Damnificados denuncian abandono de Gobierno en albergues

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 

Tegucigalpa.- Población capitalina refugiada en albergues han denunciado abandono por parte del Gobierno, quien no les ha proporcionado alimentación y condiciones dignas para pasar la emergencia por el paso de la tormenta Iota.

La denuncia se dio en varios albergues del Distrito Central, por ejemplo en la colonia Betania, Las Brisas y Nueva Suyapa.

Los afectados han dicho que la alimentación se ha dado gracias a donaciones de organizaciones de asistencia social y no por parte del Gobierno o la Alcaldía.

Según los damnificados Caritas de Honduras e Iglesias son quienes han proporcionado alimentos, leche y pañales para menores y agua potable.

Además los afectados lamentaron que las condiciones de los albergues no son cómodas, dejando en evidencia el abandono del Gobierno.

Los centros de albergue con menores comodidades son los instalados en varias escuelas y colegios públicos, los que han servido como alternativa para que los afectados puedan salvar su vida ante derrumbes e inundaciones.

De acuerdo a la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), hay más de 700 albergues a nivel nacional, en los que aseguraron tienen condiciones de primera categoría para atender a la población afectada por las inundaciones.

Según el reporte de Copeco, los traslados de personas en riesgo se han dado desde el fin de semana y esperan continuar con la movilización de más personas afectadas por inundaciones que de forma preventiva no evacuaron sus viviendas, asimismo el Gobierno con bombos y platillos anunció inversiones millonarias en compra de comida y víveres, todo bajo la campaña: “no están solos”.

Entre tanto, el Comité de Emergencia Local de Distrito Central, dejó claro que han atendido a cada albergue de la capital pero enfatizó que lo están haciendo solo en los centros oficiales habilitados por las autoridades.

En declaraciones a medios de comunicación, Mario Reyes, director del Comité de Emergencia llamó a las personas que se encuentran en escuelas a que se trasladen a los albergues de la Villa Olímpica y otras zonas que tienen mejores condiciones y mayores comodidades.

Con respecto a la entrega de alimentos el funcionario argumentó que en los albergues oficiales no hace falta nada y que la gente debe trasladarse a esas zonas para respetar el orden establecido.

Finalmente Reyes se amparó en que la población que ha realizado este tipo de denuncias no ha querido moverse a pesar que la municipalidad ha puesto la logística de traslado a su disposición.

Hasta la fecha según el reporte de las autoridades hay más de 71 mil damnificados a nivel nacional, y la cifra puede ascender en la medida que el desbordamiento de ríos se intensifique en las zonas de alto riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.