Nación.|Noticias Destacadas

DESA pretende frenar lucha de las mujeres defensoras de los derechos humanos:CEM-H

Las mujeres defensoras de derechos humanos han mostrado su apoyo incondicional a Suyapa Martínez

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- El Centro de Estudios de la Mujer — Honduras (CEM-H), considera que el proceso civil iniciado contra Suyapa Martínez, pretende paralizar nuestra lucha y perseguir a las organizaciones y a defensores y defensoras de derechos humanos que alzan su voz para denunciar las injusticias a las que se enfrenta la población en un país con una debilitada institucionalidad.

Señalan que como organización feminista que defiende una vida libre de violencias para las mujeres y lucha por la libertad, jamás renunciarán a exigir justicia y a denunciar públicamente la impunidad que cobija los feminicidios y que su palabra será su herramienta de trabajo y la vida de sus compañeras asesinadas será su  fuerza para seguir luchando.

PRONUNCIAMIENTO

El Centro de Estudios de la Mujer — Honduras (CEM-H), organización feminista-con más de 30 años de lucha por la justicia, la equidad y los derechos humanos de las mujeres, ante la demanda interpuesta por la empresa Desarrollos Energéticos, S.A. (DESA), nos pronunciamos de la siguiente manera:

  1. Que el CEM-H ha venido fortaleciendo las capacidades de las mujeres hondureñas en derechos humanos e impulsando institucionalidad, políticas públicas y marco jurídico como la tipificación del delito de femicidio en el Código Penal en el 2014, y la apertura de la Unidad de Investigación de Muertes Violentas de Mujeres adscrita a la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) en el 2016. Hemos contribuido a la construcción de un movimiento de mujeres que continuamente demanda y exige condiciones de vida digna, libres de violencia, pobreza y discriminación
  2. A lo largo de nuestro quehacer institucional hemos tenido como principio, exigir el esclarecimiento de los más de 4,052 femicidios ocurridos en el país durante los últimos ocho años, y últimamente la fuerte exigencia por el esclarecimiento del crimen contra Margarita Murillo, lideresa campesina asesinada en el 2014 y la contundente exigencia para que se investigue y castigue a los responsables intelectuales y materiales del asesinato de la lideresa indígena feminista Berta Cáceres.
  3. Como organización promotora y defensora de los derechos de las mujeres hondureñas, la palabra ha sido y seguirá siendo nuestra herramienta para denunciar y evidenciar la indiferencia del Estado hondureño ante las violencias que viven las mujeres en el país.
  4. Consideramos que el proceso civil iniciado pretende paralizar nuestra lucha y perseguir a las organizaciones y a defensores y defensoras de derechos humanos que alzan su voz para denunciar las injusticias a las que se enfrenta la población en un país con una debilitada institucionalidad, lo cual provoca una ausencia en la garantía de los derechos fundamentales, como ser: el derecho a la vida, a la libre expresión, a una vida libre de violencias contra las mujeres y femicidios, la impunidad, el desalojo y despojo violento de territorios y bienes comunes de los pueblos indígenas, garífunas y campesino(a)s.

Como organización feminista que defiende una vida libre de violencias para las mujeres y lucha por la libertad, jamás renunciaremos a exigir justicia y a denunciar públicamente la impunidad que cobija los femicidios, nuestra palabra será nuestra herramienta de trabajo y la vida de nuestras compañeras asesinadas nuestra fuerza para seguir luchando.

Tegucigalpa, 21 de marzo de 2017

¡TRABAJANDO ENTRE MUJERES, TRANSFORMANDO LA VIDA! ¡POR EL DERECHO A DEFENDAR DERECHOS: JUSTICIA, JUSTICIA, JUSTICIA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.