Es pan para hoy y hambre para mañana”, añadió.

¿QUÉ ES RED SOLIDARIA?

El programa Red Solidaria se creó el 6 de abril de 2022, mediante decreto ejecutivo 05-2022, al mismo tiempo en que se disolvió la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) y se constituyó la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Su objetivo, según el documento de constitución, es reducir la pobreza y la pobreza extrema, mediante la ejecución de programas y proyectos dirigidos a las poblaciones vulnerables, focalizadas por los sistemas de información social y las herramientas técnicas disponibles en el Estado.  

El 17 de octubre de 2022, la presidenta Xiomara Castro juramentó a Marissela Figueroa como directora ejecutiva de la Red Solidaria. De acuerdo con fuentes oficiales, el programa tiene presencia en 16 de 18 departamentos y beneficia a 2 mil 7 aldeas en condiciones de pobreza y extrema pobreza.

El programa incluye un bono de 4 mil 020 lempiras anuales, que se entregan a 350 mil jefas de familias de aldeas pobres del país, con la condición que mantengan a sus hijos en la escuela y estén vacunados. Los recursos son canalizados a través del Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) y se accede a ellos mediante transferencias monetarias condicionadas.

“Con este programa estamos dando respuesta a la extrema pobreza en Honduras, a través de transferencias monetarias condicionadas, que son recibidas por los beneficiarios en Banadesa. Tenemos fondos y ya están siendo distribuidos”, declaró a Criterio.hn la directora ejecutiva de la Red Solidaria, Marissela Figueroa.

MÁS ASISTENCIALISMO

En años previos, la Administración Juan Orlando Hernández lanzó el programa Vida Mejor, que, lejos de eliminar la pobreza, incrementó el asistencialismo con fines políticos-electorales.

“Para un gobierno que tiene un planteamiento de refundación, hacer esto implica renunciar a los verdaderos cambios sociales. Este tipo de programas ya han existido y no han reducido la pobreza”, mencionó el economista Martín Barahona.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hasta julio de 2022 el índice de pobreza se situaba en un 73%, mientras que la pobreza extrema en un 53%.

Martín Barahona explica que la pobreza únicamente se eliminará a través de una transformación de las políticas fiscales y, en algunos casos, de las políticas monetarias. “Para generar empleos y eliminar la pobreza, tiene haber crecimiento en la producción, y esto solo se estimula a través de políticas fiscales. También el Gobierno debe disminuir el gasto corriente y apostarle al gasto en inversión pública”, ahondó el experto en economía.

Sin embargo, el Gobierno, tal parece, ha decidido apostarle a proyectos y programas asistencialistas, como lo han venido realizando históricamente las anteriores administraciones. De hecho, el programa Red Solidaria, durante la gestión presidencial de Manuel Zelaya Rosales (2006-2009), ya había existido en Honduras.

SEDESOL REDUCIDA A CASI NADA

Otro de los elementos que preocupan, con relación a la Red Solidaria, es el alto presupuesto que se destinará a este programa y que, además, se le restará a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Su presupuesto pasará de los L 2,830,558,777.00 a los L 434,147,767.00.

LEA: Esperan que sistema de gestión por resultados que anunció el Gobierno sea efectivo

“Los fondos que manejaba Sedesol han sido trasladados a la Red Solidaria, por eso Sedesol pasará de manejar un presupuesto de (cerca de) 3,000 millones de lempiras en 2022, a solo rectorar los programas sociales. Le dejaron menos de 500 millones como presupuesto para 2023”, mencionó el economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Ismael Zepeda.

La Red Solidaria se creó como un ente desconcentrado de la Sedesol, sin embargo, todo indica que su principal función será enaltecer la figura de la presidenta Xiomara Castro y, sobre todo, de su partido Libertad y Refundación (Libre), a costa de recursos públicos que, además, son financiados con fuentes externas en más de un 80%. El asistencialismo parece perpetuarse.

  • Luis Escalante
    Me gusta esculcar en los portales de transparencia y, con base en información pública, realizar periodismo de datos. Siempre releo mis textos y me pregunto qué opinan los lectores acerca de mi trabajo. Si me preguntasen cómo definir nuestra labor, respondería que los periodistas tenemos la obligación de visibilizar lo que otros pretenden ocultar, y que para eso estoy acá. luisescalante@criterio.hn

comparte:

Más publicaciones