Dónde están las mujeres nacionalistas cuando deben exigir sus derechos

Compartir

Redacción: Viena Hernández

Tegucigalpa. – En 12 años que el Partido Nacional se impuso en el poder, se perdieron varias conquistas de la lucha feminista en favor de todas las mujeres, ascendió la exclusión, los femicidios aumentaron con vigorosidad y las luchas por los derechos de la mujer fueron ignoradas.

Actualmente, mujeres del Partido Nacional, como parte de la bancada nacionalista, realizaron un comunicado con varias exigencias, entre estas que la presidenta Xiomara Castro Sarmiento “tome las decisiones y las riendas del país y no sea su esposo José Manuel Zelaya Rosales”, frase que se ha mantenido como una campaña mediática desde la cúpula del Partido Nacional y medios de comunicación corporativos.

Sin embargo, las mujeres nacionalistas se han mantenido ausentes al momento de exigir iniciativas contundentes en beneficio de las mujeres, como ser: la ley de las casas refugio, la Ley Integral Contra las Violencias hacia las Mujeres, la despenalización de la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE), entre otras, las cuales quedaron rezagadas en los gobiernos de su partido.

Lea también: Mujeres de Honduras siguen esperando la aprobación de la PAE

Tampoco han exigido al gobierno que se pronuncie o implemente un plan de política de protección y seguridad, para contrarrestar la ola de femicidios que hasta el mes de junio se ha llevado más de 130 vidas de mujeres, ni ante el abuso sexual y las violaciones que sufren las mujeres y la niñez en Honduras.

La directora del Grupo de Sociedad Civil (GSC), Jessica Sánchez, dijo a Criterio.hn que, aunque tienen derecho a manifestarse, la otra cara de la moneda tiene que ver con la violencia de género, además parece más una campaña misógina repetitiva.

Lo anterior, quiere decir que manifestarse debería ser un acto en contra de todo tema que violente los derechos de las mujeres y para condenar todos los actos de discriminación y violencia, no solo los temas políticos partidarios.

“La misma intensidad de mi tono para denunciar que una mujer no está gobernando, debe ser el que uso para pronunciarme en contra de los femicidios”, ejemplificó Sánchez.

Lea también: Organismo internacional presenta “amicus curiae” para defender derechos de mujeres a interrumpir embarazo por 3 causales

PARTIDO NACIONAL MINIMIZÓ LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

Pese a que el Partido Nacional gozó de 12 años consecutivos en el poder tras el Golpe de Estado de 2009, estos, según analistas y diversos sectores, impulsaron más proyectos en beneficios de las cúpulas y grupos de poder que de beneficio para las mayorías y los grupos vulnerados. Las mujeres nacionalistas desaprovecharon ese tiempo para realizar diversas propuestas.

Durante el Congreso Nacional del gobierno del expresidente y extraditado por narcotráfico Juan Orlando Hernández, la exdiputada Doris Gutiérrez, presentó un proyecto de ley para prevenir y castigar el acoso sexual y callejero, así como sancionar las conductas de hostigamiento, intimidación y maltrato que acompañan esos delitos.

Sin embargo, el proyecto jamás pasó a ser parte de la agenda del Congreso Nacional y fue engavetado, es más, para algunos congresistas se convirtió en tema de burla y para otra parte simplemente otro tema para ignorar.

Lea también: Acoso callejero, la violencia que quita la tranquilidad de caminar con libertad a las mujeres

Sánchez comentó que las mujeres políticas de Libertad y Refundación (Libre) y del Partido Liberal, en su momento, participaron en varios trabajos para incorporar los derechos de la mujer dentro de las leyes.

Por el contrario, recordó que el exdiputado nacionalista Mario Pérez, eliminó la violencia intrafamiliar del Código Penal y en su lugar este se cambió a violencia contra las mujeres ocasional y habitual, manifestando que “no era lo mismo que le pegaran a una mujer cada sábado, que todos los sábados”.

No importa el color político, cuando se violentan los derechos se violentan los de todos y todas, y en cuanto a lo anterior las mujeres nacionalistas no se pronunciaron en defensa a las mujeres violentadas, guardando silencio en los últimos 12 años, pese a que estuvieron en el poder y siguiendo las máximas de los patriarcas del partido, recalcó Sanchez.

La otra perspectiva es que ante esta aparente campaña que se reproduce también en varios medios de comunicación corporativos, es que deben comprobar lo manifestado con argumentos sólidos cuando dejan entrever que Castro no es la figura que realmente ejerce desde la silla del Ejecutivo.

“En todo caso podemos hablar de un compartimento de decisiones dentro de una misma familia, quizás sí que la figura de Mel Zelaya opaca la de Xiomara y que eso no debería ser así”, mencionó Sánchez.

La incidencia de Manuel Zelaya en el gobierno de Castro se puede cuestionar, pero también el hecho de que los sectores más independientes, como ser las feministas, guardaban grandes expectativas desde el gobierno en apoyo a las mujeres, pero hasta ahora no se ve contundencia en las acciones del gobierno ante las exigencias, en realidad se mantiene el letargo y la opacidad en estos temas.

Lea también: “¡Volverá!”, la campaña mediática para manipular la opinión pública sobre juicio de JOH

Mujeres nacionalistas juzgan a Xiomara Castro, pero mantienen silencio cómplice ante atropellos a sus derechos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.