Directivos de periodistas reaccionan furiosos porque se les exige transparencia

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – La Junta Directiva del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) defendió la impunidad que les otorgó el Congreso Nacional para no rendir cuentas sobre cientos de millones de lempiras del ente de pensiones del gremio, atacando furiosos al diputado Rony Martínez que pidió su derogación.

Noticia Relacionada: Piden en Congreso derogar escudo de impunidad a directivos de periodistas

Martínez, quien es periodista presentó el jueves en el Congreso Nacional, un proyecto de ley dirigido a derogar el inconstitucional decreto 113-2019, aprobado en septiembre por diputados nacionalistas y del lado oscuro del Partido Liberal, que exime al Instituto de Previsión Social del Periodista (IPP) de la supervisión, vigilancia y control de sus operaciones administrativas.

Los dirigentes del CPH salieron a defender el escudo de impunidad del que gozan, un día después de que se reveló un estudio en el que se asegura que en Honduras anualmente se pierden al menos 65 mil millones de lempiras a causa de la corrupción, un proceso que no se frena debido a la impunidad imperante.

La cúpula del CPH presidida por Dagoberto Rodríguez Coello, en su cuenta de Twitter lanzó una serie de mensajes en los que describió la iniciativa de Martínez de “brutal ataque” y lo acusó de pretender “destruir” el ente de pensiones de los periodistas, cuando la iniciativa está dirigida únicamente a que haya transparencia en la administración de la institución.

“Si no hay nada que esconder – en el Instituto de Previsión Social del Periodista – cuál es el problema de someterse” a la auditoría de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), dijo Martínez en una intervención en un noticiero de televisión.

Los dirigentes del CPH se escudan en el Decreto 113-2019, que ratificó y amplió el Decreto 59-2000 que les aprobaron también diputados nacionalistas y liberales, para no rendir cuentas sobre las operaciones del ente de pensiones que ha administrado unos 500 millones de lempiras, sin que haya sido auditado por la CNBS, y de 1996, hacia atrás, por lo que fue la Superintendencia de Bancos del Banco Central de Honduras (BCH), desde que empezó a operar en 1987.

La iniciativa para derogar el escudo de impunidad a los directivos del CPH, que a su vez son dirigentes del ente de pensiones, es presentada después de que CRITERIO ha publicado casi 40 artículos en los que retrata episodios de despilfarro, desvío de fondos para beneficiar a su más importante ejecutivo, el cálculo ilegal de míseras pensiones y la existencia de un contrato en el que los afiliados recibirían como jubilación, únicamente el producto de sus cotizaciones personales.

                         ¿La transparencia destruirá al IPP?

Los dirigentes del CPH en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, afirman que la iniciativa del legislador del opositor partido Libre por el departamento de El Paraíso –dirigida a llevar la transparencia y rendición de cuentas– conducirá a la destrucción del ente de pensiones y se declararon en alerta.

“CPH condena enérgicamente que el diputado del @Partido Libre el señor @ronymartinezhn, presentador de noticias de @unetvhn, pretenda destruir el sistema de previsión social de los periodistas con iniciativa presentada en el @Congreso_HND. Nos declaramos en alerta ante brutal zarpazo”, dijeron los dirigentes gremiales en su cuenta.

Los directivos de los periodistas no explicaron por qué la transparencia y la rendición de cuentas conduciría a la destrucción del ente de pensiones, pero llamaron a sus afiliados a “denunciar este brutal ataque en contra de nuestro instituto de previsión”.

Dijeron que “denunciamos este ataque a la independencia periodística ante @CIDH y @EdisonLanza”, Relator Especial de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Rodríguez Coello, en declaraciones a un noticiero de televisión local, describió el proyecto de ley de Martínez como una intervención de las instituciones de Estado en los asuntos del CPH, pero obvió decir que si no es la CNBS, el organismo que audite al IPP, ¿qué institución fiscalizará las operaciones y velará por los derechos de los periodistas afiliados?

“No hay tal intervencionismo en el Colegio de Periodistas. Se trata de rendir cuentas de un ente de pensiones. Es evidente que no es un tema de libertad de expresión o de prensa, sino de transparencia”, dijo el periodista Gustavo Palencia a CRITERIO.

Martínez en su cuenta de Twitter, respondió a los dirigentes del CPH que “lo que pedimos es transparencia y que abran sus cuentas, el debate sobre este tema es importante y saludable para el @ColegioPeriodi1”.

Rodríguez Coello, en intervenciones en medios televisivos, reiteró su rechazo a la transparencia y a la rendición de cuentas en el ente de pensiones de los periodistas, asegurando que la iniciativa del legislador destruiría esa institución.

El presidente del CPH, que ha sido sancionado por el Instituto de Acceso a la Información Pública con dos multas por violar la ley de Transparencia al negarse a publicar información del ente de pensiones, dijo que dos periodistas jubiladas han demandado al IPP en los tribunales, alegando un cálculo arbitrario de sus pensiones.

“Ellas han querido torcerle el brazo al Colegio de Periodistas para que el Colegio de Periodistas de Honduras, les pague una pensión a la cual no tienen derecho”, dijo Rodríguez Coello, pero no explicó por qué no deja que sean los jueces los que decidan en su fallo quién tiene la razón.

Evidencias de operaciones irregulares

CRITERIO, en uno de los últimos artículos publicados sobre lo que ocurre en el ente de pensiones de los periodistas, reveló de manera documentada la compra en 2011 de un terreno en Tegucigalpa sobrevalorado en casi 3 millones de lempiras, operación en la que se involucraron miembros de la junta directiva y el gerente Nelson Omar Calderón.

La compra fue hecha al amigo y ex cuñado de Calderón, el periodista Miguel Aguilar, que lo compró por 8,550,000.00 lempiras y unos días después, lo vendió por 11,252,000.00 lempiras obteniendo una utilidad de 2,702,000.00 lempiras en unos cuantos días.

Aguilar es periodista de bajo perfil que ha trabajado en un canal de televisión, que no es conocido por disponer de recursos para realizar una compra de una propiedad por 8,252,000.00 lempiras, según referencias de colegas que le conocen.

El vendedor de la propiedad sobrevalorada en Tegucigalpa también obtuvo en 2009 con propiedades en Residencial Siboney en el kilómetro 7 de la carretara de Tegucigalpa hacia Santa Lucía—que previamente habían sido propiedad del gerente Calderón—préstamos por 3,356,000.00 lempiras y vendió en esa misma propiedad una vivienda por 1,981,000 lempiras a un periodista.

El excuñado y amigo cercano de Calderón encontró un nicho para la venta de residencias en el IPP y CRITERIO tiene documentada otra transacción de una vivienda por 2,000,000.00 de lempiras a una periodista en la selecta colonia San Ignacio de la capital.

Un comentario en “Directivos de periodistas reaccionan furiosos porque se les exige transparencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.