Desplazamiento forzado en Honduras: una emergencia invisibilizada

La crisis de desplazamiento forzado en Honduras es una realidad que ha sido relegada al olvido a nivel internacional, según el informe del Consejo Noruego para Refugiados (NRC)

A pesar de los esfuerzos locales y la promulgación de leyes, la falta de financiamiento y visibilidad impiden una respuesta efectiva, dejando a miles en condiciones de vulnerabilidad extrema.

Tegucigalpa, Honduras. – Honduras enfrenta una de las peores crisis humanitarias del mundo generada por el desplazamiento forzado, según el informe anual del Consejo Noruego para Refugiados (NRC).

Criterio.hn dialogó en exclusiva con el director de país, para el Norte de Centroamérica y México del Consejo Noruego para Refugiados (NRC), Ernesto Lorda y señaló que, a pesar de los esfuerzos locales, el país sufre una crisis de desplazamiento forzado que ha pasado inadvertido.

Según el último informe del NRC, el país ocupa el sexto lugar en la lista de crisis de desplazamiento más olvidadas a nivel mundial. Este informe evalúa 39 crisis globales basándose en tres criterios: la falta de financiamiento para respuestas humanitarias, la cobertura mediática internacional y la diplomacia para el reconocimiento de la crisis.

De interés: Honduras bajo la sombra del desplazamiento forzado: violencia y desalojos alimentan la crisis

FALTA DE FINANCIAMIENTO Y RESPUESTA HUMANITARIA

El primer criterio que el NRC utiliza para elaborar su lista es la falta de financiamiento para los planes de respuesta humanitaria.

En 2023, Honduras fue el país que menos financiamiento recibió a nivel mundial para estas iniciativas. Razón por la cual, de acuerdo con Ernesto Lorda, la falta de financiamiento hace que las personas víctimas de desplazamiento forzado “pase por una situación compleja”.

En ese sentido, remarcó que, a pesar de la clara necesidad de apoyo, la ayuda internacional ha sido insuficiente, dejando a miles de personas sin los recursos necesarios para enfrentar la situación.

Para el caso, el informe del CNR, refiere que, en 2023, el plan de respuesta humanitaria recaudó solo el 15% de los 280 millones de dólares necesarios, “lo que la convierte en la crisis más infrafinanciada”, señala el informe,

COBERTURA MEDIÁTICA Y RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

El segundo criterio que analiza el Consejo Noruego para Refugiados, es la falta de cobertura mediática internacional. Dado que la crisis en Honduras ha recibido poca atención de los medios globales, la falta de visibilidad y la escasez de fondos y apoyo internacional, son evidentes.

Por tanto, la falta de cobertura mediática internacional es uno de los principales obstáculos para enfrentar la crisis de desplazamiento forzado en Honduras.

En contraste, a nivel local, se han realizado esfuerzos significativos para dar visibilidad a esta crisis. Un ejemplo notable es la aprobación de la Ley para la Atención al Desplazamiento Interno en diciembre de 2022, que fue publicada en 2023.

Ernesto Lorda, director de país, para el Norte de Centroamérica y México del Consejo Noruego para Refugiados (NRC)

A Criterio, de Ernesto Lorda, dicha legislación, es pionera en la región, proporciona un marco jurídico esencial para abordar el desplazamiento interno y representa un avance importante en el reconocimiento y manejo de esta problemática.

Sin embargo, estos esfuerzos locales no han sido suficientes para compensar la falta de atención y apoyo internacional. La Ley para la Atención al Desplazamiento Interno, aunque innovadora, de acuerdo con las organizaciones defensoras de derechos humanos, carece de financiamiento además de la falta de atención especializada para atender a las víctimas del desplazamiento.

Lea: Desplazamiento forzado: la lucha silenciosa de las victimas por sobrevivir

DIPLOMACIA Y VISIBILIDAD INTERNACIONAL

El tercer criterio que roma en consideración el NRC, es la diplomacia y el reconocimiento internacional de la crisis del desplazamiento forzado.

“Vemos que, a pesar de los esfuerzos a nivel de niveles locales, no es lo que se cuantifica de llamar la atención hacia la situación que está ocurriendo, pues tampoco hubo mucho trabajo a nivel internacional”, lamentó Ernesto Lorda.

En consecuencia, la falta de financiamiento, la falta de visibilidad y apoyo diplomático han perpetuado la crisis del desplazamiento forzado, manteniéndola en el olvido a pesar de su gravedad.

Lea también: Niñez y mujeres son más vulnerables al desplazamiento forzado

CAUSAS DEL DESPLAZAMIENTO

La violencia generalizada, la presencia de grupos criminales y los choques climáticos son las principales causas del desplazamiento en Honduras, creando un panorama devastador para miles de personas. Grupos criminales, incluyendo pandillas y organizaciones de narcotráfico, ejercen un control violento en muchas comunidades, forzando a familias enteras a huir para salvar sus vidas.

Esta situación de violencia endémica se agrava con la vulnerabilidad del país ante los desastres naturales, como huracanes y sequías, que destruyen hogares y medios de vida, dejando a las personas sin otra opción que desplazarse.

En consecuencia, Ernesto Lorda, detalló que las estimaciones del Consejo Noruego para Refugiados en Honduras, al menos unas 47,000 personas han sido desplazadas debido a estos factores combinados, buscando refugio en zonas más seguras dentro del país.

La unidad de desplazamiento forzado del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh), refiere que entre 2009 y 2022, más de 10 mil personas se desplazaron a causa de la violencia en el país.

Respecto a las víctimas, el CNR, hace especial énfasis en las mujeres y la niñez. Honduras tiene la tasa más alta de femicidios en América Latina, El Observatorio de Igualdad de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), señala que la tasa de femicidios del país centroamericano es de seis por cada 100,000 habitantes.

La Comisión Interinstitucional para la Protección de las Personas Desplazadas Internamente por la Violencia (CIPPDV), señala que, de los 247,090 desplazados internos, el 55% son mujeres y el 43% son niñas y niños. Una cifra que puede ser mayor, ya que no hay estudios recientes sobre esta problemática que pasa invisibilizada.

Además, sólo en el 2023, el Conadeh, documentó al menos 1,700 denuncias de personas en riesgo y ser víctimas de desplazamiento forzado. De las cuales, el 62% de las victimas revelaron estar en riesgo, mientras que el 38% admitió que haber abandonado su lugar de residencia.

El CNR señala que, en 2023, casi un cuarto de millón de personas desplazadas necesitaba apoyo con alimentos, protección contra la violencia y otras necesidades básicas.

Ese mismo año, Además del desplazamiento interno, Honduras se convirtió en un corredor crucial para las personas migrantes de otros países que intentan llegar a México o Estados Unidos, con aproximadamente 850,000 personas cruzando el país en 2023.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.