Yani Rosenthal siente pesar por JOH

Dentro de un mes será segunda audiencia de extradición de JOH; seguirá en cuartel de la Policía

Compartir

Tegucigalpa. –  En su primera audiencia de extradición, alrededor de las 10:00 de la mañana, el expresidente y catalogado como capo de la droga por Estados Unidos, Juan Orlando Hernández, llegó sin las cadenas de pies y manos, sin chaleco antibalas, sin casco de protección y saludando a algunos de sus seguidores que, a fuera de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), realizaban disturbios desde temprano.

Hernández es señalado por el tráfico de 500 mil kilogramos de cocaína, tráfico de armas y conspiración para usar dispositivos destructivos, por la Corte del Distrito Sur de New York. El gobierno de Estados Unidos lo solicitó en extradición y la Corte Suprema de Justicia de Honduras nombró el lunes al magistrado Edwin Francisco Ortez Cruz, como juez natural para que conozca de este caso.

Cuando JOH, como se le conoce popularmente al expresidente hondureño, salió esta mañana de las instalaciones de la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE) de la Policía, se realizaron dos caravanas de seguridad, en una de estas iba la camioneta blindada que trasladó al extraditable. 

El exgobernante entró por la puerta alterna del edificio del Poder Judicial junto a varios policías, debido a la cantidad de opositores y simpatizantes de su partido que lo esperaban en el portón principal. Uno de los policías lo protegió de manera rigurosa e incluso le apartó las cámaras de los medios de comunicación a empujones para evitar se le acercarán.

La audiencia de información se desarrolló en la Sala Cuarta del Juzgado del Tribunal de Sentencia, ahí esperaba el equipo legal de Hernández que, en ese momento, conversaba y realizaba algunas llamadas.

En la sala de la audiencia, el juez natural nombrado por la CSJ, Edwin Francisco Ortez Cruz, leyó los cargos por los que Estados Unidos requiere a Hernández en extradición. En las instalaciones también había agentes de la Dirección Nacional Policial Antidrogas (DNPA).

Lea también: La cuantiosa fortuna de los Hernández-García, un potentado construido en doce años

Según explicó el portavoz del Poder Judicial, Carlos Silva, durante la audiencia de información se leyó el extenso documento remitido por el gobierno de Estados Unidos a su embajada en Tegucigalpa. De esa forma, las defensas conocieron el documento.

Lea también: Encadenado de pies y manos llevan a JOH a cuartel de la Policía y mañana iniciará audiencia de extradición

JOH SEGUIRÁ BAJO ARRESTO DE LA POLICÍA

En la primera conferencia de prensa, el jefe de comunicaciones del Poder Judicial, Melvin Duarte, dijo que los resultados de la audiencia de información se darían dentro de una hora y media, porque debían consumir sus alimentos del mediodía.

Duarte informó que la defensa de Hernández expuso los argumentos en cuanto a garantías de seguridad para Hernández.

Ante los cuestionamientos por la tardanza para dar información relevante sobre la audiencia, Duarte justificó que cada caso lleva su tiempo y se trata la resolución en detalle de acuerdo a lo establecido por el juez natural.

Duarte manifestó que Hernández cuenta con un equipo de defensa bastante sólido, y que el juez natural se retiró al mediodía junto a su equipo para conversar sobre la información brindada durante la audiencia.

Lea también: Legado de JOH en Honduras: narcotráfico, fraudes electorales y 500 mil kilogramos de cocaína en 18 años

EL 16 DE MARZO ES LA AUDIENCIA PARA ENTREGAR PRUEBAS

Por la tarde, la esposa de Hernández, Ana García, llegó a la sede de la CSJ, luego, antes de las 3:00 de la tarde, un contingente de policías ingresó a los predios, poniendo en aviso de que en minutos Hernández saldría de la audiencia.

A los pocos minutos, Melvin Duarte, hizo la segunda conferencia de prensa y expuso que la resolución del juez natural, Edwin Ortez, era que el exmandatario fuera trasladado nuevamente al cuartel de Fuerzas Especiales.

Como parte de todos los fundamentos de la Constitución y tratados de extradición con Estados Unidos de 1909, la Convención de Extradición de 1927 y los artículos de garantías individuales de los sometidos a procesos, entre otros, se estableció que el juzgado en primera instancia recopile los datos y elementos generales reclamados por el sometido a proceso.

El juez declaró que, según los expuesto por la defensa y el mismo Hernández, conscientes de los tratados mencionados, no puede haber una medida distinta a la detención, por lo que no aceptó la medida de arresto domiciliario peticionado, por el contrario, decretó detención provisional para garantizar que Hernández esté presente durante el procedimiento de extradición.

Por otra parte, solicitaron que Estados Unidos remita ante el juzgado las pruebas para extradición y los delitos relacionados a los cargos atribuidos a Hernández. La segunda audiencia será el miércoles 16 de marzo de 2022 a las 9:00 de la mañana para proceder a evacuar las pruebas.

Tapando su rostro, Hernández abandonó el edificio del Poder Judicial, y en caravana de seguridad regresó al comando de fuerzas especiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.