Demagogia y proselitismo es propuesta de ampliar cobertura del Seguro Social

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- Ante la propuesta del Gobierno de ampliar los servicios de seguridad social al sector informal, líderes sindicales creen que esto responde a una nueva campaña proselitista que se aprovecha del periodo electoral, para prometer medidas que económicamente son insostenibles.

Carlos H. Reyes, dirigente obrero dijo que en la ecuación hay dos elementos a considerar: el primero es la sostenibilidad de una ampliación de la cobertura y el segundo es el aprovechamiento electorero que los políticos ligados al Gobierno sacarán de ello.

Reyes pidió ser responsables con respecto a este tipo de propuestas, por otra parte dejó claro que ellos no están en contra de universalizar los servicios, pero que antes de aventurarse hay que hacer un análisis objetivo y realista.

La preocupación surge porque ampliar la seguridad social, tendría un incremento significativo del gasto operativo del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y por ahora el Gobierno ha dicho que el país tiene serios problemas en el ingreso financiero de cara al 2021.

“Nuestra preocupación es que una medida como estas, no sería sostenible por parte del Gobierno, el dinero no da, por ahora el IHSS funciona prácticamente por lo que los trabajadores aportan y hacer un cambio drástico en su rango de cobertura pondría el riesgo de la propia entidad”, enfatizó Carlos H. Reyes.

Reyes siguió argumentando: “nadie se va oponer a que la seguridad social sea universal, pero hay que ser objetivos y a nosotros nos parece que acá se trata de una campaña proselitista para ser usada por algunos grupos en detrimento de la seguridad social”.

El Estado anunció que por concepto de recaudación fiscal ha dejado de percibir entre un 20 y 25% de ingresos, este anuncio es interpretado por los sindicalistas como sinónimo de crisis y por ende de medidas que no dan para una apuesta de universalizar la seguridad social.

“No nos oponemos a la universalización, pero hay que recuperar primero todo lo robado en el IHSS, no se puede permitir que se emitan leyes como el empleo temporal y el abandono presupuestario al que se tiene sometida a la institución”, explicó el dirigente sindical.

Para Carlos H. Reyes, hay que tener cuidado con la demagogia de los políticos que buscan ganar las elecciones, pues en el marco de la pandemia también prometieron permanencia a los médicos y ahora los despiden.

“Todo eso es una grosería, prometer a los médicos permanencia y ahora los despiden, se suponía que les darían permanencia y no lo han hecho, esto crea más desconfianza en el país, tenemos un problema serio, la gente no cree lo que dice el presidente, se ha perdido la institucionalidad y el IHSS no es la excepción”, concluyó.

Por su parte el también dirigente sindical Daniel Durón, quien ha tenido una postura cercana al gobierno también opinó sobre el tema e incluso compartió varios elementos expresados por Reyes.

“Si se tomará una decisión de inclusión debe ser integral y sostenible, estaríamos de acuerdo a que se incluya a todos, pero hay que ver con objetividad si es sostenible o no”.

Según Durón y los datos que maneja la Central Unitaria de Trabajadores, el universo del sector informal es de aproximadamente 4.3 millones de personas, eso conforma un 70% del sector productivo obrero, es decir, que esta sería la cantidad de personas que se incluirían a la asistencia social.

“No se puede jugar con algo tan delicado como lo es el IHSS, hay que analizarlo de forma responsable, imagínese el 70% es de trabajadores informales, ese es el punto de partida que hay que tomar”, expuso Durón.

Daniel Durón dejó en claro que por ahora no hay un dato exacto sobre la cantidad presupuestaria que el Estado debe invertir para incluir a una demanda de más de 4.3 millones de personas. “No sabemos por ahora cuánto se debe requerir de dinero para iniciar a brindar salud a este sector, pero de entrada hablamos de más de 500 millones de lempiras y aun así no lograrían cubrir la alta demanda de trabajadores informales”.

Durón  es del criterio que hay estrategias para implementar esta medida, pero todas dependen de un Gobierno responsable y en el que sus finanzas sean sostenibles, situación que en el caso de Honduras no se cumple si se analiza de forma objetiva.

La propuesta del Gobierno está sobre la mesa, y serán los poderes Legislativos y Ejecutivo, los que darán forma a la misma en los próximos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.