David Romero es condenado por seis delitos de injurias

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Los Tribunales de Sentencia de Francisco Morazán condenaron al periodista David Romero Ellner por seis delitos de difamación constitutivos de injuria, por una querella promovida por Sonia Gálvez, esposa del fiscal general adjunto, Rigoberto Cuéllar.

David Romero Ellner a su salida de los tribunales de justicia.
David Romero Ellner, a su salida de los tribunales de justicia.

“Me declaro perseguido político por este gobierno corrupto de Juan Orlando Hernández”, expresó este viernes el director de Radio y TV Globo, tras escuchar la sentencia que le fue notificada por su abogado Darwin García.

El procurador informó que la Sala Tercera determinó que la individualización de la pena se celebrará el 6 de enero del próximo año, cuando se le podría imponer una pena de ocho años y cuatro meses de prisión.

García dijo que lastimosamente se emitió un fallo no jurídico con factores totalmente externos por lo que a su defendido se le declaró culpable y también se cercenó el derecho a la libertad de expresión.

En virtud de las anomalías anunció que procederá a impugnar la sentencia a través de un recurso de casación e incluso anunció que si persisten las anomalías recurrirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Al periodista también se le dictaron medidas cautelares que implican no acercarse y  evitar referirse de manera pública a Sonia Gálvez, lo que significa que el periodista no podrá mencionar su nombre ni cuando ejerza su labor como periodista. Asimismo fue absuelto por diez delitos de calumnias.

Los delitos por los cuales fue sentenciado el comunicador, no son conmutables.

Por su parte David Romero Ellener, dijo que la sentencia no lo agarró por sorpresa porque desde ya días conocía que ésta ya estaba preparada; no obstante advirtió que no cesará en su lucha por defender la verdad, “no nos vamos a quedar de brazos cruzados”.

“Esta lucha no es mía, es de todos ustedes, porque después los van a callar a ustedes, a los débiles”, dijo Romero Ellner mientras se dirigía a un amplio grupo de periodistas que lo entrevistaban.

El juicio contra Romero Ellner estuvo plagado de vicios desde un inicio, a tal grado que los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional decidieron no admitir los recursos interpuestos por su defensa, alegando violación a normas procesales y los vínculos que unen a los tres jueces que conocieron del caso con el vicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla.

Señalan a Bonilla de estar influenciado por el presidente Juan Hernández para que el director de Globo sea apresado, por denunciar el fraude contra el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) que supera los seis mil millones de lempiras.

En julio pasado el exjuez José Dimas Agüero Echenique denunció haber recibido presiones de Bonilla –acusado por abuso de autoridad– para que mandara a la cárcel al reconocido comunicador, aprovechando la denuncia interpuesta por Gálvez para silenciarlo.

La audiencia para dictar la sentencia contra el comunicador se desarrolló mientras los tribunales eran custodiados por un amplio cordón policial y militar, como nunca antes visto en Honduras ni cuándo se ha enjuiciado a los más peligrosos capos de la droga.

La Corte Suprema lució fuertemente custodiada por policías y militares.
La Corte Suprema lució fuertemente custodiada por policías y militares.

Romero Ellner recibió el respaldo de centenares de sus seguidores, líderes populares y dirigentes del Partido Libertad y Refundación (Libre) entre ellos diputados y diputadas y  la excandidata presidencial, Xiomara Castro de Zelaya, quienes lo esperaban en las afueras de los tribunales de justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.