Nación|Noticias Destacadas

En Honduras hay una crisis humanitaria normalizada para promover el saqueo

Hay una crisis humanitaria en Honduras

Compartir

 

H

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. La coordinadora general de la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH), Miriam Miranda, expresó que Honduras vive una crisis humanitaria que es normalizada y ejecutada desde el poder con el objetivo de expulsar del territorio no solamente a los pueblos Garífunas e indígenas, sino a la población en general.

Desde OFRANEH, Miranda denunció que existe una «genocidio paulatino y silencioso» que se refleja en las comunidades Garífunas a través del asesinato de 40 integrantes de la comunidad en tres años, pero que además se manifiesta en los cientos y miles de hondureños que salen del país a través de las caravanas migrantes. «No es posible desde todo punto de vista y razón, que se vea en una forma indiferente la salida de 10 mil personas juntas de un país», afirmó durante su participación en el conversatorio Tejiendo Palabras con la cantautora indígena kaqchikel, Sara Curruchich.

 

Desaparición forzada de cinco jóvenes garífunasEn su intervención Miranda recordó que ya pasaron nueve meses desde la desaparición forzada de los Garífunas del Triunfo de la Cruz, y la misma sigue sin respuestas. También expuso que el racismo sistemático que viven los pueblos indígenas del continente es el vehículo para la consolidación del fascismo a través de un sistema capitalista voraz y destructor de la naturaleza.

Para hacer frente a este sistema es necesario fortalecer la identidad cultural de los pueblos, pues el tema racial está implícito en todo, por lo que es imperativo que además de «tejer palabras» se tejan acciones para dar a conocer lo que está ocurriendo al interior de las comunidades, explicó la lideresa Garífuna. Además, afirmó que no basta la solidaridad internacional si no hay un cuestionamiento de esos países sobre el modelo de consumo que «disfrutan a costa nuestra» y que destruye a la naturaleza y a la humanidad.

RACISMO Y EXPULSIÓN A FAVOR DEL SAQUEO

Miranda manifestó que desde el poder se ha construido una estructura para que se desprecie al otro, al que piensa en la comunalidad, la colectividad y la naturaleza, y se les vea con desprecio, «como seres que no tenemos ningún valor, que tenemos que salir». Sin embargo, «yo reivindico el derecho a quedarme en este país. Tengo derecho a quedarme para construir otro país, para contribuir a construir otro país».

La coordinadora de OFRANEH afirmó que se está dejando vacío el país en busca de un «sueño ilusorio» que no resolverá los conflictos sociales y que tiene como objetivo la entrega de los recursos al capital internacional para la instalación de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDE) que terminarán convirtiéndose en paraísos fiscales, los proyectos extractivistas y los carteles de la droga.

Recordó que el caso Berta Cáceres, es una muestra de cómo el sistema de justicia en Honduras es controlado por las mafias del poder y que se dedican al saqueo del país, por lo que es necesario construir otro sistema, otras formas de gobernanza y de aplicación de justicia construidas desde el pueblo ya que no se puede dialogar en desventaja. «Tal vez tú y yo no vamos a alcanzar a verlo, pero habrá otra generación que se dé cuenta que esto no funciona y como no funciona hay que construir otra cosa  que tenga sustento, que sea inamovible. Debe establecerse un modelo que llegue quien llegue al poder, ese modelo sea inamovible, porque es un modelo que le sirve al pueblo», opinó.

Denunció también que desde el Congreso Nacional de Honduras se busca promover un proyecto de ley de consulta en el que los pueblos indígenas no tienen derecho a veto y que tiene como propósito legitimar los proyectos extractivistas.

LA PANDEMIA Y EL CONSUMO INSOSTENIBLE DE RECURSOS

La defensora Garífuna advirtió que la pandemia es un llamado de atención para dejar de impulsar la destrucción de la naturaleza y el modelo de consumo insostenible. Tanto la humanidad como los tomadores de decisiones deben reflexionar sobre cómo la salud está siendo deteriorada.

«No entendemos que la salud es y debe ser integral, que la salud es territorio, es aire limpio, es bosque, es comer bien, es comer sano, que la salud también tiene que ver con cómo vivimos y sobre todo que tiene que haber agua limpia, agua para la humanidad y no para las empresas», apuntó.

Para esto, Miranda propuso tejer y fortalecer alianzas territoriales que abarquen más allá de las fronteras establecidas por los Estados; así como construir procesos de autonomía y de lucha contra modelos de dominación que intervienen desde las comunidades e intentan borrar la cosmovisión de los pueblos Garífunas e indígenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.