En plena pandemia del Covid 19 autoridades de salud niegan salario a trabajadores

Por: Redaccion CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Foto de Portada: El personal del Hospital San Francisco tiene ya un mes de estar protestando exigiendo sus salarios y no hay respuesta del gobierno nacionalista

Tegucigalpa.- Más de un centenar de trabajadores del hospital San Francisco, de Juticalpa Olancho, se mantienen a la espera de que la Ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, les haga efectivo el pago de ocho meses de salario, informó el abogado Rafael Madariaga, apoderado legal de los empleados de ese centro asistencial.

Maradiaga informó, que varios de estos empleados son personas muy pobres que necesitan su salario para cubrir sus necesidades básicas, que trabajan en primera línea para el combate del Covid 19 y que es lamentable que en pleno auge de la pandemia, las autoridades les nieguen el pago.

Indicó, que todos estos trabajadores laboran por contrato y que entre ellos hay personal de enfermería, médicos,  anestesistas, radiólogos, camilleros,  personal asistencial, de almacén, de laboratorio, de cocina, de costura, de ambulancia y administrativo. Maradiaga dice, que la Ministra de Salud se niega a cancelar los salarios porque a su juicio no son empleados de esa Secretaría de Estado. “Y esto es lo más chistoso”, arguyó.

Explicó, que estos trabajadores fueron contratados por hospital el Hospital San Francisco y que laboran en ese centro asistencial, regional, que pertenece a la Secretaría de Salud.

La respuesta que dio el gobierno de Juan Hernández fue militarizar el Hospital San Francisco de Juticalpa

Sostuvo, que el problema se da porque la Secretaría de Salud y el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) suscribieron un convenio de subrogación, pero quien debe de pagar los salarios es la Secretaria de salud, porque sus empleados no tuvieron nada que ver con esa negociación.

La denegación al pago de los salarios de estos trabajadores que sumados apenas llega a cinco millones de lempiras, ocurre en el momento en que los titulares de la Secretaría de Salud y de otros entes del gobierno, se ven involucrados en millonarios actos de corrupción que dejan los hondureños en riesgo de muerte por la falta de insumos, de equipos y de hasta instalaciones hospitalarias dignas para la atención del Covid 19. 

Solo en la adquisición de 250 mil pruebas PCR que por la desidia de las autoridades están arruinadas en las bodegas de la Secretaría de Salud y de la empresa encargada de transportarlas, Honduras está perdiendo cuarenta y seis millones de lempiras. Sin embargo, le niegan el salario a los empleados que arriesgan sus vidas atendiendo a los enfermos del Covid-19.

La falta de pago de salarios a empleados de la Secretaría de Salud no es exclusivo del Hospital San Francisco, pues por este motivo y por la falta de insumos de protección ya se han manifestado los trabajadores de otras desatendencias, como en el hospital escuela, donde los empleados protestaron el 22 de julio demandando el pago de sueldos atrasados y la dotación de equipos de bioseguridad.  .    

Ante tal situación, “Es increíble que nos digan que no hay fondos que no se sabe si estos trabajadores laboran para la Secretaría de Salud”, expresó el apoderado legal de los empleados del hospital San Francisco.

El abogado dijo, que en este momento hay 30 empleados de ese centro asistencial con incapacidades porque se contagiaron de Covid-19, qué Olancho, según las cifras dadas a conocer por SINAGER ocupa el cuarto lugar de los departamentos con mayor cantidad de casos positivos y que todos los días mueren personas a causa de esa enfermedad. “Pero a ellos no les interesa”, cuestionó, refiriéndose a las autoridades de salud.   

Asimismo, el apoderado dijo que en la semana pasada, la Ministra de Salud, mandó una comisión con las facultades exclusivamente de sólo ofrecerles a los trabajadores el pago de dos de los ocho meses que les adeudan, pese a que estos empleados se mantienen protestando desde el 14 de julio pasado.

Relató, que la situación es lamentable, por los efectos que se están generando a causa de la irresponsabilidad de las autoridades. Y refirió, que hace unos días, a uno de los enfermeros, que por la falta de pago no ha cancelado la renta de su departamento el dueño lo tiró a la calle y lo obligó a dormir en la intemperie, porque sus vecinos, por miedo a la enfermedad del Covid 19 tampoco le dieron donde quedarse.       

“Tuvo que dormir en la calle porque por miedo nadie quiso darle espacio para que durmiera, porque ahorita todos se están cuidando de la enfermedad y es peor si esa persona vine del hospital de atender pacientes con Covid.”, detalló el abogado.   

También puntualizó, que a otro trabajador que estudiaba la carrera de derecho en una universidad privada, lo obligaron a cancelar el periodo porque no había pagado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.