Daños a red vial en Honduras por Eta e Iota amenazan producción de café

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. Tras el paso de Iota, quedó claro que las principales arterias viales de Honduras quedaron seriamente dañadas. Sin embargo, antes de que la mencionada tormenta tropical arribase a Honduras, decenas de comunidades del interior del país ya estaban incomunicadas por derrumbes, inundaciones, daños o destrucción de sus puentes provocados por el huracán Eta.

La temporada de corte de café está en pleno desarrollo desde el pasado mes de octubre hasta el mes de febrero de 2021 y con los daños provocados por los dos fenómenos atmosféricos se verá seriamente afectada para transportar el producto, además de la producción ya que las lluvias provocaron la caída del grano maduro y eso es pérdida para los caficultores.

Al 14 de noviembre, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) reportaba en su tercer informe “HONDURAS: Tormenta Tropical ETA”, que más de 103 mil personas permanecían incomunicadas en 69 comunidades. No identificó las regiones de residencia de estas poblaciones pero en mapas elaborados a partir de información de esta misma oficina y del Sistema Nacional de Información Territorial (SINIT) junto a la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) determinaba por departamentos algunos de los daños a la infraestructura vial causados por la tormenta.

Los caminos que conducen a las zonas cafetaleras están seriamente dañados

Por ejemplo, en El Paraíso reportó un total de 22 afectaciones en carreteras a la altura de Teupasenti (5), Trojes (4), Danlí (4), El Paraíso (6), San Antonio de Flores (1) y Liure (2). Asimismo, cinco puentes con daños; uno en Trojes y cuatro en Danlí. Este puente en Trojes que fue habilitado tras Eta, volvió a resultar con daños con Iota, quedando el municipio de Trojes incomunicado hasta el viernes 20 de noviembre.

El puente de Trojes es uno de varios puntos viales que fueron interrumpidos en El Paraíso por Eta y nuevamente por Iota, según expresó el caficultor Fredy Pastrana. “El sector café es uno de los rubros que también ha sido severamente afectado […] Tenemos municipios incomunicados en el departamento de El Paraíso, zonas que realmente… pues están desesperadas porque ya inició la cosecha y no se puede ni llegar a ver cómo están las fincas, mucho menos ingresar con cortadores y sacar el café”.

En Comayagua, otro departamento productor de café, el mapa identifica tres afectaciones en carreteras a la altura de Taulabé, La Libertad y La Mani; así como deslizamientos en los municipios antes mencionados más uno en Comayagua. Criterio.hn contactó al representante de la Asociación Hondureña de Productores de Café (Ahprocafé) en la zona, Wilmer Mendoza, para conocer si al igual que en El Paraíso tenían dificultades con la red vial.

Mendoza explicó que Eta, fue la principal responsable en la destrucción de la red vial en los municipios productores de café en Comayagua y que, si bien Iota no ayudó, estos daños fueron el resultado inicialmente del primer huracán.

Pesados árboles bloquean los caminos y carreteras

El dirigente cafetalero señaló que estiman que en Comayagua los daños ascienden a entre 20 y 30 mil quintales de café (un 10% de la cosecha prevista) que se perdieron a causa de los vendavales que provocaron la caída del grano; así como los deslizamientos que ocurrieron en las fincas. Sin embargo, señaló que la pérdida más significativa para el sector cafetalero ocurrió como consecuencia de daños y destrucción de las calles. “Creo que el Fondo Cafetero va a hacer una labor fuerte en el tema de rehabilitar por lo menos la parte cafetalera para poder garantizar que la cosecha pueda salir con un buen desarrollo porque si tenemos bastante afectación y hundimientos en las calles, eso es lo más fuerte que hemos tenido”.

Asimismo, identificó once zonas en el departamento de Comayagua cuyo acceso vial fue cortado ya sea por deslizamientos, el desbordamiento de ríos o daños en puentes. Un caso específico que mencionó fue el puente del río Churume que da acceso a nueve municipios (San Jerónimo, La Libertad, Lajas, Ojos de Agua, Esquías, San Luis, Minas de Oro y San José del Potrero) del noreste del departamento de Comayagua, de los cuales todos excepto uno son productores de café.

“Estamos sintiendo el impacto fuerte ya con el puente de Churume que estaba a punto de ceder y ahí están los daños”, declaró Mendoza. Además de este puente, Mendoza estableció que los deslizamientos son otro problema que mantiene incomunicados a otras zonas, incluso áreas en las que ya se había comenzado a trabajar para habilitar como en Río Negro donde maquinaria quedó atrapada al otro lado del río y a la que no han podido acceder aún. “Problemas como este se dieron a nivel de todas las zonas cafetaleras porque todas tienen las mismas condiciones: arriba de 10 mil metros, montañosa y eso pues nos ha afectado en todo el país”, concluyó Mendoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.