En 2021, tres de cada cuatro hondureños serán pobres: Fosdeh

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- El Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) estima que para finales de 2020, cerca del 70 por ciento de la población alcanzará niveles de pobreza; es decir que para el 2021, tres de cada cuatro hondureños serán pobres.

La información fue revelada durante el foro ‘Ilusionismo Económico, Modelos Extractivistas y #Covid19 en Honduras’. En el mismo se destaca que si bien la pandemia contribuye a este panorama, no es la principal causante pues los indicadores ya mostraban una desaceleración económica, donde macroeconómicamente todo parecía alentador, pero no se trasladaba al bolsillo de los hondureños.

El investigador del Fosdeh, Alejandro Kafati, indicó que el crecimiento económico de Honduras pasó de crecer 4.8% a 2.7% a finales de 2019, decrecimiento que fue acompañado por una reducción en los flujos de inversión extranjera directa, un incremento en el subempleo nacional pasando de un 56% en el 2018 a un 60.6% en el 2019.

“En pocas palabras decimos que 6 de cada 10 hondureños trabajando se encuentran subempleados, es decir que trabajan más de 36 horas y ganan menos de un salario mínimo. Es un empleo precario evidentemente y esto no genera condiciones necesarias para la atracción de inversión extranjera directa que genere valor agregado al país y crear ascensos sociales necesarios para mejorar las condiciones económicas y sociales de cada uno de los hogares hondureños”, expresó el economista.

Desmoronamiento económico y tributario

El investigador del Fosdeh declaró que a la clara desaceleración se suma el tema de la caída de los ingresos tributarios y el incremento del endeudamiento, en la cual el Congreso Nacional dio carta blanca a la Secretaría de Finanzas para contraer una deuda para 2020 y 2021 de hasta por 2,500 millones de dólares (cerca de 65 mil millones de lempiras), mediante el decreto No. 033-2020, sin ningún tipo de control que garantice el uso que se dará al mismo.

Antes de la pandemia, se estimaba por parte del Fosdeh que para el primer semestre del 2020 la deuda ascendía a cerca de 57.1% del Producto Interno Bruto (PIB) y esta deuda podría llegar al histórico a finales de 2020 del 66.9% del PIB. “Es decir podríamos endeudarnos en cerca de 15 mil 500 millones de dólares o su equivalente a 375 mil millones de lempiras. Un endeudamiento histórico que jamás ha tenido Honduras, al menos en la historia económica más moderna del país”, dijo Kafati.

Con la caída del ingreso tributario y el incremento de la deuda del país, sumado a la desaceleración que ya arrastraba Honduras, el Fosdeh junto a otros organismos como el Banco Mundial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Banco Central de Honduras, calculan que los escenarios muestran un decrecimiento en el mejor de los casos de -5.8% y en el peor de -8%.

Kafati ve claro que seguramente el decrecimiento en 2020 alcanzará el -8%, comparándolo con el conjunto de decrecimientos ocurridos en los últimos 60 años, y que incluyen la deuda de la década de los 80, la crisis energética de los 90, la crisis financiera del 2008 y 2009 y la crisis política electoral del 2017.

Desempleo hoy y mañana

En el tema de desempleo, Kafati especificó que a finales del 2019 se estimaba que cerca de 240 mil hondureños en edad productiva se encontraban desempleados, (6.4% de la población). Con la crisis sanitaria, desde Fosdeh estiman que a finales de 2020, el número de desempleados podría alcanzar cerca de 569 mil hondureños.

Sin embargo, en caso de prolongarse la crisis económica para el  2021, “Honduras podría alcanzar la cifra histórica de un millón cien mil hondureños desempleados, estamos hablando de cerca del 28% de la población ocupada”, especificó.

Lo que resultaría, según el investigador, en un retroceso social y de ingresos aún mayor en los hogares, y el posterior cierre de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) que son los más vulnerables a los choques económicos internos y externos.

Red sanitaria colapsada…  por dengue en 2019

El atisbo de la crisis sanitaria que se avecinaba ya había sido vislumbrada desde 2019, con la epidemia de dengue. Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) consultados por el Fosdeh, Honduras cerró  con más de 112 mil hondureños contagiados y cerca de 180 muertes a consecuencia del dengue.

El investigador del Fosdeh, Alejandro Kafati, externó “¿Qué queremos decir? Que desde antes de la llegada del Covid-19, el país se estaba postulando como el más vulnerable en temas sanitarios al no poder controlar una enfermedad del siglo XIX, como es el dengue en sus diferentes etapas y en sus diferentes clasificaciones”.

De igual forma, la tendencia continuó con la llegada del Covid-19 a Honduras, señala Kafati. Con más de 70 mil hondureños contagiados y cerca de 2 mil muertes “reportadas oficialmente”, la red sanitaria que ya estaba en precariedad colapsó con una ocupación por encima del 90%, sumado a la falta de una respuesta real que solventara la saturación en la red hospitalaria nacional, explicó Kafati.

Sin embargo, la llegada del Covid-19 no detuvo la expansión del dengue y ya para marzo de 2020, Paraguay y Honduras encabezaban el brote de dengue en Latinoamérica. En el caso específico de Honduras los primeros tres meses de 2020 ya reportaba cerca de 3,200 casos de dengue y al menos 3 hondureños fallecidos por esta enfermedad, señaló el investigador.

Por otra parte, “los hospitales móviles comprados, más allá de ser una solución se han presentado con un problema más de corrupción y de mal manejo y discrecionalidad por parte de las autoridades nacionales”, manifestó.

Lea también: Equipo en mal estado y que venció desde 2016, es parte de hospitales móviles de Invest-H

En respuesta a este panorama de decrecimiento económico, incremento del desempleo, caída de ingresos tributarios, sumado el alza de la deuda pública y con hospitales colapsados, el Fosdeh invita a todos los sectores económicos, sociales y políticos, a exigir una verdadera estrategia integral de fomento a la inversión que no esté basada en privilegios fiscales y en la que participen los ciudadanos.

Teniendo en cuenta este objetivo, el Fosdeh lanzó la Guía Ciudadana del Ciclo Presupuestario en Honduras en el que se explican temas que van desde la planeación del gasto, hasta la formulación, aprobación y ejecución del gasto, de forma que la población también ejerza ciudadanía a través de la vigilancia y participación en la gestión del Presupuesto General de la República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.