Desarrollo Sostenible

Populismo

Por: Mario Cooper

Foto portada: Arqhys.com

Muchos de los retos que enfrentamos en este 2020, tales como el cambio climático, la escasez de agua y la desigualdad social, solo se pueden resolver desde una perspectiva global y promoviendo el desarrollo sostenible apostando al progreso social, el equilibrio medioambiental y el crecimiento económico.

Según la Escuela de Organización Industrial (EOI), el Desarrollo Sostenible, es aquel desarrollo que es capaz de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones.

Algunas de sus características son la promoción de la autosuficiencia regional, asegura que la actividad económica mejore la calidad de vida de todos y no sólo de unos pocos selectos, reconocimiento de la importancia de la naturaleza para el bienestar humano, uso de los recursos eficientemente, implantación de tecnologías limpias y restaura los ecosistemas dañados.

Actualmente la palabra ha tomado una gran notabilidad en el lenguaje político, económico y social a nivel nacional. Que, en palabras simples, se refiere a un prototipo de desarrollo que utiliza los recursos disponibles en el presente, sin comprometer su existencia en el futuro. Pero con el crecimiento demográfico, los estándares de consumo se incrementan, demandando cada vez un mayor número de bienes que provienen de los recursos naturales.

Sumando el impacto que producen al medio ambiente los procesos agrícolas e industriales. En muchos casos, al no realizarse de la forma correcta estas prácticas generan un deterioro de recursos vitales como el agua, los bosques y la tierra, los cuales se renuevan a un ritmo más lento del que son explotados. Todo ello tiene un impacto al ser humano y las medidas deben ser tomadas para afrontarlo de la mejor manera posible. Es aquí donde el concepto debe pasar de la teoría a la práctica.

Con base a lo anterior, es evidente que la sociedad actual demande que las organizaciones, Instituciones y compañías, reconozcan su capacidad de ocasionar serios impactos negativos sobre el medio ambiente, en sus dimensiones sociales, naturales y económicas; por lo cual deben ser totalmente responsables en la gestión de la actividad empresarial, pero actualmente esta responsabilidad se considera como un concepto normativo no obligatorio, sin la fuerza de la ley.

Según el informe 2019 presentado por la Fundación Bertelsmann juntamente con la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN), liderado por Suecia, Dinamarca y Finlandia a nivel mundial y por Chile a nivel regional, Honduras se sitúa en el puesto 105 de 162 países, siendo el segundo más bajo de Latinoamérica después de Guatemala en el puesto 121.

Tradicionalmente se mide a través de indicadores económicos y políticos ligados al proceso de mayor o menor crecimiento financiero y redistribución de la riqueza; asimismo vinculado con el nivel de industrialización, lo que determina la categorización de Honduras como país en vías de desarrollo. Asimismo, la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente reconoce que la pobreza es la mayor causa y efecto de los problemas ambientales.

Para Ahuitzol, actualmente los países en desarrollo no tienen satisfechas las necesidades básicas considerando la pobreza como endémica, como tampoco tienen la oportunidad de mejorar sus condiciones de vida. Esta situación hace a Honduras muy propenso a sufrir crisis humanitarias, económicas y ecológicas que afectan al desarrollo, es por esto por lo que los mínimos requerimientos para lograr un desarrollo sustentable es ofrecerles una mejor calidad de vida.

Sin embargo, por ser éste un inconveniente a nivel global no puede ser afrontado individualmente por los países, las políticas públicas que se implementen deben hallarse coordinadas multilateralmente, en este sentido, es significativo que se genere un liderazgo internacional de algún país o región, velando por el mejoramiento de la calidad de vida en toda actividad humana, utilizando para esto solamente lo necesario de los recursos naturales.

Un comentario en “Desarrollo Sostenible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.